Feeds:
Anotaciones
Comentarios

Pentax K-1

Pentax K-1
Después de muchos años de rumores, idas y venidas; por fin, el pasado mes de Febrero Pentax (Ahora adquirida por Ricoh) ha anunciado su primera réflex digital en el mercado; la Pentax K-1.
Incluye un sensor CMOS de 35,9 x 22 mm. (El mismo tamaño que los antiguos negativos de 35 mm.), de 36 Megapíxeles, un tamaño máximo de imagen de 7360 px x 4912 px.
Comparando el tamaño con la serie anterior; que no eran full-frames; la K-7 / K-5 / K-3, el tamaño no sale tan mal parado:
136,5 mm x 110 mm. x 85,5 mm. para la K-1 frente a 131,5 mm x 100 mm. x 77,5 mm. y una comparativa de pesos de 1010 gr. frente a 800 gr. Unas dimensiones muy contenidas para ser una full-frame.
En cuanto al resto de parámetros, supone un salto respecto a los modelos anteriores:
– ISO [100 – 204800].
– [1/8000 – 30 minutos], mismos valores que en la K-3.
– 6,5 fotografías por segundo, hasta un máximo de 100 a 15 MP. y 4,4 a máxima resolución frente a 8,3 fotografías por segundo y un máximo de 60 de la K-3 a 24 MP.
– Vídeo en alta resolución: 1920 x 1080 @ 60fps, idéntico a la K-5.
– Pantalla rotatoria trasera TFT de 3,2.
– 33 puntos de enfoque, contra los 27 de la K-5.
– Cuerpo sellado y tropicalizado para proteger a la cámara contra salpicaduras de agua, como viene siendo habitual en Pentax desde la k10D.
Además, al ser un cuerpo full frame, implica la aparición de nuevos objetivos, que esta vez se corresponden con la gama “D-FA”, pero eso será motivo de otra entrada.
¿La parte mala? Unos 2000 € el precio del cuerpo solo; así que ya toca empezar a ahorrar.

Pelikan M250 Negra

IMGP4549a
Navegando, navegando por ebay, a veces se encuentran buenas sorpresas; y mes pasado dí con una de ellas: Una Pelikan M250 a muy buen precio; así que tuve suerte y me la traje para casa, directamente desde Alemania.
El modelo M250, básicamente es el modelo M200, pero con un plumín de oro de 14 quilates, en lugar del plumín de acero.
Con una longitud de 12,1 cm., 12 mm. de diámetro y 1,2 ml. de capacidad en el depósito. Tiene un sistema de carba por émbolo, similar al de resto de plumas de la serie 400 / M400, M200.
Lo más interesante y que me sorprendió de esta unidad era su plumín F, y algo flexible; algo bastante escaso en esta pluma, que se fabricó después de 1997.

¡Elecciones!

Propaganda electoral
Otra vez elecciones, apenas 6 meses después de las últimas de diciembre, se repiten las elecciones generales para ver si se puede sacar al país de la situación de bloqueo en la que se encuentra por falta de diálogo y acuerdo entre los principales partidos políticos.
Así que a esperar, a ver quien conseguimos que forme gobierno en los próximos meses, para traer la tan necesitada estabilidad que ya necesita el país.

El Fin del Milenio

El Fin del Milenio
La semana pasada estuve leyéndome “El Fin del Milenio”, un libro publicado en 1992 por la Editorial Planeta, que recoge cinco relatos de otros tantos autores españoles: Juan Eslava Galán, Juan Marsé, Álvaro Pombo, Soledad Puértolas y Javier Tomeo.
El primer retalo es el de Juan Eslava Galán: “Manuscrito encontrado en el desván; unas anotaciones manuscritas relacionadas con las fantasías de un restaurador con una monja beatificada.
El segundo es “La Liga Roja en el Muslo Moreno” de Juan Marsé, también sobre las fantasías de una mujer en su casa
El tercero es “El Pésame” de Álvaro Pombo, un relato sobre un amigo que va a dar el pésame al viudo de una mujer con la que tuvo una relación en su juventud, que no discurre muy bien que digamos.
El Cuarto es “Camino de Houmt Souk” de Soledad Puértolas, una joven soltera, que viaja hasta una isla de Túnez de vacaciones, acompañada por un amigo, donde tiene ocasión de conocer a un barcelonés divorciado que viaja con sus hijos, integrarse con la población local y oportunidad de conocer las leyendas de la isla.
Y por último, El Artefacto de Javier Tormeo, el atormentado relato de un joven físico, en las manos de la inquisición, que asegura disponer de un artefacto volador, al que se pone el Tribunal.
Una entretenida colección de relatos, y buena ocasión para descubrir nuevas firmas y estilos de escritura. Corto y ameno, cada cuento se puede leer en un ratillo; generando desde numerosas sonrisas el relato de Juan Eslava, el desasosiego del Pésame o las ganas de descubrir los detalles del relato desarrollado en Túnez.

Grand Canyon AL SLX 8.9

Grand Canyon AL SLX 8.9
Después de casi 7 años con mi primera bicicleta de montaña “serie”, la BH Expert 7.5 que compré en el 2009, había llegado la hora de cambiar de bicicleta, a raíz de alguna caída y con la llegada de las nuevas bicicletas de 29, era momento de comprar una mejor equipada y con ruedas de mayor diámetro.
Viendo el buen resultado que he tenido con la Canyon de carretera, y que no encontraba ningún modelo en el mercado que incluyese el mismo equipamiento por los precios que ofrecía Canyon finalmente me decanté por un modelo del fabricante alemán: La Grand Canyon AL SLX 8.9.
El modelo en cuestión tiene un cuadro de aluminio, va montada todo en Shimano XT (incluyendo los frenos que es donde los fabricantes más suelen escatimar), dos coronas, 36/26 y 11 piñones: 40/11; en la página web de Canyon se pueden ver todos los detalles: Ruedas DT Swiss X1900 Spline; talla M y un peso total de 10,8 kg., a los que hay que sumar los pedales (Shimano XT) y el portabotes.
Los trámites como la otra vez; aunque esta vez el tiempo de espera ha sido algo mayor (Creo que últimamente han incrementado muchos sus ventas e incluso han tenido que incrementar sus instalaciones para aumentar su capacidad de montaje). La solicité por Internet, donde personalicé el color (estaba disponible en negro mate o en azul), elegí la talla y lancé el pedido junto con los accesorios (pedales, portabotes, botes, etc.). El tiempo de espera de 6 semanas; y aunque recomendaban pagar 2 semanas antes del envío, yo pagué al poco de lanzar el pedido.
Llegó en una caja, con las ruedas y el manillar desmontado, un libro de instrucciones muy gordo, siendo el montaje muy sencillo; aunque una de las cosas que más me sorprendió fueron los bujes: pasantes; diferentes a los tradicionales de toda la vida.
Y las primeras sensaciones con la bicicleta inmejorables, pero eso será otra entrada.

Esencia de Mujer

Esencia de mujer
Después de los consejos cinematográficos que Roberto nos dio en la boda de Jesús, me llevé deberes a casa para ir viendo algunas películas. La primera que he elegido ha sido “Esencia de Mujer“, una película de 1992, dirigida por Martin Brest y protgaonizada por Al Pacino y Chris O’Donnell.
Chris O’Donnell es Charlie Simms, un joven de pocos recursos económicos que se encuentra estudiando becado el preuniversitario en un prestigioso (y caro) instituto estadounidense. Intenta sacarse un dinerillo extra los fines de semana haciendo trabajos esporádicos. Antes del puente de la fiesta de Acción de Gracias, presencia como unos compañeros (intocables debido a su status social) suyos montan una broma pesada al director del centro.
Presionado para testificar contra sus compañeros después del puente, se va a acompañar a un hombre de mediana edad, el teniente coronel retirado Frank Slade, ciego y amargado, para cuidarlo durante todo el fin de semana. Sin embargo lo que no sabía es que Frank le tenía preparado un buen puente: Un viaje a Nueva York para comer con su hermano, y disfrutar de todo: limusinas, hoteles lujosos, caros restaurantes y mujeres. Charlie se queda sorprendido ante tal despliegue de medios, y poco a poco se van sincerando el uno con el otro, uno con pocas ganas de vivir y todo vivido; el otro sin experiencia en la vida y con ganas de vivir. Poco a poco uno va descubriendo del otro lo que le falta; experiencia en la vida frente a ganas de vivir; y que tendrán muchas ocasiones de ponerlas en práctica.
Una interesante película, sobre la amistad, los principios e incluso sobre la propia vida, y nunca darse por vencida, en el que siempre se puede aplicar el dicho que más sabe el demonio por viejo que por demonio.

Siguiente »