Feeds:
Anotaciones
Comentarios

Despedida de Ricardo y Paco

P9284130
Después de algún tiempo con nosotros, con el fin del mes, dos compañeros de Valeo dejaron el Departamento de Electrónica, para continuar con su formación en otros sitios; así que el jueves por la noche nos juntamos en el Pinar para despedir a Ricardo y Paco, darles algunos regalillos y desearle mucha suerte en su nueva andadura.
¡Buena suerte!

Corazón tan Blanco

Scan-170829-0003
25 años ha cumplido ya esta novela, “Corazón tan Blanco”, que lanzó a la fama a Javier Marías; el hijo de Julián Marías:
Una historia narrrada de una peculiar forma; sobre las vivencias de Juan Ranz, un traductor profesional de la ONU, que se encarga de contarnos en sucesivos capítulos diferentes etapas de su vida propia y la de su padre; así conocemos cómo conoció a su mujer, como llegó a casarse con ella y el miedo al fracaso después del paso de su luna de miel por La Habana, donde lo confunden con otra persona.
Casi más interesante es la historia del padre de su padre, un conservador de arte, que comenzó su carrera en el Prado y muy bien relacionado en el mundo del arte donde ha hecho una considerable fortuna; aunque nunca ha hablado con su hijo de las dos veces que enviudó antes de poder casarse con la que sería la madre de su hijo.
Todo un clásico moderno, interesante y atrayente desde la primera página; que lo convierte en indispensable dentro de la literatura española actual.

El Bar

El BAr
Una de las películas estrenadas este año ha sido la nueva de Alex de la Iglesia (conocido entre otras por Las brujas de Zugarramurdi o El Día de la Bestia).
Fiel a los protagonistas de sus últimas películas, en El Bar, tenemos a Blanca Suárez es Elena, una chica pija de Madrid que por error acude a un bar de barrio de Madrid regentado por Terele Pavez (Amparo) y donde trabaja Secun de la Rosa (Sátur) a tomar un café mientras hace tiempo para una cita a ciegas que ha conseguido por Internet y que se encarga de comentar con una amiga por el móvil. Allí hay otros parroquianos como Carmen Machi (Trini), una ludópata, Jaime Ordóñez (Israel), un vagabundo que entra a tomar algo caliente de vez en cuando y clientes del bar, Joaquín Climet (Andrés), un ex-policía, Alejandro Awada (Sergio), un viajante de lencería y Mario Casas (Nacho), un informático “nerd“.
Todo se complica cuando salen un par de clientes del bar y son abatidos por un francotirador en la puerta del bar; durante unos minutos se quedan encerrados en el bar al más propio estilo de “El Ángel Exterminador“, de Buñuel, hasta que algunas pistas comienzan a iluminarlos: encuentran un cadáver en los baños, del que averiguan que era un militar y que posiblemente ha estado en contacto con una peligrosa enfermedad similar al ébola; si bien tiene algunas vacunas.
Empieza poco a poco una paranoia entre todos los afectados por intentar sobrevivir sin saber muy bien cómo, y sobre todo aflora lo peor de cada uno para asegurar su propia supervivencia, sin tener en cuenta las posibles amenazas que pueden recibir desde fuera para intentar controlar una posible epidemia fatal.
Una película entretenida, no apta para escrupulosos o amantes de la limpieza, desarrollándose en una atmósfera cada vez más y más opresiva.

La Presa más antigua de España

Presa de Proserpina
El otro día mientras veía una etapa de la Vuelta a España que discurría cerca de la localidad alicantina de Tibi, el comentarista afirmó estar circulando en las inmediaciones de la presa más antigua de España.
Inmediatamente me saltó la alarma puesto que pensaba que ésta era la Presa de Proserpina, en Mérida, contruída en tiempos romanos, lo que le da una antigüedad cercana a los 2000 años.
Así que me puse a investigar, y efectivamente, en las cercanías de Mérida existen dos presas de época romana, la de Proserpina, así como la de Cornalvo, ambas de una construcción similar, pequeños diques, de 500 metros de longitud y 20 de altura para la primera y 220 m y 21 m. de altura para la segunda; contruída la de Proserpina en el siglo I y la de Cornalvo en el siglo II.
Sin embargo el embalse de Tibi se comenzó a construir en 1580, durante el Reinado de Felipe II, lo cual le da una antigüedad de más de 4 siglos, siendo además una obra más compleja al ser ya una Presa de Arco, de un diseño y construcción muy similar a cualquier presa actual. Cerca, en la ciudad de Almsna, ya en la Mancha se encuentra la Presa de Almansa, una presa también construída en tiempos de Felipe II, dos años más antigua que la de Tibi, pero contemporánea en todos sus aspectos.
Si los romanos eran unos excelentes ingenieros, viendo estas obras, que 4 siglos después siguen cumpliendo su función, sólo me ocurre decir que los españoles hemos heredado parte de esos conocimientos y hemos sido capaces de construir unas grandísimas obras de ingeniería que desafían al tiempo. 4 presas, dos de los siglos I y II, y otras dos del siglo XVI. De lo que es capaz el hombre.
Presa de Tibi

Las Puertas de Anubis

Scan-170829-0006
Las Puertas de Anubis es una novela de 1983 del escritor estadounidense de ciencia ficción Tim Powers, ganador del premio Philip K. Dick, y perteneciente también al círculo del famoso escritor de ciencia ficción cuyo premio recibió.
Quizás esta sea la novela más conocida del autor, publicada inicialmente por Martínez Roca, y reeditado recientemente por Gigamesh.
A principios del siglo XIX, un sacerdote de la religión del antiguo Egipto invoca a una serie de dioses egipcios para intentar conseguir expulsar a los ingleses de Egipto, sin embargo no salió como esperaba y como efecto colateral creó una serie de agujeros de gusano en el continuo tiempo.
En la época actual (principios de la década de los 80, cuando la novela fue escrita) un empresario, Darrow los descubre y decide montar un negocio, transportar a gente al siglo XIX para escuchar una conferencia de Coleridge, por lo que llama a un experto en este autor, Doyle, que viaja con el grupo.
Perfectamente vestidos y equipados para no llamar la atención llegan al Londres de 1810 para asistir a la conferencia prevista; aunque a la vuelta, Doyle es secuestrado por unos gitanos a las órdenes de Doctor Romany, un sacerdote siervo de los que organizaron la maldiciendo inicial; para conseguir información de que ha pasado para que aparezca un grupo de visitantes inesperados.
Doyle consigue escaparse, pero sin un penique en el bolsillo y completamente fuera de lugar en Londres, le cuesta abrirse un camino. No obstante conoce a un payaso que coordina una red de mendigos, Horrabin que intenta captarlo, para luego intentar capturarlo siguiendo órdenes de Romany.
Muchos problemas y aventuras tendrá que enfrentarse Doyle: la captura de un hombre lobo que ocupa cuerpos a voluntad hasta que los destruye para pasarse al siguiente (magia relacionada con este grupo de sacerdotes egipcios) un viaje momentáneo al siglo XVII en busca de sus enemigos; así como un complot para asesinar al rey Jorge III, en el que está involucrado el mismísimo Lord Byron, a través de una copia que obtuvieron de él en Grecia mediante la famosa magia egipcia.
Una novela con una historia interesante, plagada de magia, y hechos sobrenaturales, que para ello es ciencia ficción, pero que sin embargo la prosa no me llegó a enganchar como otras obras.

Arsénico por Compasión

Arsénico Por Compasión
La semana pasada aproveché un rato libre para ver “Arsénico por Compasión“, una película clásica protagonizada por Cary Grant y estrenada en 1944 (hace ya 73 años…), dirigida por Frank Capra y basada en la obra de teatro homónima.
Mortimer Brewster (Cary Grant), es un famoso periodista, muy conocido por sus artículos incendiarios contra el matrimonio; sin embargo contemplamos como al empezar la película se casa con Elaine (Priscilla Lane), y antes de comenzar su luna de miel, Mortimer decide pasar por casa de sus bondadosas tías para ponerlas al día, mientras Elaine hace lo propio con su padre, pastor protestante. Sin embargo todo se complicado cuando Mortimer encuentra un cadáver en un arcón. Sus tías le explican, tras las preceptivas visitas de numerosos vecinos que acuden a casa de las caritativas y generosas hermanas, que han matado al pobre anciano, de forma caritativa, porque se encontraba sólo y les daba pena. Mortimer queda sorprendido, y antes de que sale un escándalo, intenta solucionarlo de forma discreta, aprovechándose de su hermano Teddy, un perturbado que se cree Theodore Roosevelt, cargando como en las Lomas de San Juan y cavando el Canal de Panamá en el sótano; momento que se complica con la llegada del hermano de Mortimer, un ex-convicto que llega acompañado de un médico de procedencia dudosa.
Una divertida comedia, de inspiración teatral, con casi 75 años a sus espaldas, pero que te hará reir como pocas películas actuales.

Siguiente »