Feeds:
Anotaciones
Comentarios

Puerto del Embrujo en Motril

P7148808
Este pasado domingo fue la etapa extraordinaria del C. C. Tosiria, al igual que el año pasado fuimos a Motril, en la provincia de Granada; pero cambiando el puerto que subimos; en vez de subir la Carretera de la Cabra, este año subimos el Puerto del Embrujo.
A las 5:30 ya estaba cargando la bicicleta en el autobús de Rivera, pasamos por Torredonjimeno; recogimos al resto de la plantilla del Club y salimos para Granada. Llegamos hasta el pantano de Quentar, en Vélez de Benaudalla para empezar la marcha; nos dejamos caer hasta Motril, pasando por el pueblo; y tras cruzar por el puerto, seguimos hasta salir del pueblo y coger la carretera de montaña que lleva hasta Castell de Ferro por el interior (no por la costa) y luego desviarnos por la carretera de Lújar, en cuya cima hay algunos aerogeneradores y una base militar. Un puertecillo de 13 km. que subimos en una hora. Desde allí bajamos hasta Castell de Ferro y una vez allí cogimos la carretera de la costa para llegar hasta Salobreña; pasando por los pueblos de Torrenueva, la Mamola, Motril y Almuñécar; la antigua nacional 340, con unas bellas vistas de los acantilados y las playas de la zona; aunque hacía un viento bastante desagradable.
Llegamos a la hora de la cerveza y terminamos directamente en el chiringuito de la playa donde íbamos a comer; así que nos arreglamos porque la mar estaba picada como para poder bañarse.
Y luego una opípara comida, con productos de la tierra antes de volvernos para la 7 de la tarde para la casa.

First Man

Cartel de la película.
Aprovechando un viaje, he estado viendo «First Man», una pequeña película biográfica del año 2018 dedicada a Neil Armstrong, el que fue primer hombre en pisar la Luna.
Protagonizada por Ryan Gosling en el papel de Neil; y dirigida por Damien Chazelle; comienza con un Armstrong piloto civil de pruebas de aviones supersónicos y suborbitales dentro de la NASA; al poco pierde a su hija; pero la presión que tiene en el trabajo y el que le quieran cortarle las alas, le hacen tomar la decisión de intentar pasar la selección para astronautas; siendo elegido como piloto / astronauta dentro del programa Gemini, la antesala del programa Apolo; el primero para aprender las tecnologías que necesitarían para ir a la Luna; ahí vemos la sucesión de diferentes misiones, la Gémini 8, el incendió del Apolo 1, la presentación del cohete de Von Braun (el Saturno V) y la llegada del bocazas de Buzz Aldrin; culminando en el año 1969 con el tan merecido premio de ser el primer hombre en la Luna.
Una película entretenida, dentro del género de películas espaciales; aunque personalmente me quedo con «Apolo XIII» y con «El Marciano«. Para gustos, colores.

Llanos del Sotillo – Arjonilla

P7078731
El pasado domingo 7 fue la etapa ordinaria del C. C. Tosiria de la temporada 2019; Torredonjimeno – Andújar – Llanos del Sotillo – Arjonilla y vuelta.
Con la llegada del calor, llega también el nuevo horario de verano, saliendo ya a las 8 de la mañana; haciendo que al menos los marteños tuviéramos preparados las bicicletas a las 7:30.
El camino hasta Andújar es sencillo, casi todo bajada salvo la subida de Arjona, para luego desde Andújar cruzar la autovía A-4 tras pasar la pedanía de Llanos del Sotillo y subir por algunos tramos de la antigua nacional cuarta hasta Arjonilla, donde hicimos la parada de avituallamiento; para volvernos deshaciendo el camino por Arjona, Escañuela, Pilar de Moya y Torredonjimeno finalmente.
Al final, 110 km. en 4,5 horas, con 1100 metros de desnivel y 2200 kilocalorías gastadas. Un buen ejercicio para el verano que llega.

Pequeñas Infamias

Portada del libro.
Está semana terminé de leerme «Pequeñas Infamias», el libro que en 1998 le valió a Carmen Posadas el Premio Planeta, justo un año después del de Juan Manuel de Prada, tenía ganas de leer algo de esta autora después de ver un par de entrevistas en la tele. Nacida en Uruguay, fue esposa del gobernador del Banco de España, Mariano Rubio.
La novela narra la muerte en extrañas circunstancias, congelado en una cámara frigorífica de un cocinero, Néstor Chaffino, un cocinero y pequeño empresario argentino y radicado en España. Desde ahí la historia es un viaje hacia atrás, para ver las conexiones del resto de personajes con el fiambre: los dueños de la casa, el matrimonio Teldi, unos argentinos, donde el marido hizo dinero primero como traficante con una avioneta que luego colaboró con los militares, y que terminó de redondear su fortuna como tratante de arte. Su esposa, Adela, tiene una aventura con Carlos García, un camarero que trabaja en la empresa de Néstor, plantilla que es completada por Chloe, una muchacha adinerada que abandonó su familia y rebelde desde la muerte de su hermano y Karol, un culturista checo, novio de Chloe y también camarero en la empresa de Néstor.
Serafín Tous es un amigo español del matrimonio Teldi que viudo, guarda un secreto en lo más profundo de su alma que lo atormenta. Todos tienen de una forma u otra pequeños secretos que conoce Néstor. La novela desgrana poco a poco las relaciones y la historia de cada personaje y su relación con Néstor.
Una novela entretenida, amena y ligera, aunque la verdad esperaba algo más de la autora de esta novela que le dio el Premio Planeta y consagrada por tantas novelas y la crítica. Tendremos que darle otra oportunidad.

Camagüey

P2061026
Una de las ciudades que aún me faltaban por visitar en Cuba (y aún son muchas) era la de Camagüey; la tercera ciudad de la isla, empatada, más o menos con Holguín y la considerada capital de la antigua provincia «central» de la Isla de Cuba.
Cogimos el coche temprano desde Holguín y en poco más de tres horas por la carretera central llegamos hasta Camagüey, después de pasar por Las Tunas.
Aparcamos cerca de la Iglesia de la Caridad, cerca de la carretera central (el aparcamiento no suele ser un problema en Cuba), y desde allí nos fuimos dando un paseo.
Lo primero que me llamó la atención fueron las casas que regalo el jabón «el Candado», hace ya muchísimos años, cuando el juego y los sorteos estaban permitidos en Cuba.
Desde allí llegamos hasta el punto donde la Carretera Central describe una curva y se entra al casco antiguo de la ciudad propiamente dicho. Justo antes un impresionante instituto de principios del siglo XX, marca el cambio de barrio. Enfrente, en una pequeña rotonda hay un monolito que conmemora la llegada del vuelo de Barberán y Collar; entre Sevilla y Camagüey en 1933; emplearon 39 horas para cubrir el vuelo.
Cruzando la carretera se entra ya en el casco antiguo de la ciudad, edificios coloniales y de principio del siglo XX se van entremezclando en sus calles, hasta llegar a algunas avenidas, donde aún quedan las vías del antiguo tranvía que tuvo la ciudad, símbolo de su tamaño y buena economía.
Tiendas, paladares, heladerías, llenan el centro de la bulliciosa ciudad, hasta llegar a la plaza principal donde está la casa natal de Ignacio Agramonte; uno de los líderes mambises de las revueltas contra España de 1868. Allí también está la oficina central de Correos y una iglesia. No lejos de allí, en una calle trasera encontramos un paladar que nos convenció para comer, el mesón del Príncipe, en la calle Astillero 7; donde pudimos disfrutar de una rica comida criolla.
Después de dar una vuelta por la ciudad fuimos a parar a la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen, donde hay unos merenderos y unas estatuas para los turistas.
Volviendo hacía el coche, pasamos por una antigua casa señorial, convertida ahora en casa museo, antes de volver a cruzar a la ciudad moderna, buscando el coche para volver a Holguín, en un viaje que se manifestaría algo accidentado por un fusible locuelo.
Camagüey, la antigua Puerto Príncipe, una de las antiguas ciudades con solera de la isla de Cuba, con un rico patrimonio de casco antiguo, iglesias españolas. La ciudad de los tinajones. Ideal para una visita.

Domótica y ahorro energético

Blog
Casi sin hacer ruido, la domótica se ha ido instalando progresivamente en nuestros hogares. Y lo ha hecho para quedarse. Pensaba en esto el otro día cuando estuve ojeando en la sección de hogar de un centro comercial. Fue entonces cuando me di cuenta en las novedades que había en la sección de hogar. Siempre he sido un gran apasionado de las tecnologías, y lo cierto es que me gusta estar al tanto de todo lo que sale al mercado el Electrónica e Informática sobre todo.
Reconozco que nunca he tenido demasiada prisa en instalar la domótica en mi hogar, pero después de ver la infinidad de aparatos que vendían en la tienda, no puede evitar informarme más sobre el tema. Eché mano de Google y comencé a leer a buscar más información; así descubrí que sus beneficios van más allá de la mera automatización de nuestra vivienda. En efecto, el gran avance de los sistemas domóticos es la posibilidad de realizar un consumo más eficiente de la energía de nuestro hogar, lo que a la postre se traduce en una reducción de la factura de la luz. De hecho, gracias a esta tecnología el ahorro puede ser de hasta un 25%. Nada mal, ciertamente. Además, es una forma de cuidar el medio ambiente.

¿Qué tarifa de luz contratar?

En cualquier caso, además de las novedades que había en el sector y sus posibilidades, quería cerciorarme además de que si verdaderamente se podía hablar en la tarifa de la luz. Así, resolví llamar a mi compañía de electricidad, que me confirmó que lógicamente si instalas una tecnología en casa que reduce tu consumo eléctrico, obviamente vas a pagar menos en tu factura de la luz. Asimismo remarcó que de nada sirve la más alta tecnología si después la el contrato de luz acorde a mis necesidades. En efecto, si tengo contratada una tarifa con discriminación horaria y necesito la luz en las horas más caras, por muy poco que consuma al final esos kWs siguen teniendo un precio más alto. En estos casos, por ejemplo, convendría una tarifa estable, con un precio fijo por kWh en todo momento y en toda condición. Me aseguró, en cualquier caso, que si tengo dudas sobre qué tarifa contratar, lo mejor es echar un vistazo a todas las tarifas de luz y gas en España: http://agua2013.es/
Igualmente la persona que me atendió hizo bien en recordarme que otra estrategia para ahorrar dinero en la tarifa de luz y gas es, en caso de mudanza, optar por un cambio en la titularidad de la persona responsable de pagar el suministro ya que cambiar el titular de la luz y del gas es gratuito mientras que si das de baja la luz la siguiente persona que entre en tu vivienda o local tendrá que efectuar el alta del suministro, que tiene un coste.

Las ventajas

En cualquier caso, ¿cómo es posible que, con más aparatos eléctricos en el hogar, se logre ahorrar?. Pues resulta que se puede conseguir gracias a una mayor adaptabilidad de los sistemas de iluminación. Por ejemplo, puedes instalar un sistema que permita que se enciendan las luces de forma automática cuando entras en la habitación o que las bombillas reduzcan su luminosidad cuando ya entra luz natural por la ventana. También se puede conseguir un ahorro energético con persianas automáticas que se bajan para que no entre tanto calor, de manera que no haya necesidad de utilizar el aire acondicionado.
Otro punto a favor de los sistemas domóticos es que se pueden controlar a través del teléfono móvil. De hecho, esto último me parece una idea maravillosa, ya que permite controlar tu casa a kilómetros de distancia. ¿No sería genial llegar a casa después de un viaje y encontrarte tu vivienda a la temperatura adecuada. Con esta tecnología puedes hacerlo perfectamente. ¡También incluso puedes ejercer el control con tu propia voz, lo que al final es muy cómodo y aún más rápido! Desde luego, es tanto lo que nos espera por venir, que necesitaríamos más artículos; no obstante, si necesitas saber más, puedes pinchar aquí para más información.

Siguiente »