Feeds:
Anotaciones
Comentarios

Martos ya tiene su Burger King

El Burguer King de Martos
Hace tiempo, por lo menos en el 2016, se anunció ya en la prensa una subvención que iba a recibir la empresa «Megafood» para abrir varios restaurantes de comida rápida de la franquicia estadounidense «Burger King» en la provincia de Jaén.
En Martos el lugar elegido ha sido un antiguo descampado que habría frente a la gasolinera de la BP en el polígono; y estos últimos días hemos podido ver cómo trabajaban a destajo para terminar las tareas para la inminente feria de Martos.
Ahora solo queda poder probar su comida, con mesura y juzgar que tal están estas hamburguesas que se suman al resto de restaurantes de comida rápida de Martos.

P8119029
Este último domingo fue la etapa ordinaria del Club Ciclista Tosiria; como viene siendo habitual en agosto; a las 8 salimos desde Torredonjimeno; cogiendo camino de Martos, para cruzar por la circunvalación y continuar por la carretera de Alcaudete hasta el cruce; bajar hasta el río en dirección a Córdoba y llegar hasta el cruce de la Laguna del Salobral; una pequeña carretera local, serpenteante que llega hasta Albendín; pasando junto al Pantano de Vadomojón, y disfrutando de unas bonitas vistas de las colas del pantano.
En Albendín paramos para tomar un refrigerio y continuar la marcha hacia el Monte, Martos (donde yo ya me quedé) y finalmente Torredonjimeno.
Al final, 81 km. en 3 horas y 20 minutos, con 1300 metros de desnivel y 1700 kilocarías gastadas.

Tus Pasos en la Escalera

img20190715_02182622
Esta semana terminé de leerme la que es por el momento ultima novela de Antonio Muñoz Molina, «Tus Pasos en la Escalera«. Es la primera novela después de los últimos ensayos que ha escrito; espera encontrarme algo como Plenilunio; sin embargo la obra es algo diferente.
Bruno, un español de mediana edad se ha mudado a Lisboa, y ha empezado a montar un apartamento mientras espera la inminente llegada de su pareja, Cecilia. Ambos trabajanan en Nueva York; donde se conocieron en los tiempos del 11Sdonde ella trabaja como neuro científica para un problema echo del Pentágono y él ha sido despedido de un puesto de directivo de una empresa, por lo que ha decidido retirarse con sus ahorros a la tranquila Europa y buscar algún puesto de investigadora para su mujer.
La espera se hace interminable, al principio sus únicos contactos con el exterior son Alexis, un técnico argentino que tiene una empresa de multiservicios y la chica de la limpieza. Poco a poco conforme avanza la lectura se va reflejando el carácter opresivo de la redacción y el auto aislamiento al que se somete el propio protagonista; mostrando poco a poco que el relato es un monólogo de un perturbado que parece no escuchar a los de su alrededor.
Un entretenido relato, que pone de manifiesto que no siempre lo más moderno es lo mejor. Con muchos guiños a novelas anteriores como «Ventanas de Manhattan» o «El Invierno en Lisboa».

P7288975
El pasado domingo 28 fue la etapa ordinaria del C.C. Tosiria: Saliendo a las 8 desde Torredonjimeno, con destino Lopera; para luego continuar hasta Villa del Río, donde giramos en una rotondap para subir una cuesta del 10 %, buscando la antigua nacional IV (que lleva hasta Andújar) para desviarnos hacia Arjonilla; donde paramos para tomar un refresco en la puerta de la iglesia.
Y desde Arjonilla sólo quedaba deshacer el camino para regresar hasta Torredonjimeno; pasando por Arjona y Escañuela.
Al final, 113,5 km. en 4,5 horas, con 1250 metros de altitud y 2000 kilocalorías gastadas. Menos mal que no nos apretó calor.

Viaje a Faunia

IMGP2625
Después de los regalos del amigo invisible que nos hicimos en Enero, Sandra y yo teníamos pendiente un viaje a Faunia a visitar los pingüinos.
Faunia es un parque zoológico y jardín botánico en Madrid gestionado por la empresa «Parques Reunidos S.A.» (que cotiza en bolsa). Faunia reproduce diferentes ecosistemas, intentando emular de esta forma el lugar original de vida de los animales para intentar que puedan vivir casi como en su hogar, pese a las limitaciones de espacio.
Cogimos el coche para Madrid, y pese a estar asustados por las restricciones por el tema de las emisiones en Madrid; no tuvimos que ir más allá de la M-30, y aparcar junto al parque fue muy sencillo. Aproveché para llevarme la Pentax k-7 con el Tamron 70-200 que pensé podría dar buen rendimiento en un zoo.
Teníamos el pase para ver a los pingüinos a las 4 de la tarde; así que entramos directamente a ver el resto de zonas; al entrar los primero que se ven son unas lagunas llenas de pájaros (pelícanos o flamencos); continuamos paseando para llegar a una zona de animales de granja (ovejas, cerdos, caballos, cabras, etc.), y luego a un pequeño estanque donde hacían un pequeño espectáculo con leones marinos, que nos quedamos a ver; coincidió justo que llegamos con que empezaba uno.
IMGP2750
Continuamos a un pequeño terrario, cubierto donde había cocodrilos, pirañas, y otros animales de la zona; para luego pasar a una sala contigua con un mariposario.
Unas salas oscuras y casi sin ventilación simulan los hábitats del desierto y de animales nocturnos, donde había hienas, erizos, y algunos tipos de monos.
IMGP2694
Dentro de la zona de climas tropicales nos sorprendió encontrar animales como las jutías, endémicas de Cuba y otros animales como monos, tortugas, y en un enorme espacio con árboles, tenían los pájaros: tucanes y loros de diferentes colores.
IMGP2672
Un enorme acuario, con un pasillo central por el que se pueden ver los animales nadando nos sorprendió; en especial por los manatíes; de los que tanto habla García Márquez en sus libros.
Tras un breve descanso para almorzar, dentro de uno de los bares / restaurantes que hay en el parque, continuamos nuestra marcha; esta vez de camino para el hábitat de los polos, donde tienen a los pingüinos; intentando reproducir las temperaturas y las condiciones lumínicas; habiendo conseguido que sean capaces de criar en cautividad. Nos cogió una monitora que junto con otro grupo; nos explicaron las condiciones de vida, su alimentación, nos pusieron una ropa para el frío, y tras desinfectarnos el calzado entramos a verlos directamente; estando terminantemente prohibido tocarlos para evitar picotazos.
Pasamos por el hábitat de Australia y África, donde tenían animales como canguros, grullas, lemures, junto con otros terrarios con diferents tipos de lagartos.
IMGP2808
IMGP2806
Y en eso se nos pasó el día; sobre las 6, ya comenzando a anochecer cogimos el coche para volver a la casa; impresionados por la cantidad de animales que vimos y las condiciones en las que viven.

Voces de Chernóbil

Portada del libro.
Ahora que tan de moda se ha puesto Chernobil con motivo de la popular serie de HBO; han aparecido como hongos cosas relacionadas; y uno de ellos es este libro de la Nobel de Literatura del 2015: Svetlana Alexiévich
El libro es una colección de entrevistas y testimonios de personas relacionadas de una forma u otra con el desastre de Chernobil, e incluso algunos capítulos parece que sirvieron de inspiración para la serie. El primer capítulo que abre el libro es el de Liudmila Ignatenko, la esposa del bombero Vasili Ignatenko, uno de los primeros en llegar al sitio de la explosión y que moriría dos semanas por envenenamiento por radiación aguda. Pero hay testimonios de liquidadores, vecinos de aldeas abandonadas y enterradas de la zona, ingenieros, técnicos forestales; algunos testimonios realmente sobrecogedores; muertes atroces por cánceres, muertes de seres queridos por haber usado la misma ropa que usaron los liquidadores en la cercanía de la central nuclear; científicos encargados de medidas nucleares que descubrieron que algo no iba bien; incluso testimonios de cargos intermedios del partido que por participar el desfile del primero de mayo, hicieron que sus hijos recibieran dosis fatales de radiación. Por no hablar de los productos cárnicos y lácteos producidos en las semanas y meses posteriores al accidente; que eran más residuos radioactivos que productos aptos para el consumo.
Un libro atroz, que narra todo lo que ha sufrido Bielorrusia y Ucrania, donde han desaparecido cientos de aldeas enterradas en agujeros para evitar los efectos de su radiación y la de los cientos de miles de liquidadores que se vieron afectados de una forma u otra por una mierte atroz por motivo de la radiación a la que fueron sometidos en 1986.

Siguiente »