Feeds:
Anotaciones
Comentarios

Otro fin de semana


Pues ya ha pasado otro fin de semana, y si todo sale bien, creo que ha sido el último fin de semana completo que voy a pasar en Munich antes de irme para mi casa (si sale todo bien el domingo 18 ya estaré en Martos).
Bueno, el viernes después del trabajo nos fuimos para el piso y después de cenar nos fuimos a dar una vuelta, nos fuimos al piso de Fermín, donde estaba un amigo suyo que había llegado de España para hacer turismo, Jorge y Nuria, así que todos juntos nos fuimos para el centro. Jorge se fue a un sitio que había quedado con su compañero de bungalow, y nosotros como no nos dejaron entrar nos fuimos al Hard Rock que estaba enfrente (pero que guiris que somos), yo nunca había estado en ninguno y resulta que no es una cafetería como su nombre indica, pero tampoco es un pub, no sé los sitios esos son raros. Total que después de tomarnos un par de cervezas nos echaron y nos fuimos a un pub latino llamado “Cohibar” allí estuvimos un rato, y por fin ponían cosas normales, ya no había porque pedir cerveza, se podía pedir uno un gíisqui con sprite sin que te pongan cara rara, aunque de vaso de tubo ni hablar. Cuando nos cerraron el Cohibar y estábamos en la puerta, salió un español eufórico diciendo que nos fueramos todos con él al Cohibar del Kultfabrik, así que cogimos un taxi y nos fuimos todos para allá, perl este nuevo pub me gustó menos, así que nos volvimos al poco rato.
El sábado tal y como había terminado el viernes estaba un poco complicado lo de madrugar (quería haber ido a Dachau, pero no hubo forma), así que me levanté bastante tarde, justo para la hora de comer (pero la hora de comer española, no la alemana), después de comer estuvimos arreglando un poco el piso y me puse a estudiar que me quiero presentar a una asignatura y está ya ahí al lado.
Después quedé con Rafa y Natalia para ir a cenar a un restaurante turco, quedamos en Marienplatz y fui con Pepe, fuimos al restaurante que está por la zona de Rotkreuzplatz y comimos unos platos de cordero que la verdad es que estaban muy ricos. Después llamamos a nuestros amigos de la empresa (los del viernes) y estaban en el Hofbríuhaus allí nos fuimos, nos tomamos otra cerveza y ya nos echaron porque era tarde, desde allí, Rafa y Natalia se fueron para su casa, y los que quedabamos (Fermín, su amigo, Nuria, Pepe, Jorge y yo), nos fuimos a un sitio que se llama Nachtgalerie. Nada más entrar ya dimos el cante, nos pidieron los carnets (en alemán, claro) y Jorge no se enteró y entra, le paran y le vuelven a pedir el carnet, total que ya le explico yo lo que tiene que enseñar y me dice… pues no tengo el carnet, total que le enseña la tarjeta de crédito el Stadtsparkasse y le dicen que eso no sirve, total que le enseña la tarjeta de crédito de la General y con esa si le dejan entrar, cosas de los alemanes.
Una vez dentro, recurrimos a lo de simpre, cerveza, para que nos vamos a calentar la cabeza si no sabemos ni lo que beben los alemanes. Otro momento gracioso fue cuando Jorge se dedicó a golpear los botellines para que saliera espuma, Fermín, hábilmente decidió tapar con el dedo el botellín para que no le saliera espuma, pero se ve que dejó una rendija y toda la espuma fue a parar al pelo de Nuria… supongo que a ella no le haría mucha gracia, pero a mí si. Cuando nos cansamos nos volvimos y hasta el domingo.
El domingo tampoco había quien nos levantase, así que me volví a levantar para la hora de la comida, cuando estábamos comiendo llegó Manu, que se había cogido las vacaciones y ha estado una semana en España, después de comer y recoger un poco ya era la hora de ir a misa, así que cogí y me fui para el centro para ir a la Frauenkirche. Después de misa, me fui para Olympia-zentrum, que todavía no la había visto, esa es la zona donde hicieron los juegos olímpicos del 72, allí está el estadio olímpico, la torre de comunicaciones (la de la foto), que dicen que es la más alta de Europa. Me subí a la torre, son 185 metros y sube a 7 m/s (25,2 km/h) y hice unas fotografías de la vista que había desde allí arriba, pero ya era de noche, así que las vistas son de Munich de noche. (Aquí está ya anochediendo a eso de las 8). Cuando bajé de la torre empezó a llover a cántaros así que salí corriendo para coger el metro, pero los pantalones y los zapatos terminaron bien mojados. Me fui para la casa, estudié un poco y hasta hoy en el trabajo.

4 respuestas a “Otro fin de semana”

  1. 12 Sep 2005 a las 16:40 Fidel

    Pero… ¿¿¿Pero vas a misa en alemán??? ¿Y allí son católicos? Qué cosas más raras…

  2. 12 Sep 2005 a las 17:02 josera

    1. Si, voy a misa, es un vicio que tengo…
    2. Si, son católicos, en especial en Baviera.
    3. Aquí, casi todo es muy raro…

  3. 17 Sep 2005 a las 12:05 Repi

    Sigo pensando que eres más pesao que una tonta con los ojos malicos.

  4. 19 Sep 2005 a las 20:30 josera

    Repi, no te entiendo. ¿Puedes ser más explícito?

Sindicación RSS

Dejar una respuesta