Feeds:
Anotaciones
Comentarios


La moneda en la actualidad se ha convertido en un producto industrial en sentido más literal de la palabra: Atrás quedaron los modos de acuñación de martillo, con prensas de volante y con ingenios: Ahora se acuñan en modernas prensas y de cada moneda se acuñan varios millones de piezas.
Con una cantidad de monedas tan grande no es extraño que salgan algunas piezas con errores, aunque la propia Fábrica Nacional de Moneda y Timbre hace un trabajo muy bueno y la calidad de las piezas es excepcional.
No obstante siempre hay excepciones y algunas piezas con errores llegan a la calle, y en este momento son los coleccionistas los que hacen el control de calidad: Cualquier moneda que tenga la más mínima variación respecto a las normales será retenida por el coleccionista por la novedad que presenta, aunque no siempre esta medida ha sido positiva: En el año 1978, los coleccionistas y particulares en general encontraron las nuevas monedas del Rey novedosas respecto a las antiguas de Franco, retuviéndolas. El gobierno tuvo que encargar a Chile y Alemania que acuñaran más monedas debido a la excasez de moneda que había en la calle.
En fin, resumiendo, hace algún compré en el mercadillo de monedas que montan los domingos por la mañana en Granada la moneda de la fotografía; se caracteriza porque el anverso (la cara) es un poco más plana de lo normal: La cara del Rey aparece más plana de lo normal y sólo aparece algo de detalle en la parte superior en el pelo. En el canto también aparece una especie de “rebaba” en la zona del anverso. El reverso es normal.
¿Alguien sabe algo de ésta moneda? ¿Qué tipo de error puede ser? ¿A qué se puede deber este error?
Una vez publiqué un artículo en el foro de numisma, pero no me lo supieron comentar, así que quizás ahora mande algunas cartas y/o correos a algunas numismáticas que trabajen con éste tipo de monedas, como García Gutierrez o le echaré un vistazo a la web vermonedas dónde hay muchas fotografías de errores en monedas.

Sindicación RSS

Dejar una respuesta