Feeds:
Anotaciones
Comentarios

De vuelta a Darmstadt


Bueno, pues tal y como decía hace un rato, ya se han terminado las vacaciones, y eso implica volver a Darmstadt a la cruda realidad. Vamos a ver no me estoy quejando, no estoy diciendo que aquí me lo pase mal ni nada parecido, pero claro volver después de unas vacaciones, siempre es volver de unas vacaciones. (Vamos, en pocas palabras, estrés post vacacional)
El viaje me ha dejado hecho polvo: Málaga – Barcelona con Spanair, el vuelo ha salido con más de 30 minutos de retraso, pero bueno, en contrapartida nos han dado durante el vuelo unos vales de descuento del 25 % para el próximo billete que compremos en un plazo de 3 meses y las azafatas han pasado dando caramelos y tal, aunque de comer nada, como en Iberia, el que quiere comer algo lo tiene que pagar. Por cierto, el avión era un MD83, se pueden ver fotografías del avión aquí. Una vez que llegué a Barcelona tenía tiempo de sobra, el avión salía a partir de las 15:35 y aun con media hora de retrasó, llegué a Barcelona a las 13:00 más o menos, así que después de buscar la puerta, y ver que no había ningún cambio en la hora me fui a comer algo, en este caso un bocadillo de jamón y queso (y además de tomate, que los catalanes para eso son muy suyos), veremos a ver cuando vuelvo a probar el jamón y el queso españoles.
Sobre las 15:10 ha empezado el embarque, esta vez con Lufthansa (¿será la famosa eficiencia alemana?) y a las 15:30 ya estábamos entrando en pista (supongo que si ya se habían montado todos los pasajeros en el avión podrían empezar antes los preparativos del despegue, y a las 17:30 estábamos llegando a Frankfurt, 15 minutos antes de lo previsto, incluso durante el vuelo nos han dado unos bocadillos pequeños a modo de merienda, yo pensé que siendo una hora tan raro, la compañía directamente no nos daría nada, pero hay que ver estas compañías que no recortan tanto los presupuestos, que atentas son. Por cierto, el avión era un Airbus-319
Después en el aeropuerto de Frankfurt a buscar el Airliner que me llevara a Darmstadt, esta vez no ha habido ningún problema con el equipaje ni nada, bueno, el único problema es que pesaba mucho, pero eso no tiene solución.
Sobre las 7 de la tarde estaba en Darmstadt, en la Hauptbahnhof, pero claro, como no tenía nada para comer, ni para desayunar ni para nada, me he ido corriendo a Karlshof para poder ir a comprar al supermercado algo para sobrevivir estos días. Ahí dejo una fotografía de Karlshof, aunque eso sí, de octubre, que cuando he llegado era ya noche cerrada.
En fin, la cosa es que para cenar me he intentado hacer salmorejo, tal y como me lo explicó Pedro el otro día, pero la verdad es que me he pasado de ajo (creo), he utilizado dos tomates pequeños, una rebanada de pan (del pan que venden aquí que es muy raro), dos ajos, un chorreón de aceite y otro de vinagre, en fin, habrá que seguir cambiando las proporciones hasta que salgo algo medio comestible.
Y ahora a descansar, que tanto viaje le deja a uno hecho polvo.

Una respuesta a “De vuelta a Darmstadt”

  1. 07 Ene 2006 a las 11:11 pm Luis

    Lo que pasa jose es que te ha faltado el jamon serrano.. ainss… jaja. Suerte en tu nuevo erasmus.

    PING:
    TITLE: Franzísische Party
    BLOG NAME: Franzísische Party
    […] otra vez me salió fatal, más o menos lo que utilicé fueron 4 tomates (pequeños), 3 rebanas de pan de molde (difícil encontrar pan normal), un chorreón de aceite, otro de vinagre, 3/4 de un ajo, una lata de atún (si el pan está complicado de […]

    PING:
    TITLE: Experimentos: migas con chorizo
    BLOG NAME: Experimentos: migas con chorizo
    […] primer salmorejo me salió bueno, así que a fuerza de ensayo y error espero aprender a cocinar…
    Por: José Ramón Martínez Pérez | Darmstadt | Comentarios (0) | Referencias (0)

Sindicación RSS

Dejar una respuesta