Feeds:
Anotaciones
Comentarios

Excursión a Worms

P9246511
El domingo estuvimos de excursión en Worms. La verdad es que fue una sorpresa porque es una ciudad que está muy cerca de Darmstadt.
Worms es una de las ciudades más antiguas de Alemania, junto con Trier. Al fin y al cabo, Worms está junto al Rin, que fue donde se quedaron los romanos y establecieron la frontera del imperio. Luego durante la edad media también tuvo su importancia y fue cuando se construyó la catedral. Luego durante la Edad Moderna también fue importante por las «dietas» (y no es porque estuvieran muy gordos) que era cuando el emperador se reunía con los príncipes electores y demás representantes del país para decidir cosas. Importante fue la Dieta de Worms de 1521 en la que Lutero se negó a retractarse de sus posiciones. Luego vino la crisis…
También es importante por la leyenda de los Nibelungos y la obra de Wagner.
Al final fuimos Rubén catedral resultó católica con un altar mayor muy parecido a los altares españoles.
>También había unos murales que explicaban la evolución de la catedral: Año 600 y comienzo de la catedral románica, años 1000 al 1600 construcción de la catedral en estilo gótico y barroco, siendo durante el siglo XVI su máximo esplendor con las dietas, y luego las ruinas durante el siglo XIX: literalmente, se cayeron (o tiraron) un par de edificios: el baptisterio y el convento…
Después nos fuimos buscando un sitio para comer, y como a Rubén le gustan todas esas cosas buscamos un restaurante «típico alemán» junto al río.
Llegamos allí pasando por los restos de la muralla y comimos al lado del rio y al junto a la Puerta de los Nibelungos, donde también había una estatua de uno de los personajes (o algo así).
Después de comer (comida «típica alemana»), nos volvimos para el centro, pasamos por un par de iglesia, vimos un momento dedicado a los soldados de Worms que combatieron en la I Guerra Mundial, la sinagoga y alguna cosilla más.
Fue curioso un monolito que nos encontramos y de finales del siglo XIX, construído por Ludwig IV, que fue el duque que reinó en Darmstadt en la época. Bastante curioso.
Y luego de vuelta a Darmstadt, que ya estábamos hechos polvo.

Trackback URI | Sindicación RSS

Dejar una respuesta