Feeds:
Anotaciones
Comentarios

Senderismo: Los Cahorros

PB267306
El domingo se organizó una excursión de senderismo en el Colegio Mayor, junto con el Santafé también; el destino, Los Cahorros, en Monachil, en pleno Parque Nacional de Sierra Nevada.
Así que nada, a las 9:30 salía el autobús desde el Paseo del Salón para Monachil, en menos de 20 minutos llegamos allí, aunque el autobús nos dejó a 1,5 km. de Monachil, aunque claro, ya puestos a andar, 1,5 km. más que menos da igual.
Nada más bajarnos del autobús el día no parecía que fuese a ser muy bueno: lluvia y mucha niebla que no permitía ver nada de los paisajes, vamos, lo mejor para un día de senderismo.
Nos fuimos dando un paseo hasta llegar a Monachil, desde allí continuamos por una carretera, hasta que llegamos a un bar, donde aprovechamos para desayunar, y desde donde partían varias rutas de senderismo.
Con la barriga llena, que siempre se agradece, y con ayuda del mapa que Pedrito llevaba empezamos a con nuestro paseo.
El primer destino que elegimos fue la central hidroeléctrica de Tranvías, y es que claro, aprovechando las diferencias de alturas y la gran cantidad de agua que hay en la sierra, es normal que a principios del siglo XX montaran estas centrales hidroeléctricas.
Desde allí deshicimos un poco el camino y volvimos a ir por el camino principal, camino de nuestro destino, que iba a ser una segunda central hidroeléctrica, la de “la Vega”. Al principio el camino iba entre tierras de cultivos, con árboles de hoja perenne, cono los olivos, y otros de hoja caduca, lo cual daba unos colores a los paisajes bastante interesantes. Además debido a las diferencias de alturas y al curso de varios rios, también es curioso la cantidad de puentes (colgantes) que hay en la ruta. A partir del puente grande, el paisaje cambia por completo, aparecen cortados, un rio medio encauzado y la sierra propiamente dicha, desaparecen los cultivos y aparece monte bajo y algunos arboles por ahí desperdigados. La ruta continuaba siguiendo el curso del rio, pasando por algunas “grutas“, y algunos sitios algo angostos. El curso del rio tenía dos partes: la primera en un valle muy cerrado y con cortados bastante pronunciados y una segunda parte donde ya se habría mucho más y había mucho más espacio para ir.
Finalmente llegamos a la segunda central, que consistía en una casa con su valla y un perro guardándola… La verdad es que la primera central era más interesante, aunque no se pudiera visitar.
Luego a deshacer el camino, al volvernos, nos encontramos con otro grupo de excursionistas y la verdad es que llegó a haber momentos que eso parecía la Calle Recogidas, de la cantidad de gnete que había, y teniendonos que parar en algunos momentos donde el camino se hacía más angosto y había que ir más lento…Para la vuelta cogimos el margen contrario del rio, hasta una explanada en la que nos paramos a comer y volvimos a la ribera por la que habíamos ido.
La comida de bocadillos que nos habían preparado en el Colegio Mayor, y algún postre de Kit Kat que había preparado (soy así de previsor y en el supermercado no había Toblerone); y después, de nuevo de vuelta, siguiendo el curso del rio, cruzar el puente y llegada a Monachil. Además como el autobús pasaba cada dos horas, nos tocó otra vez la caminada de 1,5 km. hasta el sitio donde el autobús para cada hora.
Nosotros tardamos aproximadamente desde las 10 de la mañana hasta las 5 de la tarde, unas 5 horas, pero porque fuimos bastante lentos, a buen ritmo, en un par de horas se puede completar sin ningún problema y la dificultad, es baja, baja, vamos un paseíllo normal y corriente.
Y así llegamos a Granada. Una excursión de lo más interesante.

5 respuestas a “Senderismo: Los Cahorros”

  1. 30 Nov 2006 a las 9:56 am Cristi

    Que chulo el camino y los puentes estupendos, como se nota que “estamos” en Granada. Me encanta hacer rutillas y siempre viene bien tener información ūüėČ y además con ilsutraciones para ver mejor las condiciones y la situación…que una vez nos pusimos de barro lindos y las escaleras y puentes no estaban muy al día…¿Cuántos km? ¿dificultad? ¿se puede hacer con niños? En fín todas esas cosas son buenas saberlas jeje.

  2. 30 Nov 2006 a las 5:11 pm josera

    Pues no sé, creo que en total eran 8 kilómetros o por ahí, y con niños, pues casi seguro, no hay así nada especialmente difícil, sólo algunos tramos que son un poco angostos, pero siempre te puedes bajar e ir por el rio.

  3. 01 Dic 2006 a las 1:54 pm Cristi

    ūüėČ

  4. […] La boca la Pescá es una de tantas montañas que hay en Sierra Nevada, y tiene un buen recorrido para hacer una escursión de senderismo, así que para hoy Repiso ha organizado una excursión a la que me he apuntado. En principio íbamos a hacer otra ruta, a la Vereda de la Estrella, pero un problema con los horarios de los autobuses ha hecho que tengamos que cambiar de ruta. Como el único autobús disponible que teníamos era el de La Zubia, nos hemos montado en el autobús y para alante, que esta ruta ya la conocíamos de otras veces. Tal y como la última vez, la excursión ha sido conjunta con el Santa Fé. A las 10:20 estábamos llegando a La Zubia, 5 km. más abajo de donde empieza la ruta, cerca de una urbanización llamada Cumbres Verdes. Una vez que hemos llegado allí ya hemos dejado la carretera y hemos cogido un camino de tierra, con una pendiente más suave de la que habíamos tenido hasta entonces y por un bosquecillo de pinos. Una vez que termina ese camino, proseguimos más alante hasta llegar a la fuente el Hervidero, donde también hay un restaurante. Allí hemos aprovechado para rellenar agua. Siguiendo un poco más alante ya llega un punto donde se bifurcan los caminos: Uno hacia la derecha hacia la “Boca la Pescá” y otro a la izquierda hacia el Trevenque Allí nos hemos separado en dos grupos: El primer grupo en el que iba y el segundo grupo que estaba descansado y cuando han ido a buscarnos ya no nos han podido alcanzar y se han tenido que quedar por esta zona, haciendo tiempo. La subida al pico no es difícil, siguiendo por caminos se llega hasta la ladera de la montaña misma. Es curioso la poca vegetación que hay por el camino, y la nieve que todavía queda. Aunque eso sí, en el mismo pico las laderas estaban llenas de pinadas. Cuando hemos llegado a la ladera del pico hemos pasado de largo del camino, y cuando hemos ido a echar mano habíamos llegado al final del camino, y sólo nos quedaba un cortafuegos para subir hasta el pico. ¿Cuál es el problema de los cortafuegos? Que la pendiente no es moco de pavo… En fin, después de no pocos esfuerzos pudimos llegar hasta la cima, donde está el refugio y nos pusimos a comer, que no había tiemo que perder, que el autobús de vuelta no esperaba. Interesantes las vistas de Granada. Se veía Camino de Ronda como si estuviese al lado. Luego de vuelta, lo bueno de la vuelta es que todo era para abajo. Y como para abajo, todas las piedras ruedan era pan comido. De nuevo a deshacer todo el camino, hasta llegar a la Fuente del Hervidero, esta vez atrochando (lo dicho, para abajo todas las piedras ruedan), y luego hasta Cumbres Verdes a esperar el autobús. A las seis menos cuartos ya estábamos de vuelta en Granada. ?Pan comido! […]

  5. 18 May 2011 a las 2:23 pm cristian

    muii buenoo lo de monachil
    kiero ir a visitarlo lla mismo bamos de excursion con mis compañeros de clase un beso Foskiito

Trackback URI | Sindicación RSS

Dejar una respuesta