Feeds:
Anotaciones
Comentarios

Sigma 400

P7308164
El viernes, justo antes de salir para Londres, me llegó la última adquisición (por el momento) para la Pentax:
Un tele-objetivo de focal fija de Sigma, de 400 mm., f5.6 de luminosidad y autofoco.
Llevaba tiempo detrás de un tele-objetivo, y estaba buscando el Pentax 300 mm., o un Pentacon 300mm. f4, pero al final encontré en un foro y me gustó el precio.
Lo primero que llama la atención es su tamaño. Con diferencia el objetivo más grande que tengo (hata el momento), la distancia mínima de enfoque es de 4 metros, con lo cual es difícil utilizarlo dentro de casa para hacer pruebas, y hay que salirse a la calle para empezar a hacer pruebas. Eso sí, acerca las cosas una barbaridad (Con el factor de recorte de la Pentax k10D se queda en un 600 mm.)
Ahora sólo me queda salir a probarlo al campo, a ver si encuentro algún bicho y puedo sacar un primer plano. Lo que está claro es que no es un objetivo para llevarlo a diario, aunque como tiene su funda original, es bastante fácil de transportar, y que para su uso normal necesita mucha luz, tanto por la focal como por su luminosidad.
A ver si me da tiempo y puedo ir algún día a hacer pruebas y a colgar alguna foto.

7 respuestas a “Sigma 400”

  1. 04 Ago 2008 a las 12:13 serchase

    ke guapo!!!! Me encantan los pentax!! aunke por desgracia no tengo ninguno, cuestan demasiado… Saludos!!

  2. 04 Ago 2008 a las 16:41 dasty

    Madre mía nunca había visto un objetivo así de grande

  3. 04 Ago 2008 a las 18:06 Juan Jesús

    Jose Ramón, ya te lo dirán todas… el tamagno no importa lo importante es lo que hagas con el.

  4. […] Con las últimas lluvias del último mes, los pantanos están cada vez más llenos y el campo está húmedo y mojado allá donde uno va. Así que ayer por la mañana, se nos ocurrió hacer una visita relámpago al pantano de las Casillas, el pantano Víboras, que nos habían comentado que estaba lleno. Ahora, eso sí, fuimos sin madrugar y sin nada, a las 12 y pico, y algo justos de tiempo… Llegamos al pantano, y en efecto, se veía más lleno que otras veces: las rejillas que hay a media altura no se veían, aunque el nivel está todavía lejos de llegar al rebosadero, y sólo una de las salidas del río están abiertas. El panorama desde el pantano cambiaba un poco respecto a otros meses: Todos los cerros de al lado verdes, incluyendo las laderas del Castillo Víboras, y en el fondo, las sierras de Valdepeñas nevadas, aunque como siempre el agua del pantano tenía algo de porquería. Luego cogimos el carril de la Morata para llegar hasta la cabecera, y allí nos dimos un paseo, aunque por supuesto, todo estaba lleno de barro y todos los arroyos estaban llenos de agua desembocando en el pantano. Por la zona de la cabecera, más accesible había algunos patos y pájaros, aunque difíciles de fotografiar aunque me llevé el 400 mm. Y la cosa es que luego mirando en la página de internet con el agua embalsada, dice que está al 52 % de capacidad. […]

  5. […] El pasado domingo me tocó ir de delegado de marcha en el Tosiria… Eso significaba que no podía llegar tarde y que las 8:15 o por ahí tendría que estar en Torredonjimeno. Quedé con Pedro Cano para salir de Martos temprano: A las 8 y sin retrasarme ni un minuto salimos para Torredonjimeno. Llegué allí y ya esetaban llegando los primeros compañeros, que empezar a ayudarme a preparar la furgoneta, los papales de la marcha, sacar la furgoneta de la cochera,.. A las 8:30 en punto empezaron a salir los ciclistas en dirección a Martos. Yo, acompañado por el Presi que me echó una mano con la ruta, fuimos a la gasolinera para comprar hielo para las Coca-Colas. Salimos a la autovía y empezamos a “perseguir a los ciclistas”, pillando a los primeros a la altura de la circunvalación de Martos, y a los últimos bajando ya por la cuesta del Salado. Paramos la furgoneta en una antigua curva de la carretera de Alcaudete. Allí esperamos hasta que pasaran todos, desde el grupo de cabeza, hasta los más rezagados, así que aproveché para echar algunas fotografías, con el Sigma 400 y con el Pentax 16-50. Luego continuamos hasta coger el desvío de la carretera de la Venta de Pantalones, haciendo otra parada en el pueblo para recoger a algunos de los más pequeños que ya habían hecho bastante marcha. Continuamos subiendo el puerto y para cuando llegamos a Alcaudete, ya estaban casi todos los ciclistas esperando. Hicimos allí el avituallamiento y luego continuamos carretera abajo hasta salir a la carretera que va a Alcalá la Real, aunque nosotros nos quedamos en las Ventas del Carrizal (como la etapa que hice con José María). En las Ventas, el Presi aprovechó para comprar fruta para dárselos a los ciclistas: iba a ser una etapa muy dura, mientras tantos esperábamos a que pasasen los ciclistas y aproveché para echar alguna fotografía también. Desde las Ventas continuamos con la furgoneta, con un grupo en el que cada vez la distancia entre los primeros y los más rezagados no paraba de aumentar. Llegamos al Castillo de Locubín y sin parar continuamos hasta el Rigíelo, donde paramos a unos pocos kilómetros, para repartir un poco de fruta y agua entre los ciclistas. Y una vez que pasaron los últimos, continuamos con la marcha: Fuensanta, Martos y Torredonjimeno ya sin parar más, porque los primeros estaban ya esperando en Torredonjimeno. Allí estuvimos esperando hasta que llegasen los últimos, para con los papeles firmados, volver a la sede, a guardar la furgoneta y limpiarla. ?Labor cumplida!, y mientras tanto, para los ciclistas, 87 km. […]

  6. 15 Sep 2009 a las 23:44 Mi Blog » Blog Archive » Conejos

    […] El otro día dando una vuelta con el campo, llevaba el 400 mm. montado y al pasar por una finca salieron de sus escondites varios conejos. Puse la camara en modo ráfaga y hubo algunas fotografías que no salieron mal del todo. Aquí dejo esta de cuando el conejo salió corriendo asustado. […]

  7. […] La primavera está llegando, aunque en estos últimos días siga habiendo lluvias, e incluso algo de nieve, el otro día me llevé la cámara al campo a ver que me encontraba. Decidí armarme de paciencia y quedarme quieto junto a un árbol a ver si podía fotografíar algún árbol, como recomendaban en esta página. Lástima que me olvidé el 400 mm. y sólo podía contar con el 70-200 mm., aunque aún así, se pueden ver que las ampliaciones salen muy nítidas. Al final sólo pude fotografiar gorriones (creo que hay normales y rojos) y una abubilla, e incluso alguno en pleno vuelo. […]

Trackback URI | Sindicación RSS

Dejar una respuesta