Feeds:
Anotaciones
Comentarios

IMGP7323
El miércoles de la semana pasada hubo otra salida del Club Ciclista Las Luces, o por lo menos de parte de ellos, porque Jesús no pudo venir.
Esta vez era la primera vez que venía Javi, otro compañero de la empresa, y que lleva muchos años haciendo bicicleta de montaña, así que cnoces muchas rutas, y Victor, un compañero del Tosiria.
Salimos por la carretera de Belda, y al poco nos deviamos a mano izquierda para coger el carril del Alamillo: Cruzamos el Salado, que baja ya casi sin agua y después venía la sorpresa… Posiblemente el carril con mayor pendiente en las cercanías de Martos, el cuenta kilómetro marcaba tasa de ascensión de más de 15 metros por minuto a 8 km/h… A más de uno le pasó una mala pasada, junto con las chinas, el intentar cambiar, con la cadena tan tensa era prácticamente misión imposible.
Pero en fin, todo tiene un final, y al poco salimos a la carretera de Las Casillas, y bajamos para el Pantano directamente. Allí esperamos para reagruparnos, y hacernos la foto de grupo de rigor.
Cogimos la carretera del Villarbajo, comenzando a bordear el pantano, para desviarnos luego por el carril de la Morata y llegar a la cabecera del pantano. Y como no había marcha atrás, tocaba cruzarlo, con cuidado, aunque al final, casi todos tuvimos que poner el pie en el agua y mojarnos un poco. De todas formas, como es verano, se agradece.
Una vez cruzado el Víboras continuamos bordeando el pantano por la otra vertiente, llaneando y con muchas curvas, hasta que llegamos a Las Casillas, donde paramos para rellenar agua, y descansar un poco. Luego venía la vuelta a Martos, sin más paradas: Cogimos la carretera que va de Las Casillas hasta Alcaudete, para desviarnos por un carril a mano derecha, que terminaba en la Vía Verde. Para ahorrarnos unos cuantos kilómetros, y de paso complicar un poco la etapa, nos volvimos por Belda: la mitad de kilómetros (y el doble de cuesta, claro).
Así que cuando llegamos a Martos, no nos quedó más remedio que ir a refrescarnos un poco a Las Palmeras.
Al final 37,52 km. en dos horas, 583 metros de ascensión total, 1613 kilocalorías y la mayor rampa que subimos del 16 % (que no parece tanto comparado con la Pandera).

3 respuestas a “Carril del Alamillo y cabecera del Víboras”

  1. 19 Jun 2009 a las 13:07 FRANETE

    Joder….vaya subidita aquella, que se te iba la bici con la grava. Y eso que segun decia Javi, seria una subida «suaveee»..Ahora,….la bajada cojonuda…….

  2. […] La semana pasada, el día 16, martes, volvimos a salir con la bicicleta, aunque esta vez, sólo una pequeña representación. Lo primero que hice fue ir a Torredonjimeno a recoger la bicicleta, porque en la última salida le había sonado el pedalier y los frenos habían perdido fuerza, así que Urbita amablemente me acercó a Torredonjimeno; recogí la bicicleta y salí por la vía verde, camino de Martos desde la cementera. Llegando a Martos me crucé ya con Javi y con Jesús que venían a recogerme y continuamos hasta Martos. A la altura de la carretera de Santiago nos desviamos; bajamos hasta Motril (no confundir con el pueblo de Granada), que es donde está la orujera (ecológica) La Marca, y cogimos un carril a mano derecha que hace poco que ha sido arreglado. Bordeamos la orujera (nunca se me hubiera ocurrido que era tan grande), y continuamos bajando hasta llegar a las charcas de alpechín de algunas cooperativas de Martos. Desde allí cogimos un carril a mano izquierda y luego otro a mano derecha que nos llevaron al Madroño. Desde allí volvimos a salir a la carretera de Santiago, por donde continuamos un par de kilómetros para desviarnos a la izquierda, justo antes de empezar la cuesta abajo del Salado. Por el carril que cogimos continuamos bajando, pasando por un antiguo cortijo abandonado, hasta llegar al Salado que baja ya con muy poca agua: el punto más bajo de la etapa. Al poco de continuar salimos a la carretera de Mingoyuste, nos desviamos a mano izquierda, para volver a coger otro carril, cruzamos el Salado, otra vez, y subimos por un carril rodeado de pinos hasta un pequeño cerro con otro cortijo (este no está abandonado), donde paramos a tomar algo. Continuando salimos a la carretera del Monte, justo a la cuesta que ya termina en el… Salado (para variar), bajamos y nos desviamos por un carril que discurre paralelo a la carretera del Monte (camino antiguo del Monte), y fuimos subiendo con tranquilidad hasta que salimos cerca de la Dehesilla para terminar en Martos, donde por supuesto, fuimos a las Palmeras a refrescarnos un poco, acompañándonos Urbita, que no se pierde una. Como bautiza Javi a la etapa “Olivo track”… Al final salieron 43,1 km. en dos horas y 20 minutos, 1738 kilocalorías quemadas y una altitud acumulada de 574 metros. […]

  3. […] Hace un par de semanas, después del trabajo, aprovechamos varios compañeros de la oficina para dar una vuelta con la bicicleta, y aprovechar así mi GPS para estrenarlo y ver qué tal funcionaba. En principio teníamos ganas de repetir la etapa que hicimos años cruzando la cabecera del Víboras. Salimos a las 19:30, por lo que era un poco tarde para llegar tan lejos, pero lo intentamos: Salimos de Martos por la Vía Verde, en dirección hacia Alcaudete, para luego desviarnos por un carril que nos llevó hasta la carretera de Las Casillas; empezamos a subir hasta que nos desviamos por el carril del Castillo Víboras. Hicimos una parada obligatoria al pie del castillo, para admirar unos segundos tal edificación, y continuamos por el carril hasta que salimos al pantano. En efecto, era ya demasiado tarde, por lo que continuamos desde el Pantano, volviendo hacia Martos. La ruta más rápida que se nos ocurrió es atrochar por el Alamillo: Un carril que baja hasta casi Belda, cruzando el Víboras y con unas pendientes del 16 % ?Casi nada! Y llegamos a Martos casi anocheciendo, una bonita etapa de montaña. En total, 30 km., en una hora y tres cuartos, con 500 metros de desnivel y 1200 kilocalorías gastadas. […]

Trackback URI | Sindicación RSS

Dejar una respuesta