Feeds:
Anotaciones
Comentarios

El Apartamento

El Apartamento
Ayer por la tarde, que también estuvo lloviendo, para variar, aproveché para ver esta película del año 1960 y que se llevó cinco premios Oscar: Mejor película, mejor director, mejor montaje, mejor dirección artística y mejor guión original.
La película está protagonizada por Jack Lemmon (Baxter), es un contable de una importante empresa de seguros estadounidense. Trabajan en un rascacielos de la propia empresa donde hay más de 30000 trabajadores.
Baxter es muy buena persona, tanto que no puede negarse a prestarle su apartamento a los compañeros y jefes de la empresa que lo utilizan como picadero, para llevar a sus conquistar y hacer pequeñas fiestas. Tanto que los venidos tienen a Baxter por un auténtico juerguista que no para y que está todo el día de fiesta.
Con motivo de tener tan buenas relaciones con los jefes en la empresa no deja de subir como la espuma pasando de un puesto a otro.
Baxter está enamorado de Fran (Shirley MacLaine), una ascensorista de la empresa, que a su vez está teniendo un romance con el jefe de personal (Fred MacMurray), que está casado, lo cual hace que las cosas no vayan por buen camino.
Es una comedia muy divertida, con algunos toques trágicos, dirigida por Billy Wilder, justo después de Con Faldas y a lo Loco.. Interesante es la forma de retratar la sociedad estadounidense y la forma de vida de la época, así como la forma de trabajar: Nada de ordenadores personales ni de internet, teléfonos de rueda, máquinas tabuladores, ordenadores de tarjetas perforadas,…
Quizás por todo eso sea una de las películas conservadas en la Biblioteca del Congreso de EE.UU.

2 respuestas a “El Apartamento”

  1. 09 Ene 2010 a las 00:10 FACUNDO ARANA

    me gustaria que mi blog apareciera hasi como aparese el tuyo me podes ayudar por favor, soy facundo arana este es mi correo xxxxxxxxx2010@hotmail.com. we espero tu ayuda des de ya muchas gracias

  2. […] El otro día estuve viendo esta comedia de Billy Wilder, (El Apartamento, entre otras muchas). La película es de 1961, y se desarrolla en el Berlín de la post-guerra, de la Guerra Fría, aunque en una época en la que el Muro todavía no estaba construído. Ya desde el comienzo los comentarios muestran claramente la ideología de la película: Mientras que en la parte comunistra se dedican a hacer manifestaciones, en la parte capitalista se dedican a trabajar. El protagonista de la película es el señor MacNamara (James Cagney), americano y director de la oficina de la Coca-Cola en Berlín. La Coca-Cola actúa como una auténtica embajada de los Estados Unidos, en especial en lo cultural. El señor MacNamara recibe un encargo muy especial de su jefe de Atlanta: Que atienda a su hija en un viaje que está haciendo por Europa, pero con la mala suerte que después de dos meses la chica se enamora de un joven estudiante de la parte comunista. Aunque MacNamara hace todo lo imposible por separarlos, al final tiene que dar su brazo a torcer y aceptar lo inevitable, aunque haciéndole antes un lavado de cara al comunista para que su jefe de Atlanta pueda verlo con otros ojos. Una comedia de clara propaganda americana, donde arremeten contra todos, en especial contra los comunistas, y en menor medida contra los estereotipados cabeza cuadradas alemanas; americanos con iniciativa, comunistas con las manos atadas, comisarios políticos, coches de mala construcción, violentos interrogatorios, opresión disfrazada de igualdad,… consiguiendo que el comunista termine recitando a los padres fundadores de EE.UU., bajo consignas comunistas. Una divertida comedia, muy pro-americana, con especial interés, teniendo en cuenta que Wilder había nacido en una ciudad que pertenecía al Imperio Austro-Húngaro, y que actualmente pertenece a Polonia, al otro lado del telón de acero por la época. […]

Trackback URI | Sindicación RSS

Dejar una respuesta