Feeds:
Anotaciones
Comentarios

Alien, el octavo pasajero

Alien
Aunque el tiempo parece que está mejorando un poco, ayer, día de resaca aproveché para ver otra película, un clásico dentro del genéro de ciencia-ficción del año 1979: Alien, el octavo pasajero; la segunda película del director Ridley Scott
La nave de carga Nostromo lleva 20 millones de toneladas de mineral de camino a la Tierra cuando la nave recibe una señal de radio, por lo que decide cambiar el rumbo para ir a investigar, despertando a la tripulación de su hibernación.
Desciende al planeta y, vestidos de astronautas (El planeta tenía una gravedad similar a la de la Tierra, pero la atmósfera no era respirable) comienzan a explorar en busca de la fuente de la señal de radio, cuando descubren otra nave espacial varada. Entran en ella donde descubren los restos de un astronauta extraterrestre muerto hace muchísimo tiempo. Siguiendo investigando en la nave descubren unos extraños huevos, uno de los cuales parece eclosionar al paso de uno de los astronautas (Kane, John Hurt).
Rápidamente los otros dos compañeros vuelven a la nave, y obviando la orden de cuarentena introducen al herido junto con el parásito. En la nave intentan cuidarlo, estudian al parásito, sin mucho éxito, hasta que al final parece que el propio parásito se muere sólo librando a Kane de la carga. Poco dura la alegría en casa del pobre: En seguida Kane muere al surgir una extraña criatura, el Alien de sus entrañas.
Rápidamente el pequeño Alien se esconde por la nave, y los tripulantes intentarán librarse de él…
Todo un mito dentro del cine de Ciencia Ficción, que marcó una época, una gran cantidad de secuelas, no solamente utilizando al monstruo de Alien, si no en todo lo referente a la ambientación, planteamiento, criaturas del espacio.
Si bien tengo que decir que al principio, recordando a 2001, veía mucha diferencia, pero claro son dos géneros completamente diferentes. La historia si bien es sencilla está muy bien contada y las escenas de suspense son buenas también.
Especial mención al papel de la jovencísima Sigourney Weaver como la teniente Ripley, papel que volvió a interpretar en las secuelas, y es que Ripley es Alien, es la auténtica heroína que lucha contra la bestia y gana.
Una película buena e imprescindible para entender buena parte del cine de ciencia ficción de los últimos 30 años.

3 respuestas a “Alien, el octavo pasajero”

  1. 24 May 2010 a las 10:50 Mi Blog » Blog Archive » Aliens 2

    […] Después de que estas navidades viera la película de Alien, de Ridley Scott, decidí continuar con la saga. Esta segunda parte está dirigida por James Cameron (Titanic, Terminator, Avatar,…), en 1986 y protagonizada también por Sigourney Weaver. La nave de rescate de Ripley quedó vagando por el espacio después de librarse del Alien y es encontrada por una nave de la compañía 57 años después, rescatan a Ripley y no terminan de creer su historia, culpándola de la destrucción de la nave y de su cargamento, degradándola de puesto. En estos 57 años han pasado muchas cosas, por ejemplo que el planeta LV-426, donde encontraron el Alien ahora está habitado por humanos que intentan convertirlo en un planeta habitable. En una misión de reconocimiento dan con la nave que aloja los huevos del Alien. Al poco, en la Tierra pierden el contacto con el planeta (suponiendo que el planeta no esté demasiado alejado como para que las comunicaciones no duren varios años…), por lo que deciden mandar a un grupo de marines para ver qué está pasando en el planeta. Allí tienen que enfrentarse a una colonia de Aliens, tras ver que todos los terrícolas han sido tomados prisioneros y contaminados para que nazcan más Aliens. En el enfrentamiento todo va mal: Un teniente novato, un reactor nuclear a punto de explotar,… La película es muy diferente a la primera parte: Aquí todo es de gatillo fácil: aquí matan a los Aliens como cucarachas, ya no es la misteriosa e inteligente criatura de la primera parte: Ahora se ha convertido en una especie de insecto grande al que pueden matar por cientos, que siguen quedando más. En definitiva, una película muy diferente a la primera, quizás incluso mediocre, para mi gusto incluso ha envejecido peor que la primera, donde por supuesto el respeto por las leyes físicas de algunas películas de ciencia ficción (como 2001) brillan por su ausencia. Como cosa curiosa, aparecen unos robots antropomorfos, parecidos a los que sacan en Avatar para combatir. […]

  2. […] El domingo aproveché para ir al cine y ver la última película de Ridley Scott (El Reino de los Cielos, Alien, Gladiator,…): Robin Hood, en el cual además se repite el tándem tan exitoso de Gladiator al protagonizar la película Russell Crowe. La película comienza con una batalla por la toma de un castillo en territorio francés por parte del ejército del Rey de Inglaterra, Ricardo Corazón de León en la que muere, momento que aprovecha Robin y sus compañeros para escaparse. En su camino hacia la costa se encuentran con el resultado de una emboscada contra varios nobles ingleses, en un trama paralela que hay protagonizada por el hermano de Ricardo Corazón de León, el nuevo Rey de Inglaterra, Juan I y algunos de sus hombres. Robin consigue hacer huir a los emboscadores y se encuentra con un pasaporte hacia Inglaterra al poder utilizar las vestimentas de los nobles caídos y transportar la corona del Rey hasta Inglaterra. Al llegar a Inglaterra da la noticia a la corte del fallecimiento del Rey, y decide trasladarse hasta Nottingham, a falta de otra cosa que hacer y dar la noticia de la muerte de su hijo al Señor de la zona. Allí conoce a Lady Marion (Cate Blanchett) y conoce a Sir Walter, un anciano, señor de esas tierras que decide adoptar al impostor como un mal menor para evitar perder sus posesiones. Pronto empiezan a llegar problemas: la mano derecha del nuevo rey que se dedica a recaudar impuestos por Inglaterra decide recuardarlos a base de fuego y sangre, para levantar el pueblo contra el rey, empezar una guerra y contar con la intervención francesa para cambiar el gobierno del país. En fin, la verdad es que esperaba algo más de la película; Gladiator fue una gran película (o al menos, así la recuerdo), y esta parece una copia casi literal de ella: Soldados proscritos que comienzan una larga marcha hasta su casa para combatir contra dirigentes déspotas. Los personajes y las situaciones parecen que están diseñadas para que no haza ningún error: Los malos son muy malos, los buenos muy buenos, junto con alguna escena que parece sacada de Salvar al Soldado Ryan, en pleno siglo XIII… Russel Crow tampoco parece estar en su mejor película, su falta de expresividad en algunas escenas (parece un palo) llama la atención. […]

  3. […] Ayer estuve viendo esta película de 1991, dirigida por Ridley Scott (Alien, Robin Hood, etc.), catalogada como “Road Movie”, cuenta la historia de dos chicas, Thelma (Geena Davis) y Louise (Susan Sarandon) que viven en el suroeste estadounidense. Louise es una mujer de carácter, que trabaja como camarera y vive sola, teniendo un novio (Michael Madsen), mientras que Thelma está casada con un hombre que siempre impone su voluntad en el matrimonio sin escuchar nunca a su mujer, el director no necesita más de 20 segundos para demostrarnos la situación del matrimonio. Un buen día deciden ir de fiesta el fin de semana, Louise sin dar explicaciones a nadie porque no lo necesita y Thelma, cansada de que su marido no aparezca por casa los fines de semana. Decididas a desmelenarse, se salen del plan establecido, parando en un bar de carretera, allí tras beber algunos chupitos y algunas margaritas conocen a un chico, que en caliente intenta violar a Thelma en el parking. Louise acude a su ayuda, y termina por pegarle un tiro al violador. Las chicas se ponen nerviosas y deciden escapar antes que dar cuentas a la policía. Ahí empieza su aventura, en su descapotable, recorriendo las carreteras secundarias de los estados sureños de Estados Unidos. En su huída conocen a J.D. (un jovencísimo Brad Pitt al comiendo de su carrera en Hollywood) por el que Thelma se siente atraída y tiene una pequeña aventura, aunque al final resulte ser un ladrón. Huyen sin parar, decididas como están a llegar a México, por carreteras secundarias y cometiendo más delitos, si es necesario para no parar en su viaje. Hal (Harvey Keitel) es el policía encargado de la investigación del asesinato en el parking, para lo que solicita la ayuda del FBI. Cuando le pide colaboración al marido de Thelma para buscar a su mujer desaparecida para esclarecer los sucesos, ni siquiera se lo piensa dos veces; cuando la policía le habla de amor y de bueno modales hacia su mujer, él no puede hacer otra cosa salvo reir. Hal que sabe que todo ha sido un accidente quiere ayudar a las mujeres, pero todo lo tiene en contra: sus colegas del FBI las buscan como perros a sus presas, los novios, J.D., que parecen empujar a las dos chicas hacia su destino de forma irremediable. Interesante película de Ridley Scott, muy diferentes a otras que he visto de este autor, mucho más psicológica y con una temática muy diferente (machismo vs. feminismo). […]

Trackback URI | Sindicación RSS

Dejar una respuesta