Feeds:
Anotaciones
Comentarios

Moritzburg

IMGP8820a
Con algo más de una semana de retraso, el pasado domingo 18, después de levantarse tarde y de comer (al final nos juntamos todos los españoles en una cocina de una WG), no sabíamos muy bien que hacer: Algunos querían ir al Elba, otros querían ir a Moritzburg, algunos en bici, otros en autobús, no sabíamos los horarios, un poco desastre vamos.
Al final encontramos una combinación para ir a Moritzburg en autobús, saliendo desde la estación de trenes de Neustadt.
Moritzburg es un pueblo, cerca de Dresde, aunque pertenece a Meißen (Donde las porcelanas), conocido por el palacio que tiene donde iba la familia real sajona a cazar.
Llegamos allí, un poco tarde, lo cual hizo que no pudiesemos entrar al palacio, porque la excursión mínima eran sobre dos horas; así que después de ver el castillo por fuera y visitar algunas salas en la planta baja, nos dimos un paseo por los jardines (me recordaron bastante a Nymphemburg), donde aprovechamos para echarnos un poco y descansar.
Y cuando llegó la hora vuelta para Dresde, aunque con un pequeño problema con los autobuses (los domingos no había autobuses a las mismas horas que los días de diario), así que al final tuvimos que esperar casi una hora (menos mal que había una heladería cerca), y luego rumbo a Dresde directamente.

Una respuesta a “Moritzburg”

  1. […] El domingo fue el tercer y último día del fin de semana que mi hermana pasó en Dresde haciendo turismo. Sin madrugar mucho, nos fuimos otra vez para el centro para ver algunas cosillas que se nos quedaron el viernes en el tintero. Fuimos a la Kreuzkirche, y luego a la Hofkirche para visitarla por dentro. Después aproveché para ir a visitar la Semperoper que yo todavía no había visto por dentro. El horario es hasta las 4 de la tarde, así que aprovechamos para ir por la mañana, se entra directamente por la derecha, y dentro se paga ya la entrada. Lo que se ve a día de hoy de la Semperoper es el fruto de la restauración que se llevó a cabo en los años 80 y la reapertura que tuvo lugar en 1986, en tiempos de la DDR. La entrada cuesta unos 4 Euros y para poder hacer fotografías hay que pagar un plus de 2 Euros; aunque merece la pena ver el interior tan decorado, así como el escenario y el patio de butacas.? Después, era ya era hora de comer, y antes de que fuese más tarde, que siempre puede ser un problema en Alemania el intentar comer a una hora española, nos fuimos para el “Sophienkeller“, que está justo enfrente del Zwinger. Después de disfrutar unos ricos platos alemanes, para ir bajando la comida, y después de descansar bastante, fuimos dándonos un paseo hasta la estación de trenes de Neustadt, pasando antes por el Zwinger. En la estación de trenes cogimos un autobús para ir a Moritzburg, para visitar el palacio, y pasear un poco por los jardines del palacio. De vuelta a Dresde, intentamos ir a la lechería Pfunds, aunque cerraba a las 6 y estaba ya más que cerrada; así que desde allí sólo nos quedó volvernos para casa, antes de que terminase de anochecer. Fuimos dando un paseo desde Neustadt, hasta la escultura del caballero dorado. Allí paramos en una heladería para tomar algo, porque tampoco teníamos mucha hambre. Y luego tranquilamente nos dimos una vuelta por la terraza de Brí?hl; aproveché para hacer algunas fotografías nocturnas. Y luego vuelta para la residencia, el lunes sería día de regreso para ella, y de trabajo para mí. […]

Trackback URI | Sindicación RSS

Dejar una respuesta