Feeds:
Anotaciones
Comentarios

Desayuno con Diamantes

desayuno-con-diamantes
El otro día estuve viendo «Desayuno con Diamantes«, una película de 1961 dirigida por Blake Edwards, inspirada en una novela de Truman Capote y protagonizada por Audrey Hepburn y George Peppard (Aníbal, el del Equipo A).
Comienza con un taxi que se acerca a la famosa joyería de Nueva York Tiffany, amaneciendo, una extraña imagen de Nueva York con unas calles completamente vacías. En Tiffany aprovecha para tomarse un cruasán con un café.
De vuelta a su casa de madrugada y despertar a su vecino fotógrafo japonés (Mickey Rooney), intenta dormir unas horas, hasta que llega un nuevo vecino, Paul Varjak (Peppard), al que conoce al pedirle el usar su teléfono, pronto empiezan una buena amistad, por lo abierta que es la protagonista (Holly). Allí se averigua que ella vive de los «regalos» que le dan algunos hombre por ir al tocador, y de los 100 dólares que le dan por ir a visitar a un mafioso a la cárcel, a cambio de llevar un código de vuelta a su abogado en Nueva York.
También se da a conocer que Paul, aunque escritor, y no de mucho éxito vive como un mantenido por una mujer que lo tiene como su amante, un complicado juego a varias bandas.
En una fiesta que Holly organiza en su casa conoce a su círculo de amigos: su representante, actrices, modelos que van acompañados de ricos millonarios, en los que por supuesto Holly también les pone el ojo, uno de ellos protagonizado por el español José Luis de Villalonga (Increíblemente tiene un número de Bacon de 3).
Aunque no todo es tan fácil: Paul tiene oportunidad de conocer parte de la completa historia de Holly: su pasado antes de llegar a Nueva York, aunque eso no impide que ambos se enamoren, aún cuando ella se compromete con un rico millonario extranjero.
La película en sí es una comedia, un tanto ácida, mostrándote la vida sin rumbo de Holly, en búsqueda de un futuro y sobreviviendo aprovechándose de hombres y de fiesta en fiesta; todo uno de los grandes mitos de Hollywood, curiosamente sólo ganó dos premios Oscar: A la mejor banda sonora y a la mejor canción, si bien Audrey Hepburn estuvo nominada como mejor actriz.

Una respuesta a “Desayuno con Diamantes”

  1. 23 Jun 2010 a las 23:38 Jose Joaquín

    Aunque la película me encanta, ese happy end es un poco forzado. La novela es mucho más ácida, pero tanto ésta como la adaptación fílmica son muy buenas. Una por el lenguaje, otra por los actores.

Trackback URI | Sindicación RSS

Dejar una respuesta