Feeds:
Anotaciones
Comentarios

Mitfahrer: Compartir coche

mitfahrer
En Alemania existe una curiosa forma de viajar: El Mitfahrer; la traducción literal de Mitfahrer sería “viajar con”, o de una forma no tan sintética, compañero de viaje.
En Alemania hay muchas formas de transporte público: Autobuses (menos), tren (La DB llega hasta casi el pueblo más pequeño de Alemania), y aviones; pero muchas veces no es posible encontrar una combinación que se adapte a las necesidades de uno en términos de tiempo y dinero.
La opción de Mitfahrer consiste en buscar (y en encontrar), alguien que haga el mismo viaje que tú quieres hacer, y viaje sólo. Así se pueden compartir el gasto de la gasolina y los dos (o más personas) salgan ganando; aunque sean dos perfectos desconocidos.
En Alemania hay muchos portales para encontrar estas combinaciones:
Mitfahrergelegenheit
Mitfahrerzentrale
son las más populares, en especial la primera y permiten tanto destinos dentro de Alemania, como internacionales.
En España hay también algunas páginas parecidas, como compartircoche, aunque parece que la idea no termina de despegar (No más allá de amigos o compañeros de trabajo que comparten el coche para ir a trabajar a diario).

2 respuestas a “Mitfahrer: Compartir coche”

  1. […] « Mitfahrer: Compartir coche Barbacoa por un Proyecto Fin de Carrera » […]

  2. […] El fin de semana pasado decidí ir a Darmstadt, la ciudad donde estuvie de Erasmus en el 2005/06 (Hace ya la friolera cantidad de 4 años), para visitar a la gente que queda todavía por ahí. Salí del trabajo a las 13:00 y me fui corriendo para Elbepark, donde había quedado con el Mitfahrer, y desde allí a las 14:00 salimos para Frankfurt. Llegué a muy buena hora a Frankfurt, sobre las 19:00 estaba en la estación de trenes de Frankfurt; como no había quedado hasta más tarde en Darmstadt, decidí darme una vuelta por Frankfurt; enfilé la calle que sale de la estación de trenes (Kaiserstraí?e), y continué hacia delante viendo los rascacielos que rodean la zona, hasta que llegué a la plaza de la Europa, donde está la sede del Banco Central Europeo. Desde allí cambia ya un poco el aspecto de la ciudad y empieza el centro histórico de la ciudad, el “Rí?mer“, donde está el ayuntamiento, y justo al lado de la catedral y de unas ruinas romanas. Después de pasear y dar una vuelta, me volví para la estación de trenes, busqué un tren regional que me llevara hasta Darmstadt, y después de comprar el billete (que no se compra en las máquinas de la DB, si no en las máquinas del transporte regional…), llegué a la estación de trenes de Darmstadt; cogí el autobús H, y me fui para Luisenplatz, donde había quedado con Jose y con Carlos, y tras dejar el equipaje en casa de Jose, nos fuimos a tomar una cervecilla y a cenar al Ratskeller. Tras eso, Carlos se volvió para Karlshof y Jose y yo fuimos a echar una cerveza por ahí. Empezamos por una cafetería/pub que han abierto en estos últimos años y que aprovechando el buen tiempo, la gente estaba en la calle tomándose una cervecilla. Desde allí nos fuimos al Schlosskeller, y sin saber muy bien, como terminamos a las 3 de la mañana… […]

Trackback URI | Sindicación RSS

Dejar una respuesta