Feeds:
Anotaciones
Comentarios

Cine: Knight and Day

Knight_and_Day
Ayer domingo aproveché para ir al cine a ver la película más promocionada del verano, la última película (por el momento) de Tom Cruise y Cameron Diaz.
Es una película de acción en la que Cruise es Roy Miller un experto espía y hombre de acción; Díaz es June Havens, una chica normal y corriente de la calle dedicada a restaurar coches antiguos. Conoce a Roy en el aeropuerto y coincide con él en un vuelo dentro de EE.UU., para ir a su casa para asistir a la boda de su hermana en dos días.
En un momento en que Havens va al baño, Roy aprovecha para cargarse a todo ser viviente en el avión que están en contra suya (paranoia) en una ridícula escena, Intento de homenaje a Goldfinger? Intentando aterrizar el avión con June de vuelta, tiene un accidente en un maizal; una vez sanos y salvos, lleva a June a su casa y le da claras instrucciones para que evite todo contacto con otros espías que puedan ir detrás de él.
Al día siguiente, mientras June está probándose ropa para la boda de su hermana es asaltada por unos cuantos espías (FBI, CIA?) que deciden detener a June por su relación con Roy. Evidentemente, mientras es transportada, una proverbial aparición de Roy, como caido del cielo (esta vez literalmente) que la salva de las garras de los intrigantes espías. Como June está confusa y no sabe muy bien cómo anda todo, sale corriendo buscando la protección de un amigo, bombero, aunque no le servirá de mucho cuando vuelva a aparecer Roy y se la lleve a punta de pistola amenazando a todo el local, aunque ofreciendo a cambio un pastel con nata para todos…
Finalmente convence a June para que lo acompañe en su aventura: Intentar salvar una nueva pila de combustible altamente energética. Esta aventura les hará buscar al investigador en una nave en USA, caer prisioneros, escapar (elipsis sobre el escape), aparecer en una isla en medio del océano, saltar de nuevo a Salzburgo.
La película termina con la famosa persecución en moto rodada entre Sevilla y Cádiz, donde aparece el malo, Antonio, un castizo traficante de armas interpretado por Jordi Mollí? (que parece que han olvidado hablar español). Curiosas escenas, donde tenemos los San Fermines en Sevilla; menos mal que las escenas rodadas en la Casa de Pilatos salvan un poco la cosa.
Curiosa película que si bien es de acción, no sabía muy bien qué pensar sobre si era una comedia, una parodia o directamente una patochada por la ridiculez de las escenas. La verdad es que llegados al caso prefiero Johnny English o a Leslie Nielsen. Entretenida, aunque algo confusa, sin saber muy bien, hacia dónde va la película.
Y la verdad es que las críticas que hay por ahí tampoco la dejan bien parada.
P7250076a

Trackback URI | Sindicación RSS

Dejar una respuesta