Feeds:
Anotaciones
Comentarios

Vértice geodésico de la Grana

Vértice geodésico de la Grana
El otro domingo (ya hace 3 semanas), cogí la bicicleta por hacer un poco de deporte, y esta vez tocó la de montaña, para no hacer ninguna ruta complicada o desconocida, subí a la Grana, por la ruta “convencional”, los primeros kilómetros de asfalto, luego la parte de carril de tierra, el pilar del marchante, y las últimas subidas hasta que se corona la sierra.
Cuando llegué a todo lo alto, decidí aventurarme por el carril que sale a la izquierda, y que nunca habíamos cogido: Sólo con ver la rampa, se le quitaban a uno las ganas, con una inclinación de hasta el 25 %, pero el esfuerzo merecía la pena. Cuando se pasa la rampa inicial, se llega a una mesetilla, en la que hay algunos restos de construcciones, caminos que bajan por otras zonas de la Grana y un mirador. Y es que las sierras que se pueden apreciar, desde los 1200 metros de altitud del pico, son bastantes: Desde í?beda y Baeza, hasta la Pandera, la Caracolera, la Ahíllos, Sierra Nevada,…
Sierras desde la Grana.
Y una vez fotografiado todo, vuelta para Martos: bajé la Grana en dirección hacia Jamilena, salí a la ermita y bajé por la carretera de la ermita, crucé el pueblo, en dirección a Torredonjimeno (en cuyo tránsito me llené por completo de barro). Una vez allí ya enganché con la vía verde y rumbo a Martos, que llegaba tarde.
Al final, 37 kilómetros, en dos horas y media y 774 metros de ascensión, quemando en total 1900 kilocalorías. No está mal.

Una respuesta a “Vértice geodésico de la Grana”

  1. […] El pasado sábado decidí hacer una rutilla de bicicleta de montaña, y es que todavía me quedan algunos picos en los alrededores de Martos que no he subido (aunque ya he llegado a la Grana, Jabalcuz, Cerro Viento, Almadén…). Busqué en wikiloc alguna ruta que me viniera bien, y una vez cargada en el GPS, a hacer kilómetros: Salí de Martos por la vía verde, en dirección a Alcaudete, para desviarme por la antigua cantera de balasto para coger unos carriles y salir a la antigua carretera de Alcaudete, paré para tomar una Coca-Cola y subida por un carril que sale junto a la fuente de la carretera del Villarbajo y empecé a subir la sierra Ahíllos por la parte trasera (la que pega al Castillo de Locubín), al principio entre olivares que van cambiando poco a poco a pinares, por donde se va ganando altura hasta que se ve la barrera para coches que tapa el carril que sube hasta arriba. Subí hasta la caseta de vigilancia de incendios y después de saludar al guarda, tomar algunas fotografías y disfrutar de las vistas (Sierra Caracolera enfrente, Alcaudete, la Pandera, Sierra Nevada, lástima que la atmósfera no estaba limpia del todo). Cogí una pequeña pista que hay de cemento que sube hasta el vértice geodésico, aunque los últimos metros hay que hacerlos subiendo como se puede por piedras. Las vistas merecen la pena, desde algo más de 1400 metros de altitud, la vistas en 360? son impresionantes, incluso Martos que parece tan pequeño. Aproveché para sentarme y tomarme un batido mientras disfrutaba de las vistas. Y luego vuelta a casa, que empezaba a hacerse tarde y llegaba el calor: Salí a la carretera del Villarbajo continuando por el carril y bajé hasta Las Casillas, me tomé una Coca-Cola y a buscar la Vía Verde por los carriles. En total salieron 6 horas, 70 kilómetros encima de la bicicleta, 4 horas y cuarto con bicicleta, 1400 metros de altitud acumulada y 3000 kilocalorías gastadas. Una etapa interesante. La ruta en gps está en wikiloc. […]

Trackback URI | Sindicación RSS

Dejar una respuesta