Feeds:
Anotaciones
Comentarios

IMG_0450
El pasado 8 de diciembre, el domingo del puente, decidí a salir con la bicicleta de montaña para ir retomando poco a poco la costumbre. En principio quería hacer la ruta de la ribera del Víboras, pero al final vi que era demasiada tela por lo que acorté un poco la marcha: Salí de Martos por la carretera de Fuensanta para desviarme por el carril de Cazalla, continuar un poco más adelante para pasar por el Molar; donde me desvié del carril para subir hasta el vértice geodésico; disfrutar un poco de las vistas y a reanudar el camino. Cuando llegué a la carretera de las Veletas, en vez de cruzarla para buscar el Rigüelo, la tomé, siguiendo bajando un par de kilómetros hasta llegar a la Cortijada del Tomate, y desde allí al Pantano del Víboras.
Desde allí llegué a Las Casillas, donde me encontré con un grupo de cazadores que estaban descansando en el Bar Moya, después de haber cazado un marrano que tenían en la puerta, y desde allí me volví a Martos por el carril de Cagasebo y la Vía Verde.
Un buen paseíllo para disfrutar de un frío domingo soleado. Al final, 37,5 km. en dos horas y cuarto, con 560 metros de desnivel y 1600 kilocalorías gastadas; y la ruta en GPS disponible en internet.

Trackback URI | Sindicación RSS

Dejar una respuesta