Feeds:
Anotaciones
Comentarios

El Francotirador Paciente

EL FRANCOTIRADOR PACIENTE
Este fin de semana terminé de leerme la que es por el momento última novela publicada por Pérez Reverte: El Francotirador Paciente, publicado por Alfaguara el pasado 2013.
La protagonista es Alejandra Varela; una especialista en arte que recibe el encargo de un editor de preparar un recopilatorio sobre la obra de un artista urbano grafitero: “Sniper”; para ello tiene que ir metiéndose poco a poco en el submundo del arte urbano; entrando en contacto con antiguos compañeros de fatigas del grafitero; primero en Madrid; de ahí a Lisboa, y de ahí a seguirle los pasos por Italia; Verona y por último Nápoles.
Poco a poco vamos descubriendo la personalidad de la protagonista, pasional y lesbiana; a la par que conocemos las hazañas del “artista”, un auténtico guerrillero urbano; en contra de cualquier sistema que se le ponga por delante y completamente indomable; para lo cual no se encuentra solo; un buen número de jóvenes grafiteros urbanos le siguen allá donde vaya y lo secundan en cuantos desafíos propone. En alguno de estos desafíos ha tenido algún percance con fatal desenlace lo que lo ha puesto en la mira de algunos a los que les gustaría verlo muerto; lo que hace que sea un personaje escurridizo.
Una novela corta y amena de Pérez Reverte, pero a la que francamente yo esperaba algo más; sobre todo después del buen sabor de boca que me dejó la anterior.

Una respuesta a “El Francotirador Paciente”

  1. […] La semana pasada terminé de leerme “Hombres Buenos“, la que es por el momento última obra de D. Arturo Pérez Reverte, publicada en este 2015. Es un libro sobre libros y bibliotecas, que tanto le gustan a D. Arturo, donde también la Academia es protagonista de la obra. En sus páginas nos narra las aventuras de dos académicos a finales del siglo XVIII, en el reinado de Carlos III que reciben la orden de ir a París en búsqueda de una Enciclopedia, el símbolo de la misma Ilustración, en un intento de la Academia por introducir nuevas ideas entre sus miembros; incluso estando prohibida en España; para lo cual cuentan con un permiso del propio Rey. Los dos “hombres buenos” elegidos por la Academia para ir a París en búsqueda de tan ansiada obra es D. Hermógenes Molina, el bibliotecario así como D. Pedro Zárate, un antiguo marino, veterano de la Batalla de Tolón, responsable de la redacción de diccionarios naúticos. Juntos comienzan un viaje no exento de sorpresas, por caminos de mala muerte y postas no mucho mejores hasta que pudieron llegar a París, donde en la embajada entran en contacto con el abate español exiliado Bringas, que le introducirá en los círculos intelectuales de la ciudad; aunque con poco éxito a la hora de conseguir la primera edición de la Enciclopedia. Por supuesto, grupos contrarios a la introducción de las ideas de la Ilustración en España también se conjuran enviando a un sicario para intentar dificultar la adquisición de los libros para la Academia; aunque el marino Zárate es un hombre de recursos y acción que no se dejará amedrentar fácilmente. Curiosamente además la novela incluye también entremezclado en el relato información del autor sobre la redacción de la obra: colaboradores, bibliografía consultada, como si D. Arturo quisiera darnos pistas para comenzar a ser escritores o nos explicara todos los pasos que hay detrás de la redacción de una novela y toda la documentación e investigación necesaria para enmarcarla en su momento y en su lugar. Una entretenida e interesante novela sobre la España que pudo ser y se quedó en el camino, cuando no supo subirse al tren del progreso y se quedó todo un siglo encerrada en sí misma y sus guerras; y que me ha gustado más que su anterior obra, “El Francotirador Paciente“. […]

Trackback URI | Sindicación RSS

Dejar una respuesta