Feeds:
Anotaciones
Comentarios

P8318152
El pasado domingo 31 de agosto fue la segunda etapa extraordinaria del C.C. Tosiria; después de la de primeros de mes de la subida al Veleta: Subida a Santiago de la Espada desde Villanueva del Arzobispo; en plena Sierra de Segura; una etapa con unos paisajes y vistas impresionantes.
A las 6 nos recogió el autobús de Rivera en Martos y a las 6:30 pasamos por Torredonjimeno; saliendo hacia el norte de la provincia hasta llegar a Villanueva del Arzobispo; donde paramos para desayunar y descargar las bicicletas.
Salimos de Villanueva a unos 600 m. de altitud por la carretera de Albacete, para desviarnos a unos 3 km. por la carretera de Hornos que empieza a remontar poco a poco el Guadalquivir, con una pendiente suave; unos 25 km. hasta llegar al pantano del Tranco (unos 760 m. de altitud) donde paramos para tomar un refresco y re-agruparnos.
Volvimos a coger las bicicletas; la próxima parada era Hornos; donde ya empezaban las primeras cuestas: 1000 metros de altitud; y desde la parada de Hornos nos dejamos caer por la carretera de Santiago de la Espada; para luego empezar a subir “a sangre”; al principio unos 4 km. con una subida en torno al 10 % de media; donde vamos dejando cualquier resto de olivar; el pantano comienza a quedarse atrás y bajo; y vamos ganando altura, metiéndonos en lo que es la propia Sierra de Segura (1450 m.); pasamos Pontones Bajos (1330 m.); y desde ahí una última subida; ya algo más suave que las anteriores; para coronar el puerto (y punto más alto de la etapa con 1600 metros) y dejarnos caer finalmente hasta Santiago (1350 m.).
Una etapa “de libro”; sin ni siquiera tener que salir de la provincia de Jaén; donde podemos disfrutar de un buen puerto de montaña de ciclismo; y de la Sierra de Segura. Todo en uno; al final 85 km. en 4 horas y 10 minutos, con 1900 metros de subida, y unas 3000 kilocalorías gastadas; para un buen día de ciclismo.
Y como todo no iba ser darle a los pedales; en Santiago teníamos una comida organizada en el Hotel San Francisco; así que fuimos al pabellón deportivo para ducharnos y volvernos a tomar unas cervecillas y comer; donde por supuesto disfrutamos de cordero segureño.
Y luego la vuelta en autobús; si bien no son muchos kilómetros, volver de Santiago de la Espada hasta Torredonjimeno fueron más de 4 horas de viaje; por carreteras entreviradas y con muchas curvas; aunque afortunadamente con buen firme.

Trackback URI | Sindicación RSS

Dejar una respuesta