Feeds:
Anotaciones
Comentarios

Una continuación natural de la nusmiamática española del siglo XIX son las acuñaciones hispanoamericanas post-coloniales: Tras el fenómeno de la independencia de los territorios americanos continentales que tuvieron lugar a principios del siglo XIX; sin embargo las cecas siguieron acuñando monedas con los módulos españoles; cambiando los tipos por los que las nuevas repúblicas (o monarquías) eligieron para representar a sus recién creadas naciones.
Haciendo un recorrido de norte a sur; únicamente por las naciones que surgieron en el momento de independizarse (y no las que aparecieron al cabo de unos pocos años), las monedas que aparecieron fueron:
México:
México
Una de las últimas naciones en conseguir su independencia de forma efectiva y también en acuñar sus primeras monedas; instauró una monarquía en la persona de Agustín de Iturbide. Las primeras monedas acuñadas en la ceca de México (la primera en su época por volúmenes, y una de las más antiguas del continente) fueron los 8 Reales a nombre del efímero monarca. Al cabo de unos pocos años; con el derrocamiento de la monarquía; el tipo cambiaría a la moneda con el gorro frigio sobre unos rayos; pero esa es otra historia.
Centro América:
centroamerica
La Ceca de Guatemala, fundada en 1733, pasó a pertenecer tras la independencia de España de la nueva nación creada de «República Federal de Centro América«, una nación fallida que terminaría por desmembrarse en sus cinco naciones constituyentes: Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica.
Las monedas acuñadas en la ceca de Guatemala tendrían como nuevo tipo una serie de figuras alegóricas de la nación recién creada: En el anverso un sol naciente sobre 5 picos de montañas (que representan a las naciones constituyentes de la República); y la leyenda «REPUBLICA DEL CENTRO DE AMERICA», y en la parte inferior el año de acuñación. En el reverso aparece un valor; bajo sus ramas el valor (8· R· para el caso de 8 Reales); y la leyenda «LIBRE CRESCA FECUNDO», la marca de ceca (NG para Guatemala, CR para Costa Rica), el ensayador y a ley 10 Ds y 20 Gs.
Colombia:
Colombia
Aunque tras la independencia aún se llamara «Nueva Granada»; al controlar la ceca de Popayán; sus primeras acuñaciones tenían en el anverso una cabeza femenina de india, con la leyenda «LIBERTAD AMERICANA» y el año de acuñación; mientras que en el reverso una Granada entre las marcas del valor y la leyenda «NUEVA GRANADA» y las iniciales de los ensayadores.
Perú:
Perú
Las primeras acuñaciones hechas en el Perú post-colonial fueron efectuadas en la gran casa de la moneda de Lima y tuvieron un carácter provisional al ser recapturada la ciudad por las tropas realistas fieles a España. En 1825 aparecería el nuevo tipo.
En el anverso tras una columna dos figuras femeninas alegóricas: A la izquierda la justicia y a la derecha la virtud. En la parte externa la leyenda «POR LA VIRTUD Y LA JUSTICIA». En el reverso un escudo sobre varias banderas y una palmera y la leyenda «PERU LIBRE · LMAE · 8R · 1822 «; indicando la ceca LMAE en anagrama, el valor: 8 Reales y el año de acuñación.
Bolivia:
Bolivia
En la ceca de Potosí se acuñaron las primeras monedas de la recién creada República de Bolivia; si bien cambiaron la designación, cambiando de «Reales» a «Soles»; manteniendo los módulos españoles. En el anverso figura el retrato de Simón Bolívar de perfil mirando a la derecha en uniforme militar; bajo el retrato «BOLIVAR» y la leyenda «LIBRE POR LA CONSTITUCIÓN». En el reverso bajo seis estrellas un árbol y bajo éste, dos alpacas. La leyenda «REPUBLICA BOLIVIANA · M J · 1827 · 8S · PTS».
Chile:
Chile copia
La ceca creada en época de Fernando VI en 1755; fue la encargada de acuñar las primeras monedas de la República de Chile en 1817; y cambiando también la denominación para el caso de los 8 Reales; llamándole «Peso» (el nombre popular para la moneda de 8 Reales), pero manteniendo el nombre de Reales para los módulos más pequeños. Peso fue el origen de nuestra moneda «peseta», así como el nombre que a día de hoy tienen las monedas en muchos países hispanoamericanos.
En el anverso aparece un globo sobre una columna, iluminado por una estrella, y la leyenda «UNION Y FUERZA · FJ · 1817». En el reverso un volcán en explosión con una columna de humo; en la parte superior «UN PESO» rodeado de una corona de laurel y la leyenda «CHILE INDEPENDIENTE · SANTIAGO»
Argentina
Argentina
Argentina es un ejemplo curioso puesto que no tiene ninguna ceca en su territorio que acuñara moneda con anterioridad; sin embargo en 1813 las tropas del General Belgrano tomaron la ciudad de Potosí; lo que les permitió controlar la ceca donde acuñaron las primeras monedas de la por entonces «Provincias del Río de la Plata». En el anverso aparece un sol, y la leyenda «PROVINCIAS DEL RIO DE LA PLATA» cerrado por un florón. En el reverso aparece el escudo de la república entre un 8 y una R y la leyenda «EN UNION Y LIBERTAD · PTS · J · 1813», donde PTS en anagrama es la ceca de Potosí; J el ensayador y 1813 el año de acuñación.
Después de estas monedas vinieron muchas más; cambios de motivos, de módulos, de gobernantes; pero eso es otra historia.

Una respuesta a “Acuñaciones hispanoamericanas post-coloniales”

  1. 11 Nov 2015 a las 19:41 JIMMY CHINCHILLA CERVANTES

    PREGUNTO: UNA MONEDA COMO LA DE CENTROAMÉRICA PERO DE 1829,EN PERFECTO ESTADO, CUANTO PUEDE VALER ACTUALMENTE, EN COLONES O DOLARES.

Trackback URI | Sindicación RSS

Dejar una respuesta