Feeds:
Anotaciones
Comentarios

Viena: tercer día

P7204189
Y después de tanto ajetreo, llegó el viernes, tercer día de nuestras vacaciones en Viena. Decidimos empezar por visitar el parque de atracciones de Prater; donde está la famosa Noria de Viena (inmortalizada en “El Tercer Hombre“, por ejemplo). Dimos una vuelta por el parque de atracciones, montando a Dulce en algún carrusel, tiramos a los dardos, estuvimos viendo una columna de aire para simular el vuelo; aprovechamos para almorzar en una hamburguesería de la zona, celebrando la publicaciones de los exámenes de las oposiciones de Adelina, donde tan buen resultado ha obtenido. y antes de irnos, no podíamos dejar de montarnos en la famosa Noria, donde pudimos disfrutar de unas estupendas vistas de la zona y del casco antiguo de Viena.
Después de salir del Parque de Atracciones, la familia Repiso se volvió para la casa para que la niña durmiera, y Sandra y yo aprovechamos para coger el metro y volver a cruzar la ciudad, esta vez en dirección a la estación de trenes (Hauptbahnhof) y visitar el Palacio del Belvedere. Un Palacio que tras la caída del imperio pasó a convertirse en un museo; aunque en 1955 sirvió para la firma del Tratado entre los aliados y Austria por el que accedió a su independencia. Entre salas de exposiciones temporales, esculturas religiosas, y la sección de pintura con numerosas obras de Klimt (entre las que destacan la del Beso), otras contemporáneas y esculturas del siglo XVIII.
Junto al Palacio de Belvedere se encuentra el jardín botánico de la Universidad de Viena, (No confundir con la Palmenhaus, el invernadero de palmeras que se encuentra junto al Palacio de Schönbrunn. Dentro del Jardín Botánico encontramos un pequeño invernadero con numerosas plantas tropicales, entre otras cacao, café y papaya.
Ya cuando empezaron a cerrar, nos volvimos para casa de Repiso, a cenar temprano: Mi hermana estaba ya de camino y había que recogerla en el aeropuerto.

Trackback URI | Sindicación RSS

Dejar una respuesta