Feeds:
Anotaciones
Comentarios

El Escorial

PC289505
Estas vacaciones de Navidad, entre Nochebuena y Nochevieja, aprovechamos unos días libres para hacer una pequeña escapada: Escorial, Segovia y Ávila.
La primera parada fue El Escorial, así que tras reservar alojamiento, el viernes 28 bien temprano cogíamos el coche, desayunábamos en Casa Ignacio y salíamos rumbo a Madrid por la autovía. Sin volver a parar llegamos directamente al pueblo de San Lorenzo del Escorial, dejamos el coche en el parking del hotel Don Jaime, una antigua casa rehabilitada como hotel, acogedora, cómoda y con un servicio muy atento.
Desde allí directamente bajamos la calle (unos 200 metros) para llegar al Palacio. Vimos el centro de información para turistas y nos fuimos directamente a hacer la pequeña cola que había en la puerta lateral. Pagamos la entrada, pasamos el arco de detección de metales y ya estábamos dentro.
Desde las galerías laterales, fuimos caminando hasta que salimos al patio principal y vimos anunciada la Biblioteca por dónde empezamos la visita. Poco puede decirse de la que quizás sea la sala más conocida del palacio, quizás junto con el Panteón Real. Biblioteca donde se encuentran escondidos tesoros, como los libros de Diego de Villalta, re-descubiertos a principios del siglo XX y reeditados hace 40 años.
Desde allí seguimos la visita por unos patios y claustros que nos llevaron a la primitiva capilla del palacio, salas de pinturas donde pudimos disfrutar de pinturas hasta del Greco.
Continuamos por las dependencias reales, la sala donde dormía Felipe II, con vistas directas a la Iglesia e incluso su cama. Salimos a la Iglesia paseando por sus naves, de donde volvimos a salir al patio principal.
En las criptas se encuentran enterrados los infantes, principesco y reyes de España desde el siglo XVI, siendo la sala más conocida el Panteón Real, donde faltan Felipe V y Fernando VI, y que además se encuentra lleno, ya no quedan más féretros vacíos donde presumiblemente deberían descansar D. Juan Carlos I y Doña Sofía.
Visitamos la última ala que nos quedaba, la de los Borbones que adecuaron parte del palacio a sus gustos, más recargado, lleno de tapices a finales del XVIII y principios del XIX.
Al salir del edificio nos quedaba aún por visitar los pequeños jardines que rodean por un lateral el Palacio, y que nos dieron la idea de comprar unas Camelias para ponerlas en macetones en la casa.
Tras pasar toda la mañana en el palacio y quedar sin palabra al contemplar todo en detalle nos fuimos a comer a un restaurante que está al cruzar la avenida con tráfico, un sitio turístico y para gente de paso, donde matamos él hambre.
Como anochecía temprano, nos fuimos para el hotel para deshacer las maletas y descansar un poco antes de salir a cenar. Dimos una vuelta por el pueblo aprovechando que con las Navidades habían puesto un Belén enorme en el pueblo para ir a tomar algo a una cafetería antigua que nos recomendó el dueño del hotel.
Y antes de volvernos al hotel como no podía ser menos, una visita nocturna al Escorial por fuera para poder hacer alguna fotografía nocturna. No sé cuándo volveremos a tener la oportunidad de visitar esta tremenda obra de arte y testigo de la historia.
PC289515

Procesión de la Borriquita 2019

P4142456
Casi sin hacer ruido y sin llamar la atención ya ha llegado la Semana Santa, disfrutando de este primer Domingo de Ramos de un tiempo espléndido que ha acompañado la procesión de la Borriquita –Cofradía de Nuestro Padre Jesús en su entrada en Jerusalén, la que sale desde el Colegio San Antonio de Padua; la procesión de los niños, donde salen acompañando con las palmas y los costaleros, de entre los estudiantes del Colegio; costaleros que algún año fueron compañeros míos de clase, habiendo pasado ya más de 20 años desde entonces…
Aquí en el blog una de las primeras entradas que colgué, de hace ya 13 años, 13, del año 2006.

Málaga y Ronda en un viaje

PC249344
Estas vacaciones se Navidad, aprovechando los días libres hicimos una pequeña escapada a Málaga, para disfrutar un poco del Sol y la playa, aprovechando que el frío aún no había llegado.
El mismo día de Nochebuena, 24 por la mañana antes de volvernos para la casa decidimos dar un pequeño rodeo y visitar Ronda, antes de llegar a casa para cenar con la familia. Hacía ya bastante tiempo que no iba a Ronda: 2012 con la moto y 2015 con la bici.
Llegamos a Ronda y aparcamos cerca de la estación de trenes, para ir a tomarnos un café cerca y desde ahí dando un paseo buscando el Tajo, pasando antes por el parque (donde se encuentra el parador), pudiendo disfrutar de unas bonitas vistas de la serranía y el territorio circundante.
Visitamos el pequeño centro de interpretación que hay en la habitación interior del Tajo, antes de volver a subir arriba, cruzar el puente y echarnos algunas fotografías, antes de continuar por el barrio antiguo y dar una buena vuelta, bajando hasta los baños árabes, volviendo por la Alcazaba, viendo la Iglesia del Espíritu Santo de lejos, para toparnos casi sin darnos cuenta con la Iglesia de Santa María la Mayor, para continuar el paseo contemplando sobre todo las portadas y patios de los palacetes que abundan en el casco antiguo, para volver a salir al puente, comprar unos recuerdos, pasar por la conocida Plaza de Toros de Ronda y ya coger el coche para volvernos para Martos; teníamos aún pendiente preparar la cena de Nochebuena.
Un corto paseíllo por Ronda, pero que sirve para ir abriendo boca y quedarnos con ganas de volver para verlo todo en más detalle.

Los Enemigos del Comercio I

Portada del libro.
Esta semana terminé de leerme está pequeña obra de arte sobre historia y economía del erudito Escohotado, comunista y hippie en su juventud y abanderado del liberalismo económico en la actualidad.
Iniciado como una historia del Comunismo, al intentar poner un origen al movimiento político-económico del siglo XIX se dio cuenta que sus raíces eran mucho más profundas, teniendo que arrancar con los griegos y las rivalidades entre atenienses y espartanos que también llevaban a diferentes visiones económicas: el comercio frente a la esclavitud y el sometimiento de pueblos. Posteriormente los romanos, su época de esplendor y crecimiento con la república junto con la consiguiente época de crisis con el imperio, la población subsidiada, la competencia desleal de la esclavitud, los altos impuestos que llevan a abandonar las explotaciones, no hace más que allanar el camino hacia una Alta Edad Media donde el comercio y la circulación del dinero han desaparecido y Europa se encuentra en uno de sus momentos más bajos. La visión del cristianismo, heredada del judaísmo de rechazo de la riqueza y del comercio tampoco ayuda. Especial atención dedica el autor a la secta judaica de los «ebionitas»
Las reformas protestantes y otras sectas del cristianismo también tienen un lugar importante y para terminar la Revolución Francesa y la cantidad de ricos y millonarios que en ella perecieron cierran el primer volumen de la trilogía.
Un libro muy completo, con el que se aprende mucho, no solo de economía sino también de filosofía, historia, en definitiva un libro para aprender y mucho, que tirara por tierra muchos tópicos e ideas preconcebidas de la economía de la historia antigua.

Al Pantano Víboras con el Tosiria

P3248383
Este pasado domingo fue la etapa ordinaria del C.C. Tosiria: Torredonjimeno – Martos (Por la Circunvalación) – Carretera de Alcaudete – Las Casillas – Pantano Víboras, donde paramos en el primer merendero para tomar un refresco y poder contemplar las impresionantes vistas de la sierra, la presa y el castillo medieval del Víboras; para luego reanudar la marcha por La Carrasca, Martos y finalmente Torredonjimeno.
Como habitual en el mes de marzo salimos a las 9:30; saliendo yo un poco antes desde Martos para unirme con ellos en la sede del club; al final 50 km. en 2 horas, con 850 metros de desnivel y 1200 kilocalorías gastadas; un paseíllo.

Café colombiano

IMG_3190a
El otro día paramos en casa de Repiso y amablemente nos invitó a desayunar, y nos sorprendió con un rico café… Le preguntamos y nos contó su secreto: En sus numerosos viajes a Colombia a la Universidad con sus tesis y sus cosas de Doctor, aprovecha para traerse en el viaje de vuelta café colombiano 100 %; comprado allí en los supermercados.
Amablemente nos dio una bolsa de medio kilo para que pudiésemos disfrutar ese rico café en casa; como bien dijo Jimmy en Pulp Fiction.
Café Águila Roja; ya sólo nos queda probar el Café de Juan Valdés.

« Anterior - Siguiente »