Mi Blog

Blog personal de José Ramón Martínez Pérez.

15 septiembre, 2021
por admin
Sin comentarios

ITV de la BMW F650GS, versión 2021

BMW F650GS en la ITV

Pese al retraso que se ha acumulado con la ITV por la pandemia; intentan combatirlo como pueden: ahora es complicado (o imposible) si intentar pedir cita para la ITV antes de 15 días de la fecha en que te cumpla; pero a cambio te mandan un mensaje al móvil cuando se acerca la fecha de caducidad y te dan un par de opciones para la ITV.

Este año cambié finalmente y no acepté las propuestas que me mandaron por mensaje y perdí la cita en Martos para la ITV de la moto que me caducaba el 21 de Agosto; sin embargo casi de emergencia conseguí una cita para el 20 en Baena; aquí cerquita; así que con la fresquita, a las 10 de la mañana salí de casa rumbo a Baena por Alcaudete; esperé un poco para pasar la ITV (ahora solo admiten pago por tarjeta o mediante carta de pago; es decir; no admiten pagos en metálico en la ITV).

Y tras pasar la ITV, vuelta a casa; esta vez pasando por Porcuna. 104 km. Y un total de 35467 km.

14 septiembre, 2021
por admin
Sin comentarios

Viejos

Cartel de la película: Viejos

Manteniendo la tradicional costumbre de los cines de verano; este lunes aprovechamos que ponían en el Auditorio Municipal de Martos la película «Viejos» para salir y disfrutar de una película al aire libre.

Viejos es la última película del director indio «M. Night Shyamalan«; más conocido por ser el director de «El Sexto Sentido«, allá por el ya lejano 1999. En esta película vemos una familia de clase media estadounidense, compuesta por Guy Cappa ( Gael García Bernal), Prisca (Vicky Krieps) y sus hijos Trent and Maddox.

Todos ellos viajas hasta un resort paradisiaco en algún lugar desconocido, seguramente tropical. Una vez allí son recibidos amablemente por el gerente del Hotel que los agasaja con todo lo normal en este tipo de establecimiento; allí nos presentan a otros inquilinos del hotel: una familia compuesta por un médico (Rufus Sewell), su anciana madre, su presumida y atractiva esposa (la actriz Abbey Lee) y su niña pequeña; así como un matrimonio compuesto por un asiático, Jarin (Ken Leung) y una negra, Patricia (la actriz nigeriana Nikki Amuka-Bird). Tras desayunar en el Hotel, el gerente los invita de forma extraordinaria a una playa algo alejada del hotel, pero aislada y donde podrán hacer actividades únicas. Un chófer del hotel (el propio Shyamalan es el chofer de la furgoneta). En la playa se encuentran también con un rapero musculoso que se encuentra sangrando por la nariz y algo desorientado. Pronto los niños empiezan a jugar y es cuando se suceden los acontecimientos extraños: Primero encuentran el cadáver de una joven rubia flotando entre las rocas de la playa. Tras analizar el cadáver al poco tiempo empieza a acelerarse; en un rato el cadáver empieza a estropearse y quedarse en los huesos. Los siguientes que experimentan un cambio son los niños que parece que empiezan a crecer pasando a ser adolescentes en unas pocas horas; la muerte de la anciana, parece que el tiempo se acelerase en esta playa…

Las dolencias de algunos parecen agravarse, como la esquizofrenia del doctor, las dolencias de la espalda de la rubia, otras parecen remitir: consiguen extirparle el tumor a la madre y la epilepsia de Patricia parece mejorar al no tener ningún ataque.

Sin embargo para la caída de la noche, los adultos se han convertido en ancianos; los niños en adultos y no parece haber una salida, mientras van muriendo poco a poco.

¿Qué estará pasando? ¿Qué habrá detrás de estos extraños fenómenos? En sensacine publicaron una muy buena crítica de esta película, y la verdad es que si bien algunas escenas son un poco rocambolescas, el giro argumental, el final de la película la hace interesante y entretenida.

8 septiembre, 2021
por admin
Sin comentarios

Cine: Habana

Cartel de la película Habana

Dirigida por Sydney Pollack (fallecido en el 2008) en 1990, y protagonizada por Robert Redford y Lena Olin.

Navidad de 1958; el tahúr Jack Weil (Robert Reford) viaja hasta La Habana desde los Estados Unidos en un ferry regular; allí ya algunas sorpresas con la policía secreta de Batista lo pone en alerta de que la gente se está empezando a poner enrviosa en Cuba por la situación política si bien no le da importancia. Caballerosamente, Jack se ofrece voluntario para ayudar a una bella mujer, la estadounidense Roberta (Lena Olin – La Novena Puerta), para pasar su coche por la aduana.
Una vez allí Jack comienza con su rutina ordinaria: visitar a sus amigos en los casinos y organizar partidas de póker con mucho dinero de por medio; allí en sus noches alternando por diferentes bares y casinos, vuelve a coincidir con Roberta y su esposo; el respetable médico cubano Arturo Durán; de buena familia y posición acomodada y revolucionario contra Batista.

Los últimos días del año 58 empiezan a ser confusos, el gobierno de Batista y su policía empiezan a ponerse nerviosos ante la cercanía de los revolucionarios a la Habana, y empiezan a detener a numerosos sospechosos de simpatizar con los rebeldes; todo acompañado de bellas imagenes de una Habana lejana llena de almendrones, de luminosos y anuncios de empresas estadounidenses que todo fue barrido por la Revolución; todo esto hace que Jack tenga que viajar hasta llegar a Santa Clara para encontrarse con los rebeldes para intentar salvar a Roberta. (Ya se sabe lo que dice el refrán).

Una película con una buena ambientación histórica, que me recordó bastante a «La Ciudad Perdida«, del 2015; si bien esta es más oscura y otra orientación.

6 septiembre, 2021
por admin
Sin comentarios

Los Enemigos del Comercio III

Portada del Libro: Enemigos del Comercio III

La semana pasada terminé de leerme la tercera y última parte de la historia que Escohotado ha escrito sobre los enemigos del comercio; sobre la historia del comunismo desde los orígenes de la humanidad.

Este volumen se centra sobre todo en el siglo XX, el más cercano a nosotros y que por tanto más nos siena donde los experimentos comunistas han sido muy frecuentes: la Unión Soviética, Cuba, el Sudeste asiático, China, todos los procesos revolucionarios, la lucha contra la propiedad privada y asesinatos; pasando también por los nazis alemanes (socialistas en su propio nombre) los fascistas italianos; así como la cantidad de filósofos y pensadores europeos como Sartre durante los años 60, e incluso el pequeño ejemplo en la España de la II República y la Guerra Civil.

E incluso Escohotado tiene ocasión de terminar dándole un repaso a los últimos movimientos hispanoamericanos como el venezolano.

En este enlace hay una interesante entrevista al autor; en «el confidencial«; un libro espeso e intenso; con mucha información y mucha referencia a filosofía y a filósofos; estudiado y bien documentado; que da una visión muy concreta y exacta de lo que supusieron los movimientos revolucionarios socialistas en el siglo XX. Una obra imprescindible para cualquier amante de la política o de la historia.

3 septiembre, 2021
por admin
Sin comentarios

Viaje a Évora

Plaza del Giraldo en Évora de noche

Cuando fuimos a Lisboa allá por el 2019, pasamos por una ciudad que anunciaban bastantes veces: «Évora«. Así que el pasado año 2020; aprovechando el espacio entre una de las olas, en octubre; que las fronteras se abrieron para hacer unas pequeñas vacaciones a Évora y vuelta por Guadalupe, en Extremadura.

Salimos el viernes por la tarde y tras unas cinco horas de camino, cruzando Cerro Muriano, llegamos allí anocheciendo. Pasamos bajo el acueducto, y tras callejear un poco con el coche llegamos al hotel. Dejamos el equipaje y nos fuimos a dar una vuelta por el centro para cenar; aprovechando también para probar la cámara de fotos nueva.

Llegamos en seguida a la Plaza del Giraldo, y justo detrás a una calle llena de bares y restaurantes; que también estaban muy animados por celebrarse la concentración motera «Les a Les«.

Nos volvimos al hotel para coger fuerza para el sábado; día en el que nos esperaba una buena caminata por la ciudad.

Lo primero que hicimos fue ir a desayunar a una cafetería típica, decorada con azulejos azules; justo frente a un cuartel del ejército adornado con unos pequeños cañones de campaña; desde allí nos fuimos por el casco antiguo y nos acercamos hasta la Catedral de Évora; subimos hasta los tejados de la Iglesia, para disfrutar de las vistas de la ciudad y sobre todo el Templo romano de Évora.

Altar Mayor de la Catedral de Évora

Tuvimos ocasión de visitar tanto la Catedral; como el claustro y el museo y tras echar un buen rato salimos; y vimos justo al lado el Templo Romano de Évora; o mejor dicho sus ruinas.

Ruinas del Templo romano de Évora

Desde allí fuimos dando un paseo hasta llegar a la Universidad de Évora; una universidad centenaria, casi tan antigua como la de Granada y regentada por los jesuitas durante varios siglos.

Patio de la Universidad de Évora

Y tras pasear por sus pasillos y comprobar que también estaban decorados con los típicos azulejos azules portugueses, llegó la hora de comer y empezó a avisarnos la barriga. Nos fuimos hasta la Plaza del Giraldo, donde nos estamos en una terraza y tuvimos ocasión de probar las migas alentejanas, bastante parecidas a las nuestras, con pan y carne. Muy ricas y reconstituyentes.

Por la tarde fuimos a visitar la Iglesia de los franciscanos y su popular «Capilla de los Huesos»; aunque callejeando nos encontramos con pequeñas iglesias, como la de la Misericordia: completamente decorada con azulejos en su mitad inferior y con pinturas la superior; con una bóveda de medio cañón:

Iglesia de la Misericordia en Évora; decorada con azulejos azules

La iglesia de los franciscanos; construida entre el siglo XIV y XV; tiene elementos góticos y renacentista en su portada. Desacralizada prácticamente desde la guerra de los franceses; una de las cosas más curiosas y visitadas De la Iglesia es la «Capilla de los Huesos«; una capilla construida en el siglo XVIII donde para que los fieles recapaciten y se arrepientan de sus pecados; está decorada con miles de huesos procedentes de los encerramientos que había en la propia iglesia.

Capilla de los Huesos de Évora

Iglesia de San Francisco de Évora

Tras salir De la Iglesia de los franciscanos dimos una vuelta por la ciudad hasta llegar a un parque cercano donde paramos para descansar y tomarnos un refrigerio y unas fotos en unas ruinas en la zona.

Después cogimos el coche para ir a visitar el acueducto de la ciudad; este acueducto no es romano, como estamos acostumbrado; mucho más moderno: Del siglo XVI; así que primero nos fuimos a las afueras del barro antiguo de la ciudad, por donde entra, viendo como se han aprovechado hasta sus arcos para ubicar casas entre ellos. Luego seguimos el acueducto por fuera de la ciudad donde recorre la campiña; quedan algunos conventos antiguos cerrados y carreteras que lo cruzan.

Acueducto de la ciudad de Évora

Y tras eso continuamos nuestra marcha: Próximo destino: Guadalupe.