Mi Blog

Blog personal de José Ramón Martínez Pérez.

Ya estoy «anmeldado»

| Sin comentarios

Bueno, hace bastante tiempo que no escribo, en la última anotación hablaba del martes.
El miércoles no escribí porque la verdad es que no hice nada, por la mañana estuve en clase de VLS-…, luego supongo que iría a comer a la mensa y por la tarde estará en la residencia mirando asignaturas, en fin como además estaba resfriado tampoco tenía muchas ganas de hacer más cosas.
Ayer jueves fue un día más interesante: Por la mañana había ejercicios de una asignatura que se llama Fuzzy-Logik, Neuronale Netze und Evolutioníre Algorithmen, pero como no había ido a la presentación porque estuve en la otra asignatura (Algorithmen in Chip-Design) pues no pude ir a la presentación, la cosa es que llegué a clase y estabamos 4 ó 5 alemanes y otro Erasmus, llevábamos sobre media hora esperando cuando nos dimos por vencidos: el profesor no había llegado, más tarde me enteré que los ejercicios todavía no habían empezado y que ahora mismo sólo había teoría.
En fin, como era temprano tenía toda la mañana para adelantar cosas, así que me fui al ayuntamiento a hacer el «anmelden», «anmelden» es una palabra alemana que significa «inscribirse», pero tiene mucha gracia porque todos los españoles conjugan el verbo como si fuera español, incluso lo hacen reflexivo, en plan
«Yo me anmeldo, tu te anmeldas…, vengo de anmeldarme»
En fin, lo encuentro bastante gracioso. Bueno ¿Por qué hay que «anmeldarse» en el ayuntamiento? Aunque seamos ciudadanos de la unión europea, cuando se vive en Alemania por un periodo superior a tres meses te tienes que dar de alta en el ayuntamiento, pero vamos que al ser ciudadanos de la unión europea es un puro trámite, aunque eso sí, la otra vez que vine se me olvidó llevar el contrato de la vivienda y no me pude inscribir. En este blog también habla de «anmeldarse»
Después de las tareas burócráticas fui al Kaufhof a comprarme un juego de cama, para así tener dos y mientras lavo uno, me pongo el otro. Resulta que hay de dos tipos: de invierno (de algodón) y de verano (de polyester), y el otro que había comprado es de verano, así que me he comprado este de invierno y la verdad es que se nota diferencia, este es más calentico.
Cuando terminé me fui a llamar por teléfono al coordinador de Erasmus de Ingeniería Electrónica en la Universidad de Granada porque tenía un montón de dudas de las optativas de las que me tengo que matricular y el plazo de alteración de matrícula se termina la semana que viene, y me tranquilizó, me comentó que lo más complicado son las troncales porque esas tienen que tener un porcentaje del temario común, pero las optativas pueden ser cualquiera, siempre y cuando estén relacionadas con la electrónica, y que lo que tengo que hacer es matricularme en la secretaría de «Créditos optativos genéricos», lo cual simplifica un montón las cosas y también me tranquiliza.
Luego me vine para la residencia para dejar las cosas y de vuelta a la universidad, esta vez a la Mensa para comer.
Un compañero (Rubén, el que me enseñó a cambiar la dirección física de la tarjeta de red), se había comprado unos altavoces en el Saturn pero estaban rotos, así que fue a descambiarlos y le acompañamos, nos costó un poco entenderos con la dependiente, pero al final nos los descambió.
¿Cuál fue el problema? Que utilizabamos «wechseln» que hace más referencia a «cambiar dinero» y había que utilizar «umtauschen» que es más «descambiar».
En fin, podría añadir una sección en el blog que hablara de «Curso de alemán», no sé, ya veré, todo se andará.
De nuevo en Karlshof, me puse a buscar otro supermercado, el Tengelmann al que me aficioné en Múnich porque era el que estaba más cerca de casa, pero para variar no dí con él a la primera, me tiré calle alante, calle abajo, hasta que empecé a callejear y lo encontré, pero en fin, por lo menos estuve entretenido y estuve viendo un barrio residencial con unas casas muy típicas, ya pondré alguna fotografía.
Por la noche había dos fiestas: Fiestas de Erasmus, que por lo visto hay todos los jueves en el «Latin»
y también había otra fiesta en el 603, de comienzo de curso, yo me fui para el 603 y allí me encontré con Erik y los finlandeses y vi que había una cola impresionante, de hecho salieron los organizadores y nos dijeron que no había sitio y que tardaríamos una hora en entrar (estos alemanes están mejor organizados que las discotecas de España), así que nos fuimos todos (que al fin y al cabo somos Erasmus) al Latin
Estuvimos un rato en el Latin, bebiendo cerveza, evidentemente, porque aquí no hay otra cosa, y después nos fuimos al «Schlosskeller», que la traducción sería algo así como «Los sótanos del castillo», aunque «Schloss» es tanto palacio como castillo, aquí en Alemania casi todos los castillos son a la vez palacios, pero me parece que en España el concepto de Castillo es distinto. Aunque los alemanes tienen una palabra para referirse a los castillos que sólo son militares, que es «Burg»
Bueno, la cosa es que estuvimos en el garito este hasta que nos cansamos y nos volvimos cada uno a su casa.
Esta mañana no tenía clase, así que he dormido hasta tarde y he ido a comer. Después de comer me he pasado por el supermercado (El Tengelmann que econtré ayer), porque hay que hacer la compra para todo el fin de semana… Veremos a ver cuando me meta en la cocina si no me intoxico.
Y ahora toca poner lavadoras… Veremos a ver si no tengo que ir mañana por la mañana al Kaufhof a comprarme más calzoncillos, ji, ji, ji
?Que cachondo soy!

Deja un comentario

Los campos requeridos estan marcados con *.