Mi Blog

Blog personal de José Ramón Martínez Pérez.

13 diciembre, 2005
por admin
9 comentarios

El «anmeldung» de los exámenes y un doctorado

Bueno, creo que ya he explicado en otras ocasiones que es lo del «anmeldung«, pues bien hoy consistía en hacer la inscripción de los exámenes que voy a hacer.
La universidad en Alemania es muy distinta a la universidad en España: En España uno se matricula en septiembre de las asignaturas que va a hacer el resto del curso (bueno y luego tiene la ampliación de matrícula), pues bien, aquí en Alemania, para empezar la matrícula es gratis, sólo hay que pagar 100 y pico ? de tasas, transporte gratuito y cosas así, pero cuando llega diciembre tienes que ir a a la oficina a inscribirte de los exámenes que vas a hacer, para llevar un control, que te incluyan en acta y todas esas cosas.
Así que esta mañana a las 11 me he pasado por la oficina de la facultad de Elektrotechnik, porque estaba abierta de 9 a 11, eso si, puntualidad británica (o alemana). Allí he tenido que rellenar más papeles, uno para los exámenes, otro con una ficha para la universidad y otro con las asignaturas que tengo pensado hacer y que tenía que haber entregado en octubre, y evidentemtente todavía no sé que asignaturas voy a hacer en el segundo semestre, pero bueno, esa es otra historia.
A la pobre mujer de la oficina le he tenido que levantar un dolor de cabeza… y claro, todo en alemán, que follón.
Pero bueno, lo más gracioso del día estaba por venir: Hemos ido a la mensa a comer como todos los días y en medio de la comida hemos empezado a escuchar silbatos, como si fuera San Lucas en Granada, y han aparecido un grupo de alumnos con un muchacho dentro de un carrito, decorado con banderas, banderolas, fotografías, una bandera de Polonia, y en definitiva dando el espectáculo, y ya nos ha explicado un alemán que en Alemania es costumbre hacer «eso» cuando uno entrega el doctorado, no cuando termina la carrera, sino cuando termina el doctorado, o sea, que el muchacho estaba ya crecidico para ir haciendo esas cosas, pero con el cuento de que es otro país y otras costumbres…