Mi Blog

Blog personal de José Ramón Martínez Pérez.

22 junio, 2006
por admin
5 comentarios

Sobre el nuevo canon


Estaba esta tarde leyendo el periódico y me he llevado una desagradable sorpresa: Se ha aprobado el canon que grabará los sistemas digitales que sirvan para reproducir casi cualquier cosa.
Es decir, con esta medida, que por lo que he leído han dejado bastante abierta van a poder grabar desde CD’s y DVD’s (como ya lo hacen) hasta reproductores de mp3 e incluso ordenadores completos.
Yo me pregunto si esta medida tiene algún sentido. Si realmente esto va a servir para luchar contra la piratería.
Por ejemplo, si yo compro CD’s para grabarme una distribución de linux que me baje, o grabar un par de DVD’s con las fotos del mes pasado, ¿por qué voy a tener que pagar un canon? ¿porqué alguien utilice CD’s y DVD’s para piratear música y películas?
Y una empresa que utilice su ordenador para tareas de contabilidad ¿por qué tendrá que pagar el canon? ¿Y un reproductor de mp3 que utilice uno para escuchar los programas de radio que publican en podcast por internet?
Y ahora tengo otra pregunta, si compro CD’s y DVD’s con canon, significa esto ¿que puedo piratear lo que me de la gana sin tener que darles cuentas a nadie? Porque si no es así, ¿de qué sirve el canon?
Desde luego, cuando uno busca en google ladrones y sale la SGAE, será por algo ¿no? Al fin y al cabo eso es una votación popular (Supongo que todo el mundo sabrá lo que es el google bombing)
Estoy seguro que hay artistas a los que internet les ha benificiado mucho, un ejemplo claro es «El Koala» y su corral, seguro que va a ganar más dinero con las giras que haga este verano que con los discos que va a vender.
Otra cosa, ¿qué ha pasado con las 25000 firmas que han presentado algunas asociaciones como «Todos contra el canon«? o ¿los documentos de la Asociación de Internautas?
Desde luego que la piratería es un problema y que hay que solucionarla, por todos las pérdidas que produce a las empresas, aunque hay muchas formas de hacerlas, primero y principal educand a la gente (¿será todo esto culpa de la LOGSE y de las sucesivas reformas infructuosas?). Por ejemplo aquí en Alemania no se ve a nadie por la calle vendiendo CD’s o DVD’s de películas (el popular top manta), y desde luego hay muchas más maneras de hacer las cosas, todo lo que se refiere a software libre no tiene ni nunca tendrá este tipo de problemas.
En fin, seguro que Luis, nos explicará aquí algo sobre el canon y nos esclarecerá las ideas, porque yo no las tengo muy claras, pero desde luego estoy en contra del canon.

22 junio, 2006
por admin
Sin comentarios

Dresde: tercer día

P6205522
Pues llegamos al tercer día en Dresde, o sea el martes 21, que era el día de la famosa invitación, y al fin y al cabo la motivación del viaje a Dresde.
Ese día Gerardo tenía prácticas, así que él se fue, me dio las instrucciones para llegar hasta su facultad y desde allí iríamos andando hasta la Mensa donde iba a ser la comida.
Por increíble que parezca no me perdí, llegué a la primera y aprovechando el viaje en el tranvía hice algunas fotografías.
Llegamos a la mensa muy bien de hora, la comida era a las 12:30 y nosotros llegamos a las 12:00 (si, estos alemanes y sus horarios raros), pero la cosa es que empezamos a sospechar cuando eran las 12:45 y no llegaba nadie, así que empezamos a preguntar y ya nos dijeron donde era la comida, llegamos y sólo estaban los alemanes.
Resulta que la reunión era porque los Colegios Mayores de España querían saber como funcionan sus equivalentes (Studentenwerk) en Alemania, para poder hacer reuniones, intercambios y cosas de esas, aunque me parece que los sistemas son muy diferentes y no tienen nada que ver.
Estaban el director del C.M.U. Cardenal Cisneros, del Colegio Mayor Bidealde, del Isabel la Católica de Granada, del Tomás Luis de Victoria y de uno de la Complutense pero que no me acuerdo cómo se llamaba
En fin, la comida fue en un apartado dentro de la Mensa y nos dieron a elegir entre cuatro o cinco platos de la Mensa. Después de la comida nos dieron una vuelta por las tripas de la Mensa, enseñándonos las cocinas, los almacenes de comida, y todas esas cosas.
Luego tocó una visita por la ciudad, así que nos montó el hombre (creo que era el director de la Studentenwerk de Dresde) y nos llevó por Dresde con un monovolumen (o fragoneta), aunque se ve que el hombre aprendió a conducir con Carlos Sainz y nos dio un paseo por Dresde de lo más movido.
Nos enseñó algunos barrios residenciales de Dresde, luego nos paró junto al Elba para que pudiésemos ver los tres castillos del Elba.
Después prepararon una visita guiada por la Altstadt, con una guia de madre española y padre alemán, que había vivido aquí durante toda su vida, (nos contó algunas cosas de la posguerra), aunque se ve que el carácter lo sacó del padre, porque era un poco cascarrabias. Nos estuvo enseñando la facultad de Bellas Artes, la Frauenkirche, el mural de zulejos y después el Zwinger, donde ya nos dejó, entonces entramos a ver la galería de pintura de Dresde, aunque tampoco tuvimos mucho tiempo, donde está un famoso cuadro de Rafael, uno con unos angelitos muy conocidos que forman parte de un cuadro aún más grande donde sale el papa Julio II ofreciendole algo a la Virgen.
Después una nueva ruta por Dresde para parar en una «Molkerei» que es una tienda donde venden leche y derivados de la leche, muy curiosa eso si, por dentro estaba toda llena de azulejos, muy bonita, aunque estaba prohibido hacer fotografías, claro que para cuando me lo dijeron ya había hecho una, y es que soy muy rápido con las fotografías.
Luego a cenar, que ya eran las 6 de la tarde y estos alemanes no esperan a que se le ponga fria la cena. Nos llevaron a casa de un amigo del director del C.M.U. Cardenal Cisneros y allí nos invitaron a la barbacoa, que la verdad es que era mucho más refinada que las que nosotros organizamos, una mesa con bebidas en hielo, cava, zumo, coca-cola, cerveza para beber, fruta para el postre. En fin, muy interesante.
Cuando terminamos de cenar tuvimos que irnos a la estación de trenes porque los representantes del consejo de Colegios Mayores tenían que volver a Berlín donde tenían su sede, y ya que estábamos allí aproveché para comprar el billete del tren para el día siguiente.
Luego vuelta a casa, por insistencia mía volvimos andando (Gerardo estaba ya un poco cansado de mí y de mis fotografías) para aprovechar y hacer algunas fotografías. Desde el puente hice algunas fotografías del Altstadt, como había una tormenta me propuse fotografiar un rayo sobre el casco antiguo, y efectivamente, al final lo conseguí. Es la fotografía que acompaña esta anotación. Más de doscientas fotografías tuve que hacer para poder pillar el rayo, pero creo que merece la pena.
Luego empezó a llover así que tuvimos que salir corriendo para casa, antes de que fuera peor. Y luego a acostarse temprano que al día siguiente había que madrugar para coger el tren.

22 junio, 2006
por admin
Sin comentarios

Dresde: segundo día

P6194253
Bueno, pues estábamos porque llegué a Dresde y Gerardo me enseñó su barrio, el lunes, fue un día de lo más normal: Levantarse y a hacer turismo, así que nada, a las 12:30 quedamos con los compañeros de Gerardo para comer en la mensa de la universidad y fuimos dando un paseo desde su casa hasta la universidad.
Pasamos por todo el centro histórico, pasamos por un puente antiguo, que daba la entrada a la «Altstadt» (ciudad antigua), desde la que hay una panorámica muy bonita, a derecha y a izquierda.
Me enseñó el mural de cerámica con la dinastía completa de Sajonia, creo que eran algo así como 24000 azulejos, pasamos por la calle comercial, llegamos a la estación de trenes (La Hauptbahnhof, yo llegué a la Dresde-Neustadt), estación que todavía están renovando, y es que claro, en 60 años que han pasado desde el bombardeo todavía no habían tenido tiempo de arreglarla del todo…
Al lado de la Haupbahnhof está la universidad de Gerardo, alli fuimos a la Mensa y sorpresa sorprendente, tenían para comer carne de canguro, que cosa más curiosa.
Después me iba llevar Gerardo a un parque, en el interior del cual hay un palacio, pero cuando íbamos camino de allí se puso a llover, así que nos tuvimos que quedar a medio camino y cobijarnos en una iglesia rusa que estaba por ahí cerca.
Como lloviendo no se puede hacer turismo (es una profesión muy exigente) decidimos por lo menos ir de nuevo al casco antiguo, donde por lo menos se puede uno poner a ver iglesias y así ya no le llueve, así que vuelta atrás, esta vez en tranvía (Por lo que me comentó Gerardo, Dresde tiene la mayor red de tranvías de Europa).
Así que para cuando llegamos a Altstadt la lluvia ya había remitido. Empezamos a caminar por la orilla del Elba, desde el puente que utiliza el tranvía hasta el siguiente (el antiguo que habíamos cruzado esa misma mañana).
Finalmente llegamos a la Hofkirche, y entramos, esta iglesia es de lo más curiosa, es del siglo XVIII, y barroca, construida por un italiano Gaetano Chiaveri, pero el interior es de lo más sobrio, por lo visto, porque como en aquella época ya estaba el protestantismo por aquí, tampoco era cosa de hacer iglesias como las antiguas tan recargadas. En fin, aquí hay un par de fotografías del interior.
De allí nos fuimos al palacio/residencia de los reyes de Sajonia, llamado Zwinger, allí estuvimos un buen rato porque el edificio es muy grande, y tiene muchas cosas que ver, evidentemente merece la pena. Por lo visto fue un regalo de un rey a su hijo cuando se casó, en fin, vaya regalos se gastaba la gente por entonces.
Cuando terminamos de ver el Zwinger, nos fuimos a ver la Frauenkirche, pasando por las caballerizas. La Frauenkirche es una iglesia protestante muy famosa de la ciudad, es famosa porque durante el bombardeo de la II Guerra Mundial, la iglesia entera se cayó, quedando reducida a un montón de escombros, y así se quedó hasta hace apenas 10 años que comenzó su reconstrucción. De hecho la apertura al público fue a principios de este año. En contraposición con la iglesia católica, ésta iglesia protestante está muy recargada de adornos en su interior, lo cual es llamativo porque normalmente es al revés: las iglesias protestantes suelen ser muy sobrias y las católicas muy recargadas.
Después de ver todo el centro histórico Gerardo me llevó al otro lado del Elba, donde hay un pequeño bosque (o parque, aquí en Alemania las dos cosas se confunden), porque hay tres castillos desde los que hay unas vistas muy bonitas de la ciudad, y en efecto así era. En flickr hay algunas fotografías.
Cuando estábamos por allí dando un paseo, sorpresa, la lluvia volvió a aparecer, así que corriendo de nuevo para coger el tranvía, y como esta vez no remitía nos tuvimos que volver a casa, y como jugaba España al fútbol, pues ya nos quedamos en casa. Por increíble que parezca España ganó a Tunez.