Mi Blog

Blog personal de José Ramón Martínez Pérez.

11 noviembre, 2006
por admin
5 comentarios

Curso de revelado

PB115730
Esta mañana ha sido el curso de revelado en el C.M.U. Cardenal Cisneros: En el Colegio Mayor hay un laboratorio fotográfico donde se pueden revelar negativos y fotografías (en blanco y negro, claro), y también han venido algunas colegialas del C.M.U. Santefé. El encargado de darlo ha sido Repiso, el delegado de foto-club.
En el curso sólo se ha visto el proceso de revelado de fotografía, empezó a explicar la ampliadora, los tiempos de exposición, cómo calibrar el tiempo (antes de coger la fotografía definitiva se puede coger una fotografía pequeña y exponerla por trozos: 30 s., 40 s., 50 s., etc.).
Luego ha explicado los tipos de líquidos que hay (revelador, baño de paro y fijador), para que sirve cada uno, cuánto tiempo tienen que estar en cada uno, etc.
Y como cosa novedosa los virajes: Unos líquidos que sumergiendo la fotografía cambian los pigmentos negros en pigmentos de otro color, azul, rojo, etc.
Y luego ejercicios prácticos a ver si la gente se había aprendido bien la lección.
Por cierto, cuando se están revelando negativos no se puede encender ninguna luz, hay que estar a oscuras completamente, sin embargo, cuando se trabaja con papeles si que se puede encender una luz de baja potencia, normalmente roja, el aspecto del laboratorio es algo así:
PB115735

11 noviembre, 2006
por admin
12 comentarios

Libro: La lápida templaria

lápida templaria
Ya he terminado de leerme el libro «La lápida templaria«, el autor es Nicholas Wilcox, pseudónimo de Juan Eslava Galán, que utilizó para algunos libros que tienen un estilo bastante diferente al que nos tiene acostumbrado Juan Eslava en las novelas más «normales».
Estas novelas tienen un estilo más de best-seller, tipo «El código Da-Vinci«, aunque personalmente creo que El código Da-Vinci no le llega ni a la altura del tacón de los zapatos.
La novela relata la búsqueda por parte de un ex-sacerdote profesor de instituto de la Mesa de Salomón, un objeto mitológico, de tiempos del rey Salomón, que encerraba la sabiduría del Universo y del conocimiento del propio Dios. Esta mesa pasó a los romanos después de la derrota de los judíos ante las tropas del emperador Tito, cuando éstos se sublevaron. La Mesa de Salomón pasó así a Roma, luego, con la caída del Imperio Romano pasó a manos de los visigodos que la llevaron hasta Toledo, y después con la llegada de los musulmanes pasó a Jaén (Juan Eslava nació en Arjona), y allí se le perdió la pista.
La novela es muy interesante porque de desarrolla en gran parte en Jaén capital y en ciudades de su alrededor, y hace mención a muchas leyendas e historias medievales, de la búsqueda de la Mesa de Salomón por parte de los calatravos y las relaciones de éstos con los templarios.
Por ejemplo, uno de los lugares que menciona donde los calatravos buscaron la Mesa de Salomón fue el Castillo de Víboras y también menciona las «vírgenes negras», poniendo como ejemplo las de Fuensanta de Martos o la Virgen de la Villa de Martos. También hace muchas referencias a los tiempos del obispado de Tucci, que se supone que es cuando se perdió la Mesa de Salomón (Si, para el que no lo sepa, Martos (Tucci) fue obispado en tiempos paleocristianos, con los visigodos y hasta que llegaron los musulmanes, ahí es nada)
También hace mucho incapie en Arjona, haciendo un recorrido por los edificios más importantes de Arjona (mmmm… Todavía no he ido con la bicicleta, habrá que ir…).
En fin, la novela es muy interesante, con un estilo muy diferente a las novelas anteriores de Juan Eslava Galán y desarrollada en Jaén casi en su totalidad. Así que aquí dejo mi recomendación.
A otros parece que la obra no le gustó tanto, en fin, cuestión de gustos.

11 noviembre, 2006
por admin
Sin comentarios

Cine: Saw III

PB115775
Ayer fui al cine a ver la película «Saw III», tercera parte de la saga de la película «Saw«. La primera parte de la película no está mal, sin llegar a ser gran cosa, dos desconocidos que se despiertan encadenados en un retrete mugriento y tienen que matarse para salvarse, para así apreciar el valor de la vida, el valor del perdón y todas esas cosas, algo así como un renacimiento. Pero claro, nunca segundas partes fueron buenas (con algunas excepciones), y ya terceras para que hablar.
Esta tercera película gira en torno a lo mismo, una serie de pruebas que le ponen a personas para poder salvar a alguien (o a sí mismos) para lo mismo, para aprender una lección, pero ésta película, en vez de ser tan reflexiva y tener tanto diálogo como la primera, sencillamente se centrá en la parte «gore«, llegando en muchos momentos la película a ser muy desagradable.
En fin, una lástima de dinero, con las ganas que tengo de ver la película GAL. La verdad es que yo no quería ir a verla, pero al final Juanse, un compañero del Colegio Mayor, me convenció para ir a verla. Anda que le voy a hacer más caso…
El cartel de la película y la ficha en imdb.
saw3poster2
Como se puede ver, hasta el cartel es desagradable…
En éste otro blog marteño también hablan de la película….