Mi Blog

Blog personal de José Ramón Martínez Pérez.

16 septiembre, 2007
por admin
1 comentario

Cine: El Último Rey de Escocia

El último Rey de Escocia
Ayer estuve viendo la película «El Último Rey de Escocia«, se estrenó hace bastante tiempo, creo que en España a principios del 2007, y que le valió a Forest Whitaker el oscar del 2006 como mejor actor principal por la interpretación del dictador Idi Amin.
La película se desarrolla en los años 70 y cuenta la historia de un médico, Nicholas Garrigan (interpretado por James McAvoy) recién titulado y que decide irse a Uganda a ejercer la medicina por probar algo diferente y salir de la rutina en la que se encontraba en su hogar.
Allí va a una misión religiosa donde comienza a ejercer de médico, junto con otro médico veterano y su mujer (interpretada por Gillian Anderson, Scully en Expediente X), hasta que un buen día el presidente de Uganda, Idi Amin visita el poblado y el muchacho es cautivado por la personalidad del dictador recién erigido, un hombre con muy buenas palabras y una personalidad arrolladora que da la impresión de que va a cambiar por completo a Uganda y convertirla en un país próspero.
Por azar, tiene que ayudar al dictador en un accidente de tráfico y posteriormente es llamado a la capital para convertirse en el médico personal del dictador y de su familia.
Aunque al principio se muestra un poco reticente, al final acepta el puesto.
Gran error, el presidente siente gran afecto por el doctor y no lo dejará escapar, introduciéndolo poco a poco y cada vez más en su círculo más íntimo, nombrándolo consejero, delegando en él diferentes responsabilidades.
Paulatinamente el médico se va dando cuenta de cuál es el verdadero comportamiento del dictador, paranoico, decía que soñaba el día que iba a morir y por eso no tenía miedo a morirse, fácilmente irascible, muy desconfiado, y que convirtió a Uganda en su cortijo particular, como suelen hacer todos los dictadores.
La película trata de contar los capítulos más conocidos de la historia de este dictador: su poligamia, la crisis de los secuestradores palestinos, la relación de odio con Inglaterra y de amor con Escocia (de todo ello hablan en la Wikipedia en la biografía del dictador).
El médico al principio vive de espaldas a los asesinatos en masa entre la población y de las purgas dentro del gabinete del dictador, y cuando quiere darse cuenta, ya es demasiado tarde para dar marcha atrás.
El personaje del médico es ficticio, si bien está basado en varios personajes relacionados con el dictador.
Desde mi punto de vista, una película muy interesante que refleja la situación de muchos países africanos y que puede explicar la situación actual que viven, y por lo que he visto, para apreciar bien el papel de Whitaker hay que verla en versión original.