Mi Blog

Blog personal de José Ramón Martínez Pérez.

27 abril, 2010
por admin
1 comentario

Millenium 2

Millenium-2
Aprovechando que en Alemania todavía no se ha estrenado Millenium 3, he sacado un ratillo para ver la segunda parte de la trilogía, Millenium 2, La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina, inspirada en el libro del mismo nombre, y con el mismo reparto que la primera película.
Esta vez la película comienza con Lisbet haciendo negocios en algún sitio en el Caribe, cuando decide volver a Suecia, a ir resolviendo cuentas pendientes; con su tutor legar, Bjurman, y con su novia Wu. Paralelamente Mikael sigue en Millenium, esta vez intentando contratar a un joven periodista que está preparando un libro sobre la trata de blancas en Suecia; todo se viene abajo cuando acusan a Lisbeth del asesinato del periodista y de su novia, y tan sólo Mikael cree en su inocencia, lo que lo lleva a iniciar una investigación paralela a la de la policía para intentar librar a Lisbeth de la cárcel.
Técnicamente se nota que no es una película de gran presupuesto, y de la misma forma, muchas partes del libro se han omitido haciendo que toda la trama se condense en dos horas, quedando muchos detalles fuera, cosas que en algunos momentos de la película de no haber sido porque ya había leído el problema, no hubiera entendido.
Aún así una película recomendable para todos los seguidores incondicionales de la trilogía.

27 abril, 2010
por admin
1 comentario

Moritzburg

IMGP8820a
Con algo más de una semana de retraso, el pasado domingo 18, después de levantarse tarde y de comer (al final nos juntamos todos los españoles en una cocina de una WG), no sabíamos muy bien que hacer: Algunos querían ir al Elba, otros querían ir a Moritzburg, algunos en bici, otros en autobús, no sabíamos los horarios, un poco desastre vamos.
Al final encontramos una combinación para ir a Moritzburg en autobús, saliendo desde la estación de trenes de Neustadt.
Moritzburg es un pueblo, cerca de Dresde, aunque pertenece a Meißen (Donde las porcelanas), conocido por el palacio que tiene donde iba la familia real sajona a cazar.
Llegamos allí, un poco tarde, lo cual hizo que no pudiesemos entrar al palacio, porque la excursión mínima eran sobre dos horas; así que después de ver el castillo por fuera y visitar algunas salas en la planta baja, nos dimos un paseo por los jardines (me recordaron bastante a Nymphemburg), donde aprovechamos para echarnos un poco y descansar.
Y cuando llegó la hora vuelta para Dresde, aunque con un pequeño problema con los autobuses (los domingos no había autobuses a las mismas horas que los días de diario), así que al final tuvimos que esperar casi una hora (menos mal que había una heladería cerca), y luego rumbo a Dresde directamente.