Mi Blog

Blog personal de José Ramón Martínez Pérez.

Frenesí

| Sin comentarios

Frenesí
El viernes estuve viendo esta película del año 1972 de Alfred Hitchcock. Además, en concreto es la penúltima película que dirigió el genial director, de vuelta a su Inglaterra natal.
Se desarrolla en Londres, en los años 70, en la que comienzan a aparecer unos cadáveres de mujer con una cosa en común: Todas han sido ahorcadas con una corbata; y la policía no tiene ninguna pista sobre quién puede ser el asesino.
A continuación comienza a contarnos la historia del protagonista: Richard Blaney (Jon Finch) que es despedido del bar del que trabaja, y sin saber muy bien donde ir, visita a su amigo y compañero en la RAF, Rusk (Barry Foster), y finalmente va a hacer una visita su ex-mujer, que regenta una agencia matrimonial donde trabaja junto con su secretaria. Pese a que llega algo borracho y no para de quejarse de la mala suerte que tiene en su vida (que la secretaria malinterpretará), con la que queda para cenar en su club.
Sin un duro (mejor dicho, libra) en su bolsillo, tiene que ir a dormir a un albergue para indigentes del ejército de salvación.
Al día siguiente, Rusk aparece en la agencia matrimonial, incordiando y muy violento, reuniéndose a solas con la ex-mujer de Richard aprovechando que la secretaria había salido para ir a comer. Rusk pierde los nervios y termina por ahorcar a la ex-mujer de Richard con su corbata. Sale corriendo de la escena, y justo a continuación Richard llega para hablar con su mujer, encuentra la agencia cerrada y al salir se cruza con la secretaria.
La investigación policial, basándose en las declaraciones de la secretaria se centra en Richard. Se reúne con su actual novia, y juntos descubren el asesinato de su ex-mujer, la convence de su inocencia y corre a esconderse, al encontrarse por casualidad con otro compañero de la RAF, mientras está en casa de su amigo, el asesino vuelve a actuar: Esta vez con su actual novia; las cosas empiezan a ponerse feas, hasta que decide acudir a pedirle ayuda su «buen amigo», Rusk, momento que la policía aprovecha para apresarlo.
De todas formas, el inspector de policía, sagaz y con mucho instinto no termina de estar convencido de todo y continúa con la investigación.
Una genial película de Hitchcock, donde ya aprovecha para arremeter contra todo lo que puede: las mujeres (atención al diálogo:
– «Antes de matarlas parece que las viola»
– «Algo bueno tenían que tener»
que hoy sería políticamente muy incorrecto), así como contra los franceses, y en especial contra su cocina, al fin y al cabo con el prestigio que tenía Hitchcock al final de su carrera, ¿Quién se atrevería a contradecir al cineasta?
Una película con una temática recurrente en las películas de Hitchcock: El falso culpable, que intenta por todas las maneras demostrar su inocencia. Además es interesante ver esta película de los años 70, con una estética muy diferente a las anteriores de Hitchcock, y además donde pierde muchos tabúes a mostrar desnudos de mujer.
Una película muy interesante.

Deja un comentario

Los campos requeridos estan marcados con *.