Mi Blog

Blog personal de José Ramón Martínez Pérez.

18 agosto, 2019
por admin
1 comentario

¡La Boda!

boda sandra y jose ramón_0292

Por fin llegó el sábado 17 de Agosto; el día de la Boda, después de tanto preparativos; algunos retransmitidos en el blog, y otros llevados más en silencio, con el salón de bodas, con la confección de las listas y de las mesas, de invitados, de pruebas de menú; de visados y viajes a Madrid, de trámites en la parroquia; aquí y en Cuba; por fin llegó el día de nuestra Boda católica.

El día empezó relativamente normal; aunque Sandra empezó con los preparativos bastante temprano; así que el resto de las dos familias fuimos a almorzar algo rápido y ligero al Casino; para volver a casa y comenzar a arreglarnos: A las 18:30 teníamos que estar en la Iglesia de Santa Marta para comenzar con la celebración religiosa. El Padre Carlos oficiaría la celebración; y nos acompañaría un grupo de cuerda para la música.

Tras la misa; y echarnos alguna fotografía en la Iglesia; aprovechando la belleza del templo, firmamos los documentos y salimos para la lluvia de arroz; aunque nos entretuvimos un poco echándonos algunas fotos en los alrededores de la Iglesia, en la Plaza de la Constitución y en el Ayuntamiento.

Más tarde, Manolo en uno de los Taxi de Rivera nos llevó a Jaén; a los Salones de Jabalcuz; donde también fue el bautizo de Carmen hace ya dos años. Cuando llegamos había empezado ya la copa de espera; pero aún así tuvimos tiempo de tomarnos una cervecilla y disfrutar de algunos aperitivos. Al rato pasamos a la cena, donde pudimos comer ya con tranquilidad; ya en la parte trasera de los Jardines; amenizados por la música, y al terminar visitamos las mesas de los invitados para darles un pequeño recuerdo.

La barra libre la comenzamos también con un grupo de música: Los Electroduendes; después de la última Feria en el Casino, decidimos que estaría bien llevar una banda; y terminamos muy contentos con ellos. De hecho este año tocaron también en el Casino.

Y tras la banda no hubo ya mucho más; una hora y pico más con un pinchadiscos; aunque ya estábamos cansados y los autobuses llegaron pronto para volver a casa; aunque esta vez el que se encargó de amenizar con música fue Pedro cantando algo.

Lo próximo ¡La Luna de Miel!