Mi Blog

Blog personal de José Ramón Martínez Pérez.

12 marzo, 2020
por admin
1 comentario

Ana Karenina

Portada del libro.
Espoleado por Sandra para que lea clásicos; hace un mes empecé a leer «Ana Karenina«; del ruso Leon Tolstoi (tenía el título de Conde)
Publicado por fascículos en una revista rusa entre 1875 y 1877; tan de moda durante el siglo XIX en la literatura mundial (recordemos a Alejandro Dumas, por ejemplo).
Narra una historia de la alta sociedad rusa de mediados del siglo XIX, con sus relaciones, y su doble moral respecto a la posición del hombre y de la mujer en la sociedad.
Comienza narrando la historia de Stepán Arkádievich Oblonsky («Stiva»), que ha sido infiel a su esposa, Darya Aleksándrovna («Dolly»); algo relativamente normal en aquella época y en gente de su posición; lo cual no le impide que siga haciendo su vida normal e incluso haga negocios con la dote de su esposa.
Oblonsky llama a su hermana, Ana Karenina, a Moscú para que viaje desde San Petersburgo para que hable con Dolly y no lo abandone.
Otra historia paralela es la de Konstantín Dmítrievich Levin, un noble que se dedica a explotar una finca; que viaja hasta Moscú para pedir la mano de Ekaterina Aleksándrovna Shcherbátskaya («Kitty»), la hermana de Dolly; sin embargo Kitty rechaza a Levin, esperando que el Conde Alekséi Kiríllovich Vronski le pida la mano. Vronski y Levin se conocen e incluso se divierten junto como virtuosos del patinaje.
Sin embargo, en el tren de regreso a San Petersburgo, Vronski se enamora de Ana y comienza a cortejarla, mientras Ana vuelve con su esposo, Alekséi Aleksándrovich Karenin, un alto funcionario ministerial ruso y su amado hijo Seriozha.
Sin embargo Ana no es de piedra y termina por sucumbir a los encantos de Vronski, y comienzan a tener una relación; que culmina cuando Ana queda embarazada de una niña de Vronski. Ana comienza a exponer en público sus sentimientos hacia Vronski, por lo que su esposo comienza a sospechar, hasta que finalmente Ana le manifiesta su relación infiel con Vronski. Alekséi queda turbado y destrozado, aunque finalmente se niega a concederle el divorcio a Ana; lo que lleva a Ana finalmente a abandonar a su esposo para tener una relación con Vronski y viajar por Europa, antes de volver a Rusia, donde la sociedad condena públicamente a Ana y cerrándole todas las puertas; mientras Vronski no tiene ningún problema para retomar su vida anterior.
Esto va haciendo mella en Ana, que poco a poco empieza a caer en un pozo de depresión, celos y locura.
Levin por su parte pasa el tiempo en su explotación agrícola hasta que finalmente Kitty vuelve desilusionada por no haber sido cortejada por Vronski; finalmente acepta la propuesta de matrimonio de Levin y tras realizar una ceremonia por todo lo alto; Kitty se muda con su esposo al campo. Levin es feliz, pero el matrimonio no es lo que esperaba, y comienza a agobiarse; si bien termina por comportarse como un padre amantísimo y responsable.
Una gran novela realista del siglo XIX; una profunda crítica a la aristocracia gobernante en Rusia en la época, la doble moral y el papel que se esperaba de la mujer y del hombre; tan injusto y tan lejano de los papeles que vemos que piden algunas en las manifestaciones actuales. Por lo que he buscado, en España no se publicó hasta 1887 por la Editorial «Arte y Letras»