Mi Blog

Blog personal de José Ramón Martínez Pérez.

Charada

| Sin comentarios

Charada. Cartel de la película

Este último fin de semana aprovechamos para ver este clásico del cine: Charada; una película de 1963; dirigida por Stanley Donen y protagonizada por Cary Grant (que contaba con 59 años) y Audrey Hepburn (que tenía por aquel entonces 34 años) con música de Henry Mancini.

Regina Lampert (Audrey Hepburn) se encuentra de vacaciones en los Alpes cuando se le presenta un misterioso hombre, Peter Joshua (Cary Grant). Cuando vuelve a Paris descubre que su piso ha sido desmantelado y recibe la visita de la policía que le informa de la muerte de su esposo; al que iba a pedir el divorcio y con el que casi no mantenía relación alguna. La policía le entrega los escasos enseres que llevaba el finado y en el funeral sucede algo extraño; al acercarse cuatro individuos a cerciorarse de la muerte de Charles.

Recibe una llamada de la embajada de los Estados Unidos, donde un agente de la CIA le informa que su esposo estaba metido en asuntos sucios: Durante la guerra, en una operación de la OSS, tras las líneas enemigas para hacerle llegar a la resistencia una cantidad de dinero en forma de oro para que operasen; los agentes decidieron guardar el oro para ellos y decir que fueron asaltados por una patrulla alemana. Los compañeros de Charles son los mismos que se cercioraron de su muerte en el funeral.

Reggie pronto comienza a recibir visitas de los «amigos» de su esposo y presiones diciéndole que ella tiene el dinero que les corresponde (más de un millón de dólares) y que debe devolvérselo. Sin embargo Reggie no sabe nada y cada vez está más asustada, por lo que se echa en brazos de Peter; que cambia de nombre como de camisa; siendo denunciado también como otro de los que van detrás del dinero.

Mientras Reggie sigue sin saber dónde escondió su marido el dinero (si lo llegó a esconder); visitas inoportunas, continuas peleas y situaciones incómodas, comienzan a complicar todo hasta que poco a poco empiezan a aparecer asesinados los miembros de la banda de los 4; mientras el dinero sigue sin aparecer; pese a que parece que a Reggie se le ha pasado un pequeño detalle por encima.

Una divertida película; todo un clásico, que mucha gente falsamente atribuye a Hitchcock erróneamente (eran los años de «Con la Muerte en los Talones») que mezcla misterio y policiaco con un poco de película romántica; si bien algún personaje peca de simplicidad; quizás algo más común en las películas de la época.

Deja un comentario

Los campos requeridos estan marcados con *.