Mi Blog

Blog personal de José Ramón Martínez Pérez.

Arsenio Lupin. Caballero Ladrón

| Sin comentarios

Arsenio Lupin. Caballero Ladrón

A raíz de la enésima representación en televisión del personaje de Arsenio Lupin; la serie del 2021 de Netflix; ambientada en la actualidad esta vez; decidí añadir alguno de estos relatos a los libros pendientes de lectura. Encontré unos viejos volúmenes de Orbis de los años 80 con la saga completa de Maurice Leblanc: escritos a principios del siglo XX; el propio autor consideraba a Lupin como el Sherlock Holmes francés; aunque fuese al otro lado de la ley.

Lupin es ante todo un ladrón de guante blanco que hace uso de su inteligencia y paciencia para preparar detalladamente sus golpes; haciendo uso también de disfraces para modificar su aspecto y pasar inadvertido cuando haga falta. Ya en el primer capítulo; a bordo de un transatlántico hace de las suyas; aunque es detenido al llegar a Estados Unidos y solo su buen aspecto y artes amatorias hace que una muchacha esconda pruebas en contra suya.

Trasladado a Paris a la prisión de la Santé; y precedido por su fama de ladrón inteligente e ingenioso; la misma policía le tiende una trampa dejándolo en libertad para intentar desenmascarar a su banda; momento que aprovecha Lupin para tomarse un café en un concurrido bulevar de París antes de volverse a la cárcel por su propio pie para no estropear su aún más intrincado plan de escape.

Así se suceden varias aventuras y golpes; listados por capítulos de la siguiente manera:

1. La Detención de Arsenio Lupin
2. Arsenio Lupin en Prisión
3. La Fuga de Arsenio Lupin
4. El Viajero Misterioso
5. El Collar de la Reina
6. El Siete de Corazones
7. La Caja Fuerte de la Señora Imbert
8. La Perla Negra

Una novela amena e interesante; donde el paso de un siglo largo no ha sido ápice para que sea una entretenida obra; que refleja una época y un mundo que hace años que no existen; pero que no dejan de tener sus vigencias; el hombre al fin y al cabo sigue siendo el mismo que hace 100 años; y por supuesto no puede uno cuando lee estas obras dejar de recordar a Doyle.

Deja un comentario

Los campos requeridos estan marcados con *.