Mi Blog

Blog personal de José Ramón Martínez Pérez.

Cueva de Valporquero

| Sin comentarios

Cueva de Valporquero

En nuestro viaje por tierras leonesas, decidimos hacer una pequeña escapada a la cueva de Valporquero.

Situado en la zona norte de la provincia, ya cerca de Asturias, el propio viaje fue interesante viendo nuevos paisajes, pasando por sierras, pequeños pueblos, antiguas cuencas mineras e incluso una central térmica de carbón que estaba siendo desmantelada. Y sobre todo, frío, mucho frío, pese a ser el mes de agosto; pero lo remoto de la zona, las gargantas por las que circulábamos por las que bajaban ríos de cristalina agua, hacían que la temperatura fuese realmente baja.

Llegamos bastante temprano a la cueva; antes del turno que teníamos en las entradas; pero estuvimos entretenidos, había una cafetera en la zona y un museo con fósiles y algunas otras cosas expuestas con las que estuvimos entretenidos hasta que llegó el turno de entrar a la Cueva.

La cueva es grande, aunque la accesibilidad es muy fácil, desde que en los años 60 se adaptó al turismo; para los amantes de aventuras más fuertes hay una opción de hacer un viaje espeleológico acompañado de guías profesionales, aunque creo que es para gente más aventurera y que no sean claustrofóbicos.

La guía nos señaló algunas de las construcciones que la mente humana ha identificado como fantasmas (aunque yo veía un orangután), inmensas columnas, rotondas, identificaciones casi infinitas que la mente humana hace cuando ve algo que aparentemente no entiende.

Después de pasar un buen rato y bastante fresco, salimos, y después de dar una vuelta por los alrededores de la cueva – El propio pueblo de Valporquero es una pequeña aldea sin mucho que ver – cogimos el coche y estuvimos andurreteando por la zona, paramos en un pequeño restaurante de carretera para comer, y luego llegamos hasta el Salto de la Cascada Cola de Caballo, cerca de «Valdepiélago«, por una carretera que corre cerca del Río Curueño

Cascada de Valdepiélago

Ya cuando empezaba a declinar la tarde, cogimos el coche y nos volvimos hasta León para continuar nuestra visita de la ciudad, hasta la cena.

Deja un comentario

Los campos requeridos estan marcados con *.