Mi Blog

Blog personal de José Ramón Martínez Pérez.

23 enero, 2022
por admin
Sin comentarios

No mires arriba

NO MIRES ARRIBA. Cartel de la película

El bombazo cinematógrafico de esta Navidad quizás haya sido este, presentado por Netflix en las televisiones. «No Mires Arriba», una película divertida, y a la vez polémica por el tema que trata:

Kate Dibiasky (Jennifer LawrenceGorrión Rojo) es una doctoranda de la Universidad de Michican, que trabajando junto con su tutor, el Dr. Randall Mindy (Leonardo DiCaprio); descubren un cometa; y que sorprendentemente al conseguir calcular la órbita a duras penas comprueban que se encuentra en colisión directa con la Tierra; y debido al tamaño seguramente la destrucción del planeta y la extinción (de al menos) la vida inteligente.

Intentan alertar a la NASA y a las redes correspondientes; con un éxito relativo; hasta que finalmente le conceden una entrevista con la presidenta de los Estados Unidos de América,  Janie Orlean (Meryl Streep); pese a que se encuentra más preocupada por los tejemanejes políticos que por la que le cuesta entender, explicación de la extinción masiva a la que se enfrenta el planeta.

Filtrando la noticia a la prensa, el Dr. Randal y Kate consiguen incluso aparecer en un programa matinal de la televisión (no muy diferente a los españoles), presentado por Jack Bremmer (Tyler Perry) y Brie Evantee ( Cate Blanchett) donde poco a poco consiguen hacerse entender de la gravedad de la situación, con algunos altibajos.

Consiguen lanzar una primera misión para intentar desviar la órbita del meteoro, capitaneada por Benedict «Ben» Drask (Ron Perlman), pese a que a última hora, el empresario de las nuevas tecnologías Peter Isherwell (Mark Rylance) (una especie de mezcla entre Steve Jobs, Jeff Bezos y Elon Musk consigue convencer a la presidenta de los Estados Unidos de cancelar la misión principal; lanzar una segunda misión por su propia empresa con la finalidad de fragmentar el meteoro para poder recuperar las tierras raras que necesita para la construcción de sus dispositivos.

La película, muy polémica por todas las críticas que engloba, y los paralelismos con la actual fiebre del calentamiento global, ha recibido críticas dispares; es muy divertido ver la frivolidad con la que las altas esferas de los Estados Unidos se toman este asunto de la extinción total de la humanidad; cartel acompañado y complementado por un gran catálogo de grandes actores de Hollywood; sobre el parecido entre la crista y lo que hipotéticamente pudiera suceder en el mundo actual, es otro tema; lo que sí puedo decir es que es tremendamente divertida, pese a lo bochornoso que puedan parecer muchas situaciones retradas.