Mi Blog

Blog personal de José Ramón Martínez Pérez.

29 diciembre, 2014
por admin
Sin comentarios

iPhone que no carga

IMGP1502c
Un problema muy frecuente en los iPhone después de algún uso es que deje de cargar. ¿Cable roto? ¿Conector roto? ¿Defecto de la batería? Enviarlo a reparar…
Hoy, mi amigo Pani me ha enseñado un truco muy antiguo: Intentar limpiar el conector del móvil: con un objeto fino (preferentemente no conductor para evitar cortocircuitos con los pines del conector), puede procederse a sacar todas las «pelusas», restos de fibras de tela, pelos que han podido acumularse en el conector a lo largo de los meses.
Y ahora, el móvil carga a la primera; nada de andar probando varias posiciones y varios conectores hasta que conseguía que uno funcionase.

15 octubre, 2014
por admin
Sin comentarios

Power Bank Xiaomi

IMGP9344a
El otro día José María me enseñó un curioso aparato: un cargador de movil portátil. Sinceramente, tengo que estar un poco des actualizado si ya me entero con varios años de retraso de que existen estos chismes.
En realidad no es más que una batería con una salida estándard de 5V. con interfaz USB, donde puede conectarse cualquier dispositivo para que se cargue.
La verdad es que le he encontrado mucha utilidad para aquellas ocasiones en las que pasas varios días sin acceso a electricidad, o varias horas fuera de casa con un uso intensivo del movil; como con la bicicleta.
Busqué un poco en eBay y me encontré varios fabricantes y con varias capacidades. Yo me decanté por uno marca Xiaomi (famoso por hacer la copia China del iPhone); con una capacidad de 10400 mAh y 3,6 V.; lo cual da para varias recargas del iPhone e incluso una sobrada de una tablet.
Y de momento ya la he usado un par de veces y muy bien; muy cómodo y te alarga la vida del movil en muchas situaciones.
Lo que avanzan las tecnologías a día de hoy.
IMGP9341

10 octubre, 2014
por admin
Sin comentarios

Samsung Galaxy Tab 4

IMGP9274s
Ahora que tan de moda se han puesto las tablets (o tabletas); decidí comprar una para probarla y ver qué tal es; aunque por compatbilidad con el móvil, el iPad hubiera ido mejor; me decanté por un modelo un poco más básico (y barato): La Samsung Galaxy Tab 4 10.1; modelo T530; que encontré a muy buen precio en amazon.
El hardware de la tablet en sí mismo está muy bien:
– Pantalla de 10 pulgadas, con una resolución de 1280 x 800 píxeles.
– Microprocesador: Quad-core Qualcomm Snapdragon, modelo 8226; basado en el ARM Cortex-A7 a 1.2 GHz (600 MFLOPs y 1700 MIPS medidos).
– 1,5 GB de RAM.
– 16 GB de almacenamiento interno (ampliables con una tarjeta micro SD de hasta 64 GB).
– Conectividad mediante Wi-Fi.
– Sistema operativo Android 4.4.2 (Kit-Kat).
– Cámara trasera de 3 MP y posterior de 1,3 MP.
– Batería de 6800 mAh.
– 487 gramos.
Todo un hardware impensable hace tan sólo 5 ó 10 años. (Hace 10 años tenía un Pentium-IV a 2,53 GHz, con 512 MB de RAM y 40 GB de Disco Duro, con una pantalla de 14 pulgadas; consumiendo 90 watios, una batería con dos horas de uso y pesando mucho más que esta tablet).
Una tableta que podríamos llamar de iniciación; con unas prestaciones medias; presentada en el mercado en abril de 2014 y que tiene unas muy buenas prestaciones para el uso de una tablet.
Después de usarla durante algún tiempo, veo que una tablet no substituye por completo un PC de sobremesa; pero sí es un buen complemento por su portabilidad, facilidad de uso y conectividad; permite hacer lo mismo que con un smartphone actual; pero de una forma mucho más cómoda gracias a su generosa pantalla; aprovechando la gran cantidad de aplicaciones que están disponibles, y la buena gestión que hace de los ficheros multimedia (vídeos y música); tanto en red, como en local.

24 enero, 2009
por admin
28 comentarios

Motor eléctrico elemental

P5116914a
Hace tiempo, cuando estudiaba Ingeniería Informática, en tercero de carrera, allá por el año 2002, nos mandaron hacer un motor eléctrico elemental en la asignatura de Física Aplicada a la Tecnología de los Computadores.
Era una práctica muy completa para entender no solamente el funcionamiento de los motores eléctricos que a día de hoy se utilizan casi en cualquier aplicación, sino también para aprender los fundamentos del electromagnetismo.
¿Cómo funciona un motor eléctrico? Un motor eléctrico funciona porque cualquier corriente que circula por un conductor genera un campo magnético. Si a este campo magnético se le contrapone otro campo magnético y el conductor tiene libertad de movimiento se consigue movimiento.
Entonces… ¿Qué hace falta?
a) Una bobina por la que circulará la corriente y generará un campo magnético
b) Unos imanes para mantener un campo magnético.
c) Y demás piezas para montar todo el chiringuito.
Este tipo de motores tiene dos partes:
a) Rotor: Es la parte que gira del motor
b) Estator: Es la parte estática del motor.
Para el caso particular de este motor el rotor está formado por la bobina y el estátor por unos imanes. La combinación puede ser a la inversa, o bien substituir los imanes por bobinas y utilizar únicamente bobinas para el estator y para el rotor.
Bien… en el motor que se ve en la fotografía, la corriente parte de las pilas (yo utilicé 4 pilas de 1,5 V., 4,5 V en total), y llega hasta las escobillas: Las escobillas se encargan de estar en contacto siempre con alguna de las terminales de la bobina: Desde 0º hasta 180º grados de giro, el terminal positivo conecta una terminal de la bobina y el terminal negativo conecta la otra terminal de la bobina. En el siguiente medio giro del rotor, desde 180º hasta 360º, se invierten: la terminal que estaba en contacto con el polo positivo ahora está en contacto con la negativa y en el otro se vuelve a invertir la polaridad. Sin embargo el campo magnético de la bobina siempre tiene el mismo sentido y siempre se opone al campo magnético del estátor.
Las escobillas las solucioné con dos cables pelados y que estaban doblados hacia dentro. De esta forma cuando se interponía el eje del rotor ejercía presión sobre los cables sobre las terminales peladas de la bobina.
El cable para hacer la bobina tiene que ser un cable barnizado (para evitar el cortocircuito entre las espiras de la bobina) y de un grosor grande (por ejemplo 1 mm de diámetro). En la parte donde el cable de la bobina esté en contacto con las escobillas tendrá que limarse para eliminar el barniz y pueda conducir la corriente. Si el cable es demasiado fino la corriente que circula por él es muy pequeña y no genera un campo magnético suficiente para generar ningún movimiento.
El campo magnético va a depender del número de vueltas, del tamaño de la bobina y del grosor del conductor.
Y una vez que todo se monta, sólo queda ver como funciona: