Mi Blog

Blog personal de José Ramón Martínez Pérez.

1 febrero, 2021
por admin
Sin comentarios

Documental sobre el Tren del Aceite de Jaén

Hace algunos días Jesús Luque, amigo ciclista y maquinista de tren me compartió un interesante documental que han creado y subido al youtube con la historia y las vivencias de muchos de los últimos testigos que vieron el tren circular por las vías entre Jaén y Puente Genir por los que ya empiezan a sonar lejanos años 80:

Espero que echéis un buen rato con las vivencias de los participantes del vídeo; y de postre este vídeo de uno de los últimos trenes circulando por la Vía del Aceite:

Una vieja locomotora Renfe de la serie 319 circulando por viaductos que ya en 1984 casi rondaban los cien años de edad.

17 enero, 2021
por admin
Sin comentarios

Excursión al Valle de Boí

Iglesias Románicas del Valle de Bohí

Aunque un viaje al Valle de Arán desde Jaén no sea cosa frecuente y haya que aprovechar el tiempo, no todo va a ser un viaje de deporte y naturaleza. Precisamente por esas razones, una pequeña escapada al vecino Valle de Bohí es importante.

En el Valle de Bohí están algunas de las mejores iglesias del románico catalán, siendo quizás la más famosa de ellas la de San Clemente de Tahull, con su famosísimo pantocrator.

Iglesia de San Juan de Bohí

El primer pueblo al que fuimos a parar fue el que da nombre al Valle: Boí; y pudimos ver su iglesia por fuera; porque aún estaba cerrada por el mediodía; y contemplar alguno de sus frescos exteriores

Fresecos exteriores de la Iglesia San Juan de Bohí

Para ganar tiempo, nos fuimos directamente hasta Tahull; donde están la famosísima Iglesia de San Clemente de Tahull y la de Santa María de Tahull; pero también estaban cerradas; así que aprovechamos para tomarnos un café, hasta que llegó la funcionaria de Cultura que abrió la iglesia; dentro hay un pequeño centro de interpretación, y un sistema de proyectores: Los frescos originales se encuentran en Barcelona en el MNAC. En los vídeos que proyectan cuentan la historia y el proceso de pintura. Un fresco de la iglesia data el día de consagración en el remoto 10 de Diciembre de 1123; la nada desdeñable cantidad de 898 años…

San Clemente de Tahull y su cementerio

Desde allí y tras visitar la iglesia con bastante tranquilidad, nos fuimos a visitar la segunda iglesia del pueblo que se encuentra en el mismo centro y junto a una plaza: Santa María de Tahull; con mucha menos afluencia:

Frescos de la Iglesia de Santa María de Tahull

Mientras que en San Clemente los frescos estaban dedicados al Pantocrator, al Dios Todopedoroso, mayestático, juez de la Humanidad y serio que llama a todos ante el juicio final; en la iglesia de Santa María tenemos a la Virgen con el niño Jesús y los Reyes Magos oferentes. Es importante recalcar que todos los frescos que quedan en la iglesia son reproducciones que se hicieron en los años 60 (Los originales se llevaron a Barcelona a principios del siglo XX).

Tras salir de Tahull, volvimos a Boí a visitar la iglesia que ya estaba abierta y poder ver ahora los restos de mosaicos que quedan en el interior de la Iglesia (También reproducciones de los originales que se encuentran en el MNAC).

Frescos interiores de la Iglesia de San Juan de Bohí

La última iglesia que nos dio tiempo a visitar fue la de Erill la Vall: Iglesia de Santa Eulalia de Erill-la-Vall. En esta iglesia en lugar de frescos, lo que exponen como la pieza clave es un conjunto escultórico tallado en madera del Descendimiento:

Tallas románicas del Descendimiento de Santa Eulalia de Erill-la-Vall en el Valle de Bohí

En el pueblo de Erill-la-Vall está también el centro de interpretación de toda la comarca, intentando contextualizar la construcción de las iglesias románicas en los convulsos y complejos tiempos de la Edad Media.

Tras salir del centro de interpretación, era la hora de cierre de todas las iglesias; así que sólo nos dio tiempo de ir a visitar la Iglesia de Santa María de la Asunción de Coll por fuera, y la de Santa María de Cardet; antes de volvernos para Las Bordas; al día siguiente sería 31 y deberíamos ya volver para casa.

7 enero, 2021
por admin
Sin comentarios

Senderismo a Eths Uelhs deth Joeu – Los Ojos del Diablo

Cascada Eths Uelhs deth Jueu - Los Ojos del Diablo

La segunda ruta de senderismo que hicimos en el valle de Arán fue la de la pequeña cascada de «Los Ojos del Diablo» ó «Los Ojos de Júpiter», que en aranés se dice «Eths Uelhs deth Joeu» y en catalán «Ulls del Jueu». Al comienzo de la ruta de senderismo se llega desde el mismo pueblo en el que estábamos «Las Bordas»; así que seguimos la carretera hasta un pequeño parking de un restaurante donde dejamos el coche y empezamos la ruta.

La pista discurre paralela al Río Joeu, siempre a unos pocos metros sobre el cauce, por lo que en aquellos sitios donde es fácil puede bajarse hasta el río para ver el flujo del agua y cruzar algo más de arboleda; si bien las pequeñas cascadas son muy frecuentes en el camino; hasta coronar  con la famosa cascada de los Ojos del Diablo

Senderismo a Eths Uelhs deth Joeu - Los Ojos del Diablo

Lo particular de esta catarata es que es el afloramiento del agua del deshielo del Pico Aneto, que tras desaparecer bajo tierra, aparecen unos 4 kilómetros después por esta cascada. Si bien la ruta continúa hasta un paraje conocido como «Artiga de Lin», nosotros nos dimos la vuelta al poco para almorzar por el camino y continuar por la tarde con una agenda algo más cultural.

1 enero, 2021
por admin
Sin comentarios

Feliz 2021

Plaza de la Constitución de Martos de noche. 31 de Diciembre del 2020

Por fin ha pasado este 2020, desde luego un año a olvidar, y aunque las cosas no vayan a cambiar de un día al siguiente, esperemos que este 2021 todo mejore; así que desde aquí, desear a todos los lectores del blog (si queda alguno).

¡Feliz 2021!

30 diciembre, 2020
por admin
Sin comentarios

Valle de Arán: Paseo en moto de Nieve a Banhs de Tredos e Iglesias Románicas

Banhs de Tredos

El domingo 29, de Diciembre (y ya llevamos exactamente un año de retraso en las entradas del blog), después de haber hecho senderismo por las Minas Victorias, habíamos contratado una actividad con una empresa de «Aventuras», «Aran Experience«; y de todas las que nos propusieron de su catálogo cogimos la excursión en motos de nieve hasta el Banhs de Tredos; aunque dado que el 2019 fue un año escaso de nieves, las rutas las habían cambiado un poco.

Madrugamos bastante, y cogimos la carretera, avanzado en dirección hacia Baqueira (donde están las pistas de esquí); para desviarnos a la derecha Salardú, donde avanzamos unos pocos kilómetros hasta dejar el coche en un parking donde nos recogieron un poco más tarde para subir hasta el hotel/balneario de Banhs de Tredos. Aunque nosotros habíamos hecho prácticas con las cadenas de nieve en el coche, la furgoneta que nos recogió tenía neumáticos de nieve, más cómodos para subir directamente hasta el balneario.

Esperamos un poco hasta que llegaron el resto de excursionistas; el hotel balneario está en un sitio idílico: junto a un pequeño arroyo rodeado de altas montañas nevadas; después de tomarnos un café para atemperar el cuerpo; salimos a buscar las motos de nieve. Aprendimos que las motos de nieve son fáciles de conducir y no tienen nada que ver con la conducción ni de un coche ni de una moto. Además tiene un freno motor muy fuerte y un freno contundente.

Y una vez aprendimos los rudimentos; empezamos la marcha; en este 2019 como ha nevado poco, en vez de subir desde el valle hasta el balneario, la ruta en moto partiría desde el Balneario hasta por un camino que nos llevaba buscando el refugio de Colomers, para cruzar el parque natural y que finalmente desemboca en el Valle de Bohí; cruzando picos de más de 3000 metros de altitud.

Al final hicimos unos 7 ó 10 km. hasta que paramos en una explanada donde nos bajamos para hacernos unas fotografías, mientras el monitor le daba las vueltas a las motos, para luego deshacer el camino y volvernos hasta el Balneario.

Cuando regresamos; aún era temprano para almorzar; así que para hacer tiempo nos pusimos unas raquetas y anduvimos un rato por la zona, siguiendo el arroyo aguas arriba, viendo unas cascadas.

Cascadas con Nieve en los Pirineos. Valle de Arán

Después de andar unos 45 minutos nos dimos la vuelta; viendo a unos muchachos tirándose en trineo de nieve también por la zona; antes de volver al Balneario-Hotel para la hora del almuerzo, donde pudimos disfrutar de platos típicos de la zona: La Olla Aranesa; un juego de patés y un buen pedazo de carne acompañado por un buen vino para reponer las fuerzas que habíamos gastado durante todo el día de andurretear por los Pirineos.

Ya casi atardeciendo nos bajaron a recoger el coche, y con la barriga llena decidimos ir a visitar algunos pueblos del Valle de Arán; empezando por Betrén; para luego ir hasta Salardú, donde visitamos la Iglesia de San Andrés, románica:

Iglesia románica de San Andrés de Salardú

donde tenían expuesto el Cristo de Salardú; una talla románica del siglo XII – XIII, y con las pinturas polícromas de la época en muy buen estado de conservación. Realmente increíble:

Cristo de Salardú Cristo de Salardú. Detalle de las imágenes polícromas Románicas. Cristo de Salardú. Detalle de las imágenes polícromas Románicas.

Desde allí nos fuimos a Artiés; pero la iglesia ya estaba cerrada, así que la vimos por fuera y luego dimos una vuelta por el pueblo, contemplando la animada vida nocturna del pueblo; antes ya de volvernos a la casa para descansar: Al día siguiente iba a tocar otro día de senderismo y arte.