Mi Blog

Blog personal de José Ramón Martínez Pérez.

1 octubre, 2010
por admin
2 comentarios

Lustrum

Lustrum
El último libro que me terminé de leer en Dresde fue «Lustrum», de Robert Harris. Robert Harris es un escritor inglés y sus novelas más conocidas son históricas o de ficción, muchas veces historia ficción.
Lustrum es una novela histórica, centrada en la época tardo republicana. El narrador de la novela es Tiro, un esclavo griego (luego liberto), de Cicerón. Tiro nos cuenta el año como consul de Cicerón, y los años posteriores, la vuelta de Pompeyo. Una época interesante, con muchas tensiones políticas, luchas de poder, que años después terminarían en las numerosas guerras civiles que acabaron con la república romana.
Cicerón, fue un gran orador, senador y que llegó a consul, en una época en la que el senado romano estaba dividido en numerosas facciones, contando historias de como Cicerón salvó la República al descubrir un complot para tomar la ciudad y acabar con el Senado; César y su ambigua posición, la vuelta del victorioso Pompeyo, casos de corrupción que salpican a Cicerón, juicios, ajusticiamientos, una interesante historia sobre política, que aunque inspirada en la época romana, parece más actual que nunca.

1 octubre, 2010
por admin
Sin comentarios

¿Ya?

Vista aérea de Dresde
El día 28, martes, fue el día de mi vuelta de Dresde, con el trabajo fin de máster terminado y bajo el hombro, confirmada la fecha con el Instituto Fraunhofer para salir dos días antes, sabiendo lo de la huelga del 29, evitando así posibles problemas. El domingo aproveché para limpiar la habitación ara poder dejarla el martes sin ninguna sorpresa. El martes 28 tenía el vuelo a las dos de la mediodía, así, que pese a ello, tuve que pasarme por el Instituto Fraunofer para terminar de firmar unos papeles para confirmar la finalización del periodo en el Fraunhofer, documentos que aseguran que entregaba todas las tarjetas personales, los documentos, etc. Para acelerar el proceso lo que hice fue pasarme directamente por el aeropuerto, facturar la maleta y luego algo más ligero de equipaje (sólo el de mano), me pasé por el Instituto para firmar todos los documentos.
Después me volví para el aeropuerto, pasé el control de acceso y a esperar el avión de Lufthansa. El avión llegó con 10 minutos de retraso y salimos para Frankfurt. En el aeropuerto de Frankfurt tuve que correr bastante, para poder llegar a tiempo a coger el siguiente vuelo, con destino a Barcelona.
Allí tuve que esperar tres horas, hasta que a las 9 salió el vuelo condestino a Málaga, donde ya me recogieron para volver a Martos, 6 meses después de salir de Martos. Todo parece que ha pasado en un abrir y cerrar de ojos…