Mi Blog

Blog personal de José Ramón Martínez Pérez.

31 enero, 2012
por admin
1 comentario

El Martillo de Dios

El Martillo de Dios
Otro libro que compré en Librería Alcaná fue «El Martillo de Dios«, de Arthur C. Clarke, el autor de «Cita con Rama«, o «2001«.
Es una de las últimas novelas del autor inglés, del año 1993, que tal y como comenta en su biografía, un escritor con una sólida base científica y que trabajó en rádares durante la II Guerra Mundial, y uno de los mayores exponentes de la ciencia ficción «dura».
En esta novela la humanidad ha establecido colonias en la Luna, en Marte y en algunos satélites del Sistema Solar. Muchos de los problemas de la humanidad han quedado atrás: No existe el comunismo ni el capitalismo, grandes avances en ingenería genétíca que hacen que los hombres alcancen los 100 años en muy buenas condiciones, fusión fría, «reciclaje» de los alimentos, planificación familiar,…
La novela cuenta la llegada de un meteorito desde el cinturón de Kuiper, Kali (llamado así por la diosa de la destrucción hindú) en órbita en torno al Sol y en colisión directa con la Tierra. Diferentes personajes participan en la narración: Políticos encargados del programa de vigilancia de meteoritos, físicos eminentes, y el capitán Robert Singh, protagonista de la novela y el capitán de una gigantesca nave de carga interplanetaria dedicada en exclusiva al programa de vigilancia espacial.
Una entretenida novela, muy amena y fácil de leer, corta y que nos hace pensar en muchos avances por venir de la ciencia. Lo malo: lo difícil que es conseguir la novela.

31 enero, 2012
por admin
Sin comentarios

Misión Imposible 4

Cartel de la película
Este fin de semana pusieron en el Teatro de Martos «Misión Imposible 4, Protocolo Fantasma», la que por el momento es la última película de la saga, y en la que curiosamente no repite ningúno de los actores de las anteriores entregas.
Protagonizada por Tom Cruise en el papel del agente Ethan Hunt y dirigida por Brad Bird.
En esta entrega Hunt está preso en una carcel rusa de la que es ayudado por dos agentes para escapar.
En esta nueva misión, tienen que investigar el asesinato de un agente que portaba unos códigos rusos. Investigando y tirando del hilo llegan a la pista de Kurt Hendricks (Michael Nyqvist – Los Hombres que no amaban a las Mujeres), un profesor noruego decidido a poner la paz en el mundo a base de iniciar una guerra nuclear entre los Estados Unidos y Rusia.
Un argumento más propio de películas de hace 20 años que ahora, una de las últimas características de las películas de Cruise es que da igual el título: El contenido es siempre el mismo. Mucha acción, y muchos golpes, saltos imposibles.
Lo mejor de la película: Los coches (y prototipos) que saca BMW.
Entrada

30 enero, 2012
por admin
1 comentario

Un sello espacial

Sello Apolo-Soyuz
El otro día me llegó una postal desde Postcrossing de Estados Unidos con un sello muy interesante: Está dedicado a la misión conjunta americano-soviética «Apolo – Soyuz» del año 1975.
Una interesante e importante misión espacial que supuso una descarga de tensión en la Guerra Fría.
El sello en cuestión es del mismo año de la misión, 1975, y tiene un valor de 10 centavos, y por lo que se ve, sigue estando en vigor. Un sello con mucha historia.

29 enero, 2012
por admin
1 comentario

La Mella

La Mella
Estas Navidades, otra salida que hice con la bicicleta de montaña fue «La Mella»: Cuando se va por la autovía de Martos a Jaén y se baja la cuesta del Río Regordillo, las sierras que quedan a la derecha, unos picachos que sobresalen de un pinar, eso es la Mella.
Así que después de buscar un poco en wikiloc, en seguida encontré un par de rutas para poder llegar hasta allí comodamente.
Salí de Martos por la carretera de Jamilena, acortando por la ermita de Torredelcampo y la cantera de Holcim, para llegar hasta el Megatín lo antes posible. Desde allí continué hasta entrar en la urbanización del Pilar de los Potros y cogí los senderos del Neveral. Hacia la mitad de la pinada aparece un sendero que si se sigue, nos lleva hasta los picos desde los que se puede ver la autovía y una pequeña parte de Jaén.
Continuando por este sendero, se sale de la pinada, y continuando por un pequeño camino a bastante altitud y llaneando se llega hasta una pequeña casa en medio de la nada, desde la que por fin se puede disfrutar de unas bonitas vistas del casco antiguo de Jaén y del Castillo de Santa Catalina; además desde un punto bastante elevado.
Desde esta casa surge un carril que haciendo bastantes eses llega hasta Jaén, así que para volver nada más fácil que cruzar la ciudad y coger la Vía Verde para volver hasta Martos.
Al final, 53 km. en 3 horas y 20 minutos, con 1100 metros de desnivel total y 1100 kilocalorías gastadas. Un paseíllo con unas vistas impresionantes. Como siempre, el track completo está en wikiloc.

28 enero, 2012
por admin
Sin comentarios

Lo que el Tiempo se Llevó

Lo que el Tiempo se Llevó
Esta semana terminé de leerme «Lo que el Tiempo se Llevó», un libro que compré en «Libros Alcaná«, especializados en libros antiguos y descatalogados.
Escrita por Ward Moore en 1955, es una novela de ciencia-ficción ucrónica: Hodge Backmaker es un joven de un pequeño pueblo de los Estados Unidos a finales de los años 20, pero en unos Estados Unidos muy diferentes a los que conocemos hoy en día: Los Estados Unidos perdieron la guerra civil frente a los Confederados, que son los que controlan el continente. La esclavitud encubierta existe en los dos países, pero el progreso económico sólo está en el sur. Los Estados Unidos son pobres y sin desarrollar, con mucho paro y unas condiciones de vida muy difíciles. La tecnología es diferente: No existen aviones ni coches, la política también: Existen el imperio alemán, el francés gobernado por Napoleón IV, el español o el inglés.
En este complicado ambiente, Hodge decide viajar a Nueva York para escapar de la pobreza y tener más posibilidades. Allí comienza a conocer al gran ejército, un ejército clandestino, que lucha por lo que elllos piensan son los intereses de los Estados Unidos frente a las ingerencias de las potencias extranjeras.
Hodge, cansado de una vida sin futuro, entra en contacto con Bárbara, una joven chica, representante de una comunidad de científicos que viven en el interior del país de una forma un tanto ascética, donde, como una especie de universidad libre, los profesores y estidiosos viven y trabajan por su subsistencia y a su libre albedrío. Allí tiene la ocasión de formarse como historiador, y la ocasión de probar una nueva máquina que desarrollan: Una máquina del tiempo, decidiendo viajar a su época favorita: La Guerra Civil.
Una novela entretenida, fácil de leer, y relativamente amena, quizás no muy corriente y con una temática muy particular; no la mejor ucronía que he leído, pero no está mal.