Mi Blog

Blog personal de José Ramón Martínez Pérez.

Cinema Paradiso

| Sin comentarios

Cartel de la película Cinema Paradiso

Con la reciente muerte del gran músico Ennio Morricone; han emitido en la televisión una de las películas en las que participó en su banda sonora: la italiana de 1988 «Cinema Paradiso». Dirigida por el siciliano Giuseppe Tornatore; cuenta la historia de Totó; al que vemos en la actialidad conduciendo un lujoso coche; en un buen piso en Roma junto a una joven en la cama; al que le dan el aviso de una llamada de su madre para anunciarle la muerte de Alfredo.

Todo parece derrumbarse y en un gran viaje al pasado llegamos hasta la Sicilia de la pos-Guerra. Pobreza y destrucción y gente que intenta sobrevivir con sus menguados recursos; en ese ambiente creció Totó; un huérfano de guerra (su padre murió en la guerra en Rusia). El único entretenimiento del pueblo es el cine; que Totó empieza a frecuentar; primero incordiando a Alfredo; el operador de cámara; pero poco a poco esa relación se va dulcificando y Alfredo comienza a ver a Totó como el hijo que nunca tuvo; pese a las regañinas de su madre.

Todo cambia un día en que hay un incendio en la cámara de proyección del cine; y el celuloide; un material altamente inflamable le explota a Alfredo en la cara; dejándolo ciego y siendo salvado por le pequeño Totó que lo arrastra como puede escaleras abajo; substituyéndolo a partir de entonces como operador. Ahí vamos viendo su paso por la adolescencia y los primeros amores en la escuela; hasta que llega la hora de irse al servicio militar; para volver y encontrarse un pueblo cambiado y que el mismo Alfredo se encarga de recordarle una y mil veces que no vuelva y que se labre una carrera en Roma o en alguna ciudad más desarrollada.

Una película que aunque rodada en Sicilia; se asemeja en gran medida a la España de la época: la magia del cine capaz de transportar a las pobres gentes a mundos oníricos maravillosos y fantásticos; donde poder reírse y olvidarse de las miserias de la vida del día a día de un país que se reconstruía de la terrible guerra. Una guerra que aún ha dejado profundas heridas; emigrantes a Alemania; jornaleros sin trabajo; todo extrañamente similar a la España de la época; pese a la distancia. Una película maravillosa, un salto en el tiempo a una época donde todo era más sencillo y complicado a la vez.

Deja un comentario

Los campos requeridos estan marcados con *.