Mi Blog

Blog personal de José Ramón Martínez Pérez.

Alemania y sus pecularidades: Las botellas y los «pfands»

| 2 comentarios

P8148392
En la vida diaria hay muchas cosas curiosas en Alemania: Una de ellas son los «pfands» que aplican a las botellas.
Esto del pfand es la versión alemana de «cascos retornables», por lo visto aquí hasta hace tiempo no se devolvían las botellas de cristal ni nada parecido, así que aprobaron una ley (para los alemanes si no hay una norma, les haces polvo) por la cual las botellas (tanto de cristal como de plástico) tienen un pfand, o sea cuando compras una botella pagas algo por el casco y cuando la devuelves te devuelven ese dinero. De hecho hace tiempo leí que algunos supermercados estaban ganando muchísimo dinero por las botellas que no se devolvían porque se quedaban con el pfand correspondiente.
En muchos sitios como los supermercados o en el comedor universitario (la Mensa) hay máquinas automáticas: metes la botella y te devuelve tu pfand, como la de la fotografía, en otros supermercados directamente, la cajera te coge las botellas y te devuelve el dinero (o te hace el descuento en la compra). En fin, bastante curioso.
Lo cual tiene su parte de negocio para el particular: si alguien se olvida su pfand, lo puedes devolver con tranquilidad y te quedas tú con el dinero.
En las casas utilizan algo similar: tienen cuatro bolsas de basuras, cada una de un color para ir tirando los residuos por separado, aunque yo esto todavía no me lo he aprendido, sé que está el cristal, el cartón, la materia orgánica y otro cuarto.
Me parece que en España se está metiendo algo parecido, aunque para cuando funcione ya habrá salido otra forma de reciclar.
Y es que estos alemanes están muy concienciados con eso de cuidar el medio ambiente y la reutilización de recursos.

2 comentarios

  1. Pues yo tengo un vago recuerdo de un supermercado en el Zaidín (Granada), un Dani, concretamente, hace ¿15 o 20 años? Mi abuela compraba botellas de «vino sin alcohol» Julugo (lo siguen vendiendo, creo), y botellas de leche de cristal PULEVA (estas ya no las hacen, aquellas de cuello gordo), y otras…

    Había una máquina, bastante más cutre que la que se ve en la foto en la que se ponían las botellas en algo así como una cinta de goma negra, iban entrando, y te daba una moneda de ¿cinco duros? por cada envase. Supongo que el concepto era el mismo que el que comentas.

    Esto sería por el año 1985, más o menos… ¿alguien se acuerda?

    En aquel tiempo (y creo que bastante después) las botellas de cocacolas y similares de los bares eran retornables. LO que me recuerda a una peli también ambientada en Alemania: Uno, Dos, Tres… :)) El problema (no el fundamental, claro) allí era que la Cocacola sí traspasaba fronteras (hacia el este), ?pero los cascos no venían de vuelta! Lo mismo la máquina esta y los pfands tienen alguna reminiscencia pasada con aquello 🙂

  2. Si, yo me acuerdo cuando era pequeño en Martos de llevar los cascos al supermercado, aunque creo que ya no se hace.

Deja un comentario

Los campos requeridos estan marcados con *.