Mi Blog

Blog personal de José Ramón Martínez Pérez.

30 mayo, 2009
por admin
1 comentario

Barbacoa en Granada

P1010554
El sábado pasado Repiso organizó una barbacoa en su casa, para juntarnos a varios de los ex-compañeros del Cisneros que hace algún tiempo que nos vemos.
Aprovechando que el sábado amaneció en Martos con buen tiempo y el tiempo parecía que no iba a empeorar mucho, decidí ir en moto a Granada, que hay que aprovecharla y hacerle kilómetros.
Sobre las 12 llegué a casa de Repiso, y después de dar alguna que otra vuelta, conseguí aparcar justo debajo de la ventana de su piso, para tener la moto vigilada.
Allí estaban ya esperando viejas glorias del Cisneros: Jesús, el Trole, Pedrito, Manuel Senés y Gaspar, que buenos recuerdos.
Y entre los aperitivos que había preparado la famosa tortilla con pimientos de Repiso y unas croquetas.
Había pasado bastante calor al callejear por Granada, así que llegué con una sudada considerable, por lo que me pegué una ducha y Repiso me sorprendió con la ropa que me prestó… La camiseta no tenía precio…
Al poco siguieron llegando más gente: Emilio con Arturo y José Alberto, por supuesto.
Entre los platos estrellas que nos prepararon Repiso y Jesús estaban gambas a la plancha y chuletillas de cordero. De postre, Jesús nos había preparado algo muy especial: los helados que tenían en el Cisneros.
Después de comer y recoger, empezaron a preparar el Pochamatic, vamos que se pusieron a jugar a la Pocha.
Por desgracia, el tiempo empezó a cambiar y a nublarse con rapidez y además viento, por lo que amenazaba tormenta y decidí volverme antes de que la cosa se pusiera peor, aunque eso no me salvó de que me lloviera un poco al salir de Granada, pero nada grave, y con la ropa de la moto ni siquiera me enteré.
Al final, al llegar a Martos, 237,7 km., en el día y 2412 km. en total.
La verdad es que fue una lástima que me tuviera que volver tan temprano, para una vez que quedamos para vernos los antiguos compañeros del Colegio Mayor… A ver si hay suerte y nos volvemos a juntar pronto.

30 mayo, 2009
por admin
2 comentarios

Por carriles desde la Venta Pantalones hasta las Casillas

P5235124
El sábado pasado volví a salir con la bicicleta con Joaquín, en la que parece que va a convertirse en la salida montañera de los sábados. No teníamos muy claro dónde ir, aunque yo tenía tres o cuatros sitios que teía ganas de ir. Cogimos la vía verde en dirección hacia Alcaudete y al poco de salir empezó a chispearnos sin fuerza. Llegamos a la altura de la cueva de los Borreros, y decidimos ir a explorar, a ver que hay en esa zona donde están los pinos, así que después de subir por el olivar, en efecto, vimos la entrada a una cueva, o algo así; luego para abajo, vuelta a la vía verde.
Continuamos hasta la estación de Vado Jaén, y seguimos para alante buscando la Venta de Pantalones; llegamos a un carril que tenía pinta de salir a la carretera antigua de Alcaudete, y por allí nos metimos, aunque resultó ser un paso de tractores que no era muy bueno para el paso de bicicletas, entre eso y la lluvia, la bicicleta empezaba a coger barro. Ya se estaba convirtiendo en una bicicleta de montaña auténtica.
Nos confundimos al meternos por un carril que no iba a cruzar el río Víboras, así que nos dimos la vuelta, nos fuimos por la carretera hasta llegar a la Venta Pantalones y coger el primer carril que sale a mano izquierda después del pueblo: Es un carril que discurre paralelo al río Víboras, dejando toda la sierra Ahíllos por encima de él.
El carril no es difícil, muy sencillo, con cuestas suaves y no son largas, y sobre todo con unas vistas de la sierra, del Castillo Víboras, del Pantano y de las Casillas de envidia, son sitios a los que normalmente no estamos acostumbrados a ir.
El carril sale un poco por encima del pantano, así que nos fuimos a Las Casillas a tomarnos algo fresquito, para coger un poco de fuerzas para volvernos a Martos. Paramos en el Mendoza.
Y luego, por la carretera, no teníamos ganas de complicarnos más la vida buscando carriles para llegar a Martos, la cuesta Puri, la cuesta del Salado y ya llegamos a Martos.
Al final 46,18 km. en 3 horas, ascensión total acumulada de 690 metros y 1600 kilocalorías.