Mi Blog

Blog personal de José Ramón Martínez Pérez.

3 junio, 2008
por admin
7 comentarios

VI Subida a la Pandera con Adsur

P6017137
El domingo como estaba planeado fue la VI Subida a la Pandera organizada por Adsur.
Aunque la noche anterior estuvo lloviendo, afortunadamente amaneció sin nubes y la carretera secas, así a las 9:20 estaa José María en casa y rumbo al Castillo de Locubín. Allí llegamos sobrados de tiempo para hacer la inscripción y esperar a que llegaran los ciclistas que estaban participando en la marcha larga que partió desde Los Villares, pasó por Martos y llegó hasta el Castillo de Locubín.
Cuando nos juntamos todos, salimos en dirección a Valdepeñas, la distancia que hay entre los dos pueblos es de 17 kilómetros, aunque hay un puerto bastante largo, de unos 11 kilómetros, y desde luego con unos paisajes y unas vistas increíbles. Es todo eso de «Jaén paraíso interior». Incluso se veía Martos, aunque a una distancia más que considerable. A ver si voy otro día «con menos prisas» y me da tiempo de echar alguna fotografía.
Al llegar a Valdepeñas fue gracioso porque estaba medio pueblo en la calle aplaudiendo a los ciclistas que pasaban, se ve que se pensaban que era la vuelta a España o algo así, desde luego si supieran que era un matao…
Después subimos la cuesta que hay desde Valdepeñas hasta la carretera de la Pandera, y… «Bienvenidos al Infierno», comienza la Pandera, así que poca cosa queadaba ya, salvo tomarse las cosas con tranquilidad y sin prisas, así que poco a poco a subir las rampas.
En la bajada me pillaron, y vuelta a la civilización. Buena bajada la de la Pandera aunque hay que tener cuidado para no salirse de la carretera y no calentar mucho las llantas. La comida era en Los Villares así que de nuevo bajada a Los Villares, por la tan bien conocida carretera. Llegamos a Los Villares, fuimos al parque donde había sido la salida, y nos fuimos a un hotel que está en la carretera de Jaén a comer. Después fue también la entrega de premios, y regalos para todos los participantes: Un bote para inflar las bicicletas (y creo que para arreglar pinchazos, algo raro).
Y después, la organización nos puso un autobús para ir desde Los Villares hasta el Castillo y vuelta a casa con las bicicletas en el maletero. ?Vaya palizón! En total 57,6 km. en 3 horas y 45 minutos.