Feeds:
Anotaciones
Comentarios

LOS HOMBRES QUE NO AMABAN A LAS MUJERES
Esta semana terminé de leerme «Los Hombres que no Amaban a las Mujeres«, un libro que se ha convertido en un best-seller, del escritor sueco Stieg Larsson. Es el primer libro de una trilogía que ya ha sido publicada íntegra en España.
Los protagonistas de la novela son Mikael Blomkvist un periodista desacreditado por una trampa que le tendió un empresario, Wennerstrím, y por el que incluso tiene que ir a parar la cárcel. Justo cuando estalla todo este escándalo, Mikael decide quitarse de enmedio cuando le surge una oportunidad: Un trabajo para un anciano y rico empresario: Henrik Vanger, que quiere contratar a Mikael para que investigue para él la extraña desaparición de su sobrina acaecida hace 40 años, si bien la tapadera es que Mikael va a escribir un libro sobre la historia de la familia Vanger.
Conforme la investigación avanza, descubren nuevas pistas para la investigación, aunque destapa todos los trapos sucios de la familia de varias generacione.
Pero Mikael no estará sólo: contará con la ayuda de Lisbeth Salander, una chica superdotada, inadaptada socialmente, y bajo tutela del estado, aunque hacker, lo que le permite trabajar como «informadora»: recopilando informaciones sobre sujetos como investigadora privada.
Toda (o casi toda) la novela se desarrolla en Suecia, retratando, a mi juicio la sociedad y la economía sueca, tan diferente a la española: Un país grande pero con poca población, un nivel de vida alto, y con uno de los mayores índices de desarrollo del planeta.
La novela es fácil y rápida de leer, si bien no me ha llegado a enganchar como otras novelas, entretiene.
Por cierto, JJ también puso su comentario sobre esta novela.

5 respuestas a “Los Hombres que no Amaban a las Mujeres”

  1. 21 Jul 2009 a las 09:55 JJ

    Es que tarda en pillar el ritmo unas doscientas páginas, hasta que de verdad empiezan a pasar cosas. Todas las novelas de la serie son bastante periodísticas, es decir, tratan de contar todo con nombres y apellidos y lugares, lo que a veces lastra un poco el ritmo. Para mi, de todas formas, la segunda es la mejor, la tercera una decepción.

  2. 23 Jul 2009 a las 00:47 josera

    Sí, el principio es un poco más lento, y llega muy pronto también al culmen de la novela, teniendo un final un poco largo y algo carente de acción.

  3. […] Ayer terminé de leerme la segunda novela de la trilogía Millenium de Stieg Larsson, “La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina”, la continuación de “Los hombres que no amaban a las mujeres“. En esta novela, Lisbeth ha decidido estar un año sabático, después de todos los acontecimientos de la primera novela, que dicho sea de paso, la han convertido en millonaria. Así que después de romper con Mikael, decide poner tierra de por medio y recorrer buena parte del mundo y estar algún tiempo en Granada, aunque al final la tierra le tira, no puede combatir contra la morriña y decide volverse a Suecia. Mikael por su parte sigue trabajando como periodista y una vez recuperado el crédito perdido, vuelve a ser un periodista de éxito. Esta vez le es ofrecido un caso sobre trata de blancas en Suecia por parte de una pareja: Ella trabajando en su doctorado y él periodista también. La revista decide publicar el libro y los artículos del chico, por lo que le prestan todo su apoyo. En estas están cuando la pareja aparece muerta, la policía manteniendo que Lisbeth es la asesina, y Mikael creyendo que el trasfondo del asesinato recae en el contenido del libro: algún mafioso de los que se dedican a la trata de blancas. Todo el resto del libro se centra en las investigaciones que van haciendo todos los personajes del libro sobre Lisbeth: desde su infancia hasta la época más reciente, a través de informes psicológicos, testimonios de amigos y conocidos, revelando poco a poco la historia de Lisbeth, alguna conocida y otra no conocida (todo lo malo). Entre los malos, siempre aparece el misterioro personaje de “Zala”, que poco a poco irá siendo descubierto, teniendo un papel importante en la trama final de la novela. El comienzo de esta novela explica el porqué del descafeinado final de la primera, y al poco entra enseguida en acción, aunque si bien, muchas veces se pierde un poco repitiendo la historia de Lisbeth desde distintos puntos de vista que va encontrando la policía y Mikael en su investigación. La novela no tiene un final cerrado, la novela termina en medio de una acción, obligando así a empezar a leer el tercer volumen de la trilogía para saber como termina exactamente éste. En definitiva, una novela parecida a la primera, fácil de leer, te engancha, y rápida, aunque ahora que la he terminado me parece que tiene menos acción que la primera. Habrá que ir buscando la tercera parte. […]

  4. […] Aprovechando estos días de tranquilidad y reposo que me brinda la gripe, estuve viendo esta película, preparándome, antes de ver la segunda parte que ya está en los cines. Como es de esperar, la película se basa en la novela del mismo título de Stieg Larsson. La película aprovecha el boom de la novela y es una de las películas suecas de más éxito en los últimos años. El argumento es el mismo que el del libro: El periodista Mikel Blomkvist tiene que ir a la cárcel por un mal artículo que publicó sobre Wennerstrím, pero justo antes de ir a cumplir la pena, el empresario jubilado Henrik Vanger decide contratarlo para que investigue la muerte de su sobrina Harriet. En el transcurso de la investigación, descubre a Lisbeth y decide pedirle ayuda. La novela es algo larga para una película de dos horas, por lo cual en la adaptación, gran parte de los “detalles” se han perdido, haciendo que toda la trama transcurra muy rápida y desapareciendo personajes (por ejemplo la hija de Mikel) o acciones no trascendentales. En relación con esto coincido con la crítica que hicieron en microsiervos. La gente que ha leído el libro y ve esta película, sabe que va a ocurrir, por qué, de dónde viene esa acción y que va a pasar a continuación, por lo cual la interpretación de la película por alguien que no haya leído la novela tiene que ser muy diferente. Aunque sin lugar a dudas, siendo una película sueca, siempre es interesante ver cine de este lado del Atlántico que triunfa en las pantallas, otra forma de reflejar la sociedad y los problemas que ésta tiene. Entre los actores que figuran en la película, creo que ninguno es muy conocido en España, pero sí que me ha resultado curioso saber que el la actriz que interpreta a Lisbeth, Noomi Rapace es de padre español (y dos años mayor que yo). […]

  5. 05 Dic 2009 a las 18:04 lizquies

    Coincido contigo y con alguno de los comentarios aquí escritos, la primera parte es lenta y llena de nombres y lugares que no siempre son facilmente pronunciables, per luego los acontecimientos se desencadenan y uno no puede parar de leer.

    Sin ser una gran novela, tiene algo que ha permitido que mucha gente vuelva a leer

Trackback URI | Sindicación RSS

Dejar una respuesta