Mi Blog

Blog personal de José Ramón Martínez Pérez.

10 diciembre, 2005
por admin
4 comentarios

msn no se entera


Pues eso, a la vista del correo que he recibido de msn sobre mi cuenta de hotmail, diciendo que se está aproximando peligrosamente a los 2 MB y que voy a perder los correos que me manden…
Se ve que esta gente todavía no se ha enterado que desde hace algún tiempo ellos mismos dan 250 MB.
Menos mal que no utilizo el correo de hotmail y que sólo lo tengo para los correos estos de cadenas (estos de chistes) que me mandan los amigos.
Ahora eso sí, si me subscribo al servicio de pago, ?me dan 100 MB!, eso significa que si pago ¿me reducen de los 250 MB actuales a 100 MB? je, je, je
En fin, que follón, menos mal que utilizo mi cuenta de gmail que va fenómena. Por cierto, si alguien quiere invitaciones que las pida.

10 diciembre, 2005
por admin
2 comentarios

Lentejas y Oberwaldhaus


Ayer me llevé una sorpresa agradable en la Mensa cuando fui a comer: Tenían lentejas, aunque claro, no eran lentejas como las de España: En España cuando haces unas lentejas se le echa o chorizo o morcilla ¿no? En Alemania, ¿qué es lo normal que le echen? Claro, salchichas, tal y como se puede apreciar en la fotografía. Pero vamos que al final estaban buenas y todo.
La verdad es que los primeros días que iba y veía ese plato con esas salchichas no las asociaba con lentejas, creía que era una sopa, o algo, y no me había atrevido a probarlo, pero el otro día me comentó un amigo (Jordi) que sí, que eran lentejas y estaban buenas, y a mí, que me gusta utilizar la cuchara, dicho y hecho, el siguiente día que las pusieron cayeron.
Luego vino el postre, y la verdad es que por la originalidad de la forma que le dieron, se merecía una fotografía ¿no? Es chocolate relleno de crema y no estaba malo, aunque a primera vista no entra por el ojo. ?Estos alemanes…!
Después de comer, Rubén me comentó que quería ir a Oberwaldhaus, que es una casa-restaurante que está en el bosque (como su nombre indica, más o menos), donde hay un lago y por lo visto cuando hace buen tiempo es como la playa para la gente de Darmstadt («El que no se consuela es porque no quiere»), que son las dos últimas imágenes del collage.
Allí estuvimos dando una vuelta, le dimos una vuelta al lago, vimos el bosque que lo rodea, todo verde, bueno, ya no porque ha llegado el otoño y los árboles han perdido la hoja, pero vamos que los paisajes que hay por aquí no son los que hay por España, y es lo que me comentaba Rubén, aquí coges un autobús urbano y te deja en un bosque, con lago y todo, en España sería más difícil.
Luego vuelta a la civilización e ir a comprar la comida para el fin de semana.
Por cierto, las fotografías son de la cámara de Rubén, porque la mía sigue un poco indispuestas, aunque ha empezado a dar algunas señales de vida, veremos a ver si podemos salvar a la paciente.